10 razones para decir no a las reválidas

La Plataforma por la Escuela Pública de Soria presenta en los centros modelos de documentos para objetar a las reválidas.

Las normativa (Orden EDU/292/2018, de 14 de marzo) no establece la obligatoriedad de la realización de las reválidas por parte del alumnado. No son vinculantes ni tienen efectos curriculares. Además de innecesarias para el desarrollo educativo del alumnado, es el equipo educativo el que ya realiza la evaluación, con rigor y profesionalidad a lo largo de todo el curso.

Reválidas de 3º de Primaria, son censales y se celebrarán los días 6 y 7 de junio.

Reválidas de 6º de Primaria, son muestrales y se celebrarán los días 24 y 25 de mayo.

Reválidas de 4º de la ESO son muestrales, pendientes de fecha. (formato doc)

PEP-Soria-

Revalida

 10 razones para decir NO a las “reválidas” de 3º y 6º de primaria y 4º de ESO

Las pruebas externas de 3º y 6º de Primaria y la de 4º de ESO, implantadas con la Ley Orgánica para la Mejora de Calidad Educativa, tienen como objetivo “detectar a tiempo aquellos alumnos con dificultades en el aprendizaje”, según explica el Ministerio de Educación. Sin embargo, detrás de estas palabras, presuntamente bienintencionadas, se esconden unos criterios de aplicación incoherentes con la finalidad pretendida.

En este contexto, desde la Plataforma por la Escuela Pública de Soria nos proponemos decir ‘NO’ a la evaluación externa como una forma de protesta contundente ante una ley que atenta contra la Escuela Pública, democrática, laica, inclusiva y cohesionadora, y también porque consideramos que estos exámenes provocarán efectos perversos en el sistema educativo. Estos son las 10 razones para decir NO a las “reválidas”:

 1.- Rankings

El espíritu de la LOMCE es hacer públicos los resultados y en función de las calificaciones obtenidas establecer rankings de centros. El reciente estudio de la Fundación Bofill “Equidad y resultados educativos. Una mirada a partir de PISA 2012”, publicado el pasado mes de febrero, puso de manifiesto que las diferencias en el rendimiento de los alumnos son inexistentes entre centros públicos y privados, y que de hecho, están directamente ligadas al entorno socioeconómico de del alumnado. Por tanto, los rankings penalizarán escuelas que hacen, con esfuerzo, muy buen trabajo en entornos con graves dificultades y que, con este tipo de políticas regresivas, serán condenados a la muerte o la marginación.

2.-Neutralización

Estos exámenes se hacen, como es el caso de 3º de Primaria, a una edad temprana y sólo evalúan dos materias, matemáticas y lengua, de todas las que componen las áreas curriculares. Por lo tanto, pueden penalizar los centros que apuestan por proyectos educativos que respetan los diferentes ritmos de aprendizaje de los alumnos y que aplican sus currículos en función de las inteligencias múltiples.

Este tipo de pruebas externas, por tanto, son uno de los instrumentos de la ley para neutralizar otros modelos posibles de escuela, de currículo y de evaluación, imponiendo una hegemonía única que entiende la educación como una carrera agotadora de exámenes, notas, materias y obstáculos.

3.-Selección temprana

La ley no prevé partidas presupuestarias destinadas a paliar los problemas que estas pruebas puedan detectar. En este contexto de políticas regresivas, estos exámenes también promueven la selección temprana entre “alumnos buenos” y “malos”, a fin de poder ir derivando los “malos” hacia trayectorias adaptadas como, a partir de segundo de ESO, la llamada Formación Profesional Básica.

Además, las pruebas de 3º de Primaria no son pruebas de competencias, porque en ningún caso evalúan el pensamiento propio, la iniciativa personal o la creatividad.

4.-Involución

Con la implementación de estos exámenes, corremos el riesgo de que en aquellos cursos donde se tienen que realizar las pruebas se conviertan en cursos donde se focalice el esfuerzo en la enseñanza de matemáticas, lengua o ciencias, en detrimento de otras áreas igualmente vitales para su desarrollo.

A la vez, también existe el peligro de que se acabe adiestrando al alumnado para superar pruebas tipo test estandarizadas, en detrimento de todo lo que tenga que ver con promover habilidades de desarrollo de pensamiento crítico, indagación, innovación, reflexión, evaluación y aprendizaje autónomo, etc.

5.- Competencia

Los exámenes externos -los cuales, insistimos, se llevarán a cabo en un escenario de recortes que están dañando gravemente las estructuras que garantizan una Escuela Pública de calidad que ofrezca igualdad de oportunidades para todos- también están pensados para erosionar la cooperación entre las escuelas de un mismo territorio, ya que los rankings, sin tener en cuenta sus perversidades, se convertirán en determinantes a la hora de elegir centro. En este sentido la privada concertada ya ha entrado en el juego sucio.

6.- Desconfianza y control

Estas pruebas cuestionan la confianza en los centros y cuestionan la capacidad de los y las docentes para hacer su trabajo. También ellos quedan vigilados y evaluados, y quedarán retratados en los rankings como responsables directos de los resultados obtenidos. L@s maestr@s y profesor@s son los que mejor conocen a los alumnos y alumnas y en estas pruebas son apartados de todo el proceso sin darles la oportunidad de aportar información y matices sobre el rendimiento de su alumnado.

7.- Profesionales docentes ninguneados

De hecho, la LOMCE olvida a l@s maestr@s y profesor@s. No dice nada sobre la formación de los docentes, de los salarios, de las condiciones de trabajo… No habla de su participación en las decisiones curriculares y organizativas, ni tampoco dice una sola palabra de la formación continuada del profesorado, de la tutela de docentes nuevos, de refuerzos, de procesos internos de participación y de colaboración docente… Sólo habla de la dirección como figura responsable y jerárquicamente establecida que deberá dar explicaciones en caso de que los resultados no sean los deseados.

8.- Ineficacia

A pesar de que este tipo de pruebas suman detractores y defensores entre la comunidad académica, el National Research Council de los EEUU determinó en 2011 que los sistemas de rendición de cuentas son ineficaces porque no hay datos que demuestren mejoras de los alumnos/as. De hecho la LOMCE no aporta ningún informe internacional que avale su eficacia.

9.- Imposición

Teniendo en cuenta las dudas que en todas las familias provocan este tipo de exámenes, que penalizan los centros con alumnos con dificultades y a aquellos centros con modelos innovadores, erosionan la cooperación entre las escuelas, no evalúan las competencias del alumnado y no está probada su eficacia, entendemos que no se pueden llevar a la práctica sin abrir antes un debate político y científico que, en este caso, se ha obviado vergonzosamente. Entendemos que desde la objeción y la desobediencia civil podemos forzar el debate social para conseguir complicidades y así detener el despliegue y forzar la derogación de una ley que atenta contra los pilares de la equidad y de la lucha contra la desigualdad.

10.- Insumisión legítima y legal

Por lo tanto, hacemos un llamamiento a las familias para que no lleven a sus hijos a pasar estas pruebas que, recordémoslo, ni son vinculantes ni tienen efectos curriculares. Según las consultas jurídicas que hemos realizado, si se hace correctamente, la medida no es sancionable ni para las familias, ni los alumnos. Aquellos alumnos y alumnas que necesiten apoyo educativo lo recibirán siguiendo el protocolo ordinario (derivación del tutor/a – evaluación psicopedagógica del orientador/a de centro  – apoyo ordinario o extraordinario según necesidades) y en ningún caso el realizar estas pruebas va a determinar si un alumno/a necesita un apoyo, que por otra parte, dejan sin evaluar muchas áreas y contenidos curriculares tan importantes o más, como lo son las materias instrumentales.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons