Carta al Consejero

El nombramiento de Rey como consejero nos trajo algo de esperanza, pero la improvisación, los atropellos, las prisas, casi sin negociación, culminan con el despropósito de la EBAU.

Estimado señor D. Fernando Rey, recuerdo que al oír su discurso de toma de posesión como consejero de Educación en septiembre de 2015, pensé por un momento que quizás había algo de esperanza para la Educación en esta comunidad autónoma Pero la primera bofetada de realidad nos llegó durante su primer año lectivo como consejero y la implantación de la Lomce en Castilla y León.

La urgencia inadmisible en la aplicación de la nueva normativa por la que los centros soportaron una excesiva presión para culminar la elaboración de unas programaciones extensísimas que llevaron a un aumento de la burocratización de la tarea docente, los confusos criterios para elaborar dichas programaciones, los Proyectos de Autonomía de Centros, los programas PMAR, y otros muchos aspectos de la Lomce resultaron complejos, prolijos y carentes de funcionalidad.

La falta de planificación, la urgencia por implantar esta ley y las prisas, comprometieron aspectos fundamentales de la Educación. Desde entonces y a lo largo de todo este tiempo, hemos asistido a un repertorio interminable de órdenes e instrucciones aprobadas con atropello y precipitación, sin apenas tiempo para su análisis y negociación en la Mesa Sectorial de Educación. La Consejería que usted preside ha sido de entre las de todo el territorio español una de las que más ahínco ha puesto en esta Implantación y lo ha hecho de manera implacable, sin escuchar a la comunidad educativa, ni alas sindicatos del sector.

De aquellos barros estos lodNuria Garcia de STE Soriaos; y ahora tenemos encima de la mesa el problema de la EBAU.

El proceso de preparación e información de esta prueba en nuestra Comunidad ha sido un cúmulo de despropósitos por varias razones: la incertidumbre sobre las materias objeto de examen, la tardanza con la que se han convocado las Comisiones de Armonización de cada materia con los profesores que las imparten, la modificación de las instrucciones dadas al profesorado en diferentes reuniones, la tardanza en la especificación de los estándares, la modificación de los porcentajes de los bloques de contenidos, la publicación de presentaciones en la página web de la Consejería que contradecían la normativa publicada, la publicación de exámenes O que después se han tenido que retirar, la falta de información sobre en qué situación quedan los alumnos repetidores.

Tampoco se ha explicado la posibilidad de que la materia de modalidad elegida para la fase general de la EBAU pueda ponderar a la hora de acceder a la universidad, reuniones realizadas a lo largo del mes de marzo y que en algunos casos, como en la materia de Historia de España, se han prolongado hasta el 20 de abril, a prácticamente un mes de que finalizase el curso como colofón de los despropósitos, y un largo etcétera de chapuzas en tomo a una prueba fundamental para nuestros alumnos y alumnas que pretenden acceder a la Universidad, hecho que perjudica a toda una generación de castellano-leoneses y que los pone en situación de desventaja respecto a los alumnos de otras comunidades en las que el proceso se ha llevado a cabo de manera más diligente.

Esta misma semana pretendía usted, según su intervención en los medios, hacernos comulgar con ruedas de molino y hacer creer que no ha ocurrido nada al respecto de las modificaciones de última hora en la materia de Historia de España, incluso en la página web de la Consejería aparece un llamamiento para acallar los rumores. Pero la realidad es tozuda y antes de realizar la EBAU, el alumnado está confundido, el profesorado desinformado y la comunidad educativa atónita. Todo por un afán desmedido de implantar esta Ley, de manera precipitada, en contra de toda la comunidad educativa y cuyos mayores perjudicados son nuestros alumnos y alumnas, que se están jugando su futuro. Después de todo esto, Sr. Consejero, alguien debe ir al rincón de pensar.

La urgencia por aplicar la Lomee comprometió aspectos claves en la Educación

Carta al Consjero

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons