Arévalo, el penúltimo atropello a la educación pública

También te gustará...

2 Respuestas

  1. Juanjo dice:

    Javier, estoy de acuerdo con tu comentario, pero el clasismo se paga. Quieres libre elección, pues la pagas pero sin subvención. Escuela pública, sin clasismo.

  2. Javier dice:

    “Estimados señores, asisto estupefacto al linchamiento que por parte de organizaciones de izquierda (IU, CCOO, PSOE) se está haciendo del colegio Amor de Dios de Arévalo, donde mi hija estudia con gran satisfacción junto a otros muchos niños y niñas cuyos padres eligieron ese centro para la educación de sus hijos. No me sorprende tanto su reacción demagógica como la falta de autocrítica y consideración hacia muchas familias de Arévalo que presentan en sus falsas acusaciones. Quizá deberían preguntarse por qué 38 familias con hijos de 3 años eligen este centro y no otro para la educación de sus hijos o plantearse qué les parecería si sus hijos fueran derivados a un colegio que no eligieron para ellos. Entonces quizá desde esa reflexión se darían cuenta de que ellos quieren que sus hijos estudien en una escuela pública, pero que muchos arevalenses eligen una educación con valores diferente, como es mi caso. Un saludo y muchas gracias.

    Javier Hernández.”

Responder a Javier Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Simple Share Buttons