Denuncian que en el 92% de los colegios concertados cobran una mensualidad

Un estudio afirma que los centros concertados siguen cobrando cuotas.

Publica-Privada

  • La asociación de padres y madres asegura que los centros siguen haciendo paquetes indivisibles, una irregularidad que revisó la inspección educativa

La Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Francisco Giner de Los Ríos presentará un escrito de denuncia ante la Administración regional para iniciar el procedimiento administrativo que aboque a una inspección educativa hacia centros de la “nueva” concertada al establecer cuotas “involuntarias” que se cobran en estos colegios.

(F.A.P.A.) ‘Francisco Giner de los Ríos’, que ha elaborado un estudio que demuestra que en el 92% de los colegios concertados de la región el pago de la cuota mensual es obligatorio para los padres y su precio medio en el curso 2018-2019 es de 157 €, un 6% más que el año anterior.

Anuncian que presentarán una denuncia administrativa ante la Consejería de Educación para reclamar una inspección a estos centros de la “nueva concertada”, impulsada en la etapa de Esperanza Aguirre, de los que “un 92% plantean los pagos con carácter obligatorio, pese a que legalmente son voluntarios”.

La FAPA Giner de los Ríos asegura que los nuevos colegios concertados -construidos en los últimos quince años con cesión de suelo público- cobran a las familias cuotas mensuales de entre 89 y 201 euros por una enseñanza que debería ser gratuita, y que además subieron este curso un 6% respecto al anterior.

Un 28% de los alumnos cuyas familias no pueden pagar “sufren exclusión” de las actividades del centro, según el informe encargado por la FAPA, que halló “casos claros de discriminación” por el impago de las cuotas, y diferentes “niveles de presión” a las familias para que paguen.

Estudio encargado a una empresa

De él se desprende que el cien por cien de los colegios concertados que han visitado cobra una cuota a las familias por escolarizar a sus hijos en estos centros. La cuota base promedio de los colegios concertados en la región es de 157 euros, con lo que aumenta un 6 por ciento con respecto al año anterior.

Estas cuotas deberían ser voluntarias y el colegio debería indicar este punto a las familias, pero, en muchas ocasiones lo obvian, y, otras, comunican que es una cuota voluntaria pero que “si dejan de pagarla sus hijos dejarán de hacer ciertas actividades”, según el estudio.

Como ha expuesto Amparo Núñez, en algunos casos presentan un formato de cuota conjunta e indivisible haciendo el pago del importe total obligatorio. “El caso más usual es el del comedor, donde en varios colegios es obligatorio hacer uso del servicio del comedor, integrándolo como parte del proyecto educativo e incluyéndolo en este pago único”, ha aseverado.

Asimismo, la argumentación “más extendida” a la hora de reclamar estas cuotas es la “insuficiencia” de financiación por parte de la administración y la “multitud” de servicios que ofrecen y que tienen que pagar.

“Se puede afirmar que la voluntariedad no existe en el 92 por ciento de los colegios, lo que provoca en el 28 por ciento de los casos que el impago de la cuotas derive en una exclusión del alumnos obligando a las familias a recogerle para que no asista a actividades”, ha lamentado.

De hecho, esta miembro de la empresa Garlic, ejecutora del estudio, ha relatado que en uno de los colegios llegó a darse el caso en el que un niño debía entrar una hora más tarde al colegio, a las 10 horas, saltándose la clase de matemáticas, por no pagar esta cuota.

A su juicio, los centros dicen que se trata de una cuota voluntaria y que si las familias no quieren pagarla que “no la paguen”, pero sino la pagan sus hijos no van a realizar esas actividades”. “Eso es exclusión”, ha lamentado.

En esta línea, el presidente de la FAPA ha indicado que “contrasta” que haya cuotas de 10 euros en algunos colegios concertados y de “hasta 200 euros” en las “nuevas concertadas”. Según ha expuesto, las escuelas católicas y los representantes de las empresas concertadas “están exigiendo más dinero para sus módulos diciendo que no tienen suficiente dinero”. “No tiene ningún sentido, unas concertadas cobran 10 euros al mes y otras 200 euros”, ha recalcado.

Además, ha insistido en que “no existe voluntariedad”, a pesar de que “vendan que las cuotas son voluntarias” porque “están incumpliendo el contrato de concierto” ya que “no se puede cobrar por la educación y la enseñanza en un concertado”.

Un recurso para pedir que las inspecciones continúen

Por ello, por parte de la Federación se elaborará un escrito a modo de denuncia en el que aportarán esta documentación a la Administración reflejando “de forma clara” los hechos y que se abra el procedimiento administrativo. “La Administración puede contestarnos, que aperturen un procedimiento, que se investigue a estos centros o la otra opción es no contestar. Si no contestan y entiendo por desestimadas mis pretensiones, ahí plantearíamos este procedimiento vía judicial”, ha aseverado la abogada.

Por último, en declaraciones a los periodistas tras la rueda de prensa, el presidente de la FAPA Giner de los Ríos ha señalado que esta tarde se reunirán con el Ministerio de Educación para presentarles este informe y mostrar la “preocupación” que tienen las familias de los centros públicos y “por ese incremento de apostar por la concertada” que tiene el Gobierno regional.

Por otro lado, desde la federación se estudia la interposición paralela de una denuncia para poner de manifiesto “la carencia de infraestructuras y el incumplimiento de aquellas otras que a pesar de estar ya iniciadas no se entregan en los plazos previstos”.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Simple Share Buttons