Cuatro áreas a tener en cuenta para saber si tu hijo es superdotado

Las áreas a tener en cuenta son lenguaje, aprendizaje, movimiento y creatividad y conciencia

cerebroSuele ser una conversación habitual en un parque. «Mi hijo ya sabe contar hasta diez», dice una, «pues el mío reconoce a todos los niños de su clase», responde otro, «uf, pues la mía habla en inglés»… ¡Qué pesadez! Aunque claro, ¿qué más se puede hacer en un parque mientras tu hijo juega? Hay quien se dedica a admirar las nubes, que es muy interesante, pero los hay (y son los más, no nos engañemos) que se pasan la tarde dándole al pico con otros padres. La conversación, casi siempre, gira en torno a los niños. Y sus dotes.

¿Es una obsesión? ¿Es una enfermedad? ¿Todos los padres creen que sus hijos son especiales, que son los mejores? ¿Eres uno de ellos? Pues vamos a ver algunos datos para saber si tu hijo es un niño talentoso. Si tu hijo, como se dice en inglés de forma más elegante, es un ‘gifted’ (tiene un regalo).

Las áreas a tener en cuenta son varias:

1. Lenguaje

 Tiene un vocabulario muy amplio, aprende palabras fácilmente y habla con rapidez. Es capaz de hablar en un tono con los adultos y en otro tono, más infantil, con otros niños. Construir frases largas y complejas antes de los tres años podría ser una señal.

 Según David Palmer, psicólogo infantil especializado en niños superdotados y autor de varios libros sobre el asunto, las habilidades lingüísticas son clave para reconocer a un niño con más talento de lo normal. No obstante, él mismo recuerda que personajes como Albert Einstein tuvieron problemas de aprendizaje y no empezaron a hablar hasta los cuatro años.

 2. Aprendizaje

 Tener la capacidad de aprender rápido y fácilmente es una muestra clara de que un niño está dotado. La memoria y la capacidad de concentrarse en un asunto concreto durante mucho tiempo son otro signo. UN niño de menos de tres años que vuelve a un lugar en el que había estado hace unos meses y se acuerda, incluso recuerda con quién estuvo, es probablemente un niño superdotado.

 3. Movimiento

 Puede parecer absurdo pero lo cierto es que aprender a gatear, a caminar y a sujetar objetos supone aprender a controlar y equilibrar el cuerpo, por lo que es algo que también se tiene en cuenta en el momento de evaluar las condiciones cognitivas de un niño. Otra de las señales es la habilidad para manipular pequeños objetos y ensamblarlos. Es decir, un niño de tres años o cuatro años que compone puzzles tiene más posibilidades de ser un niño dotado que otro que no.

 4. Creatividad y conciencia

 Un niño capaz de resolver problemas desde su propia perspectiva e imaginación, buscando la solución por su cuenta, suele ser alguien especial. Si tiene conciencia de sus capacidades también es algo a tener cuenta.

 Hay que tener cuidado, porque muchas veces un niño con talento especial puede presentar un desarrollo desigual. Según la Sociedad Americana para Niños Superdotados, casi todos los niños de este tipo presentan asincronía en el desarrollo, lo que supone que mientras, por ejemplo, son capaces de hablar casi a la perfección, emocionalmente van por detrás que sus compañeros de edad. Muchas veces, además, si el superdotado lo es en alto grado, puede llegar a tener casi los mismos problemas, sobre todo emocionales, que un niño con discapacidad leve.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons