Dos docentes de Valladolid crean los primeros libros de Naturales en alemán para bilingüismo

Los centros con sección germana se veían obligados a utilizar fotocopias propias por no haber recursos editoriales

El primer día que Silvia Saballs se enfrentó a una clase bilingüe de alemán en Primaria, hace ya seis años, reparó en un pequeño detalle. No había libro de texto. Ni material editado que le sirviera para explicar Ciencias Naturales en alemán a pequeñajos de seis años. El colegio Cardenal Mendoza, en el centro de Valladolid, era y es uno de los tres de toda Castilla y León que imparten la modalidad bilingüe de alemán. Otro, el CEIP San Claudio, está en León –en este caso el idioma alemán es obligatorio– y uno más, el CEIP Marceliano Santamaría , en Burgos. Luisa Arias, su compañera en el colegio público vallisoletano, tampoco podía ofrecerle una solución. Ella se enfrentaba al mismo problema. Y para cuando conoció a las demás profesoras de materias bilingües de alemán de la región (todas son mujeres), corroboró que la carencia de material en Naturales era un mal común.

«Nos conocimos en los cursos del Centro de Formación e Innovación Educativa (CFIE)», cuenta. Y decidieron intentar crear sus propios libros de texto. Eso fue en 2012. El 21 de febrero de este año, al fin, llegaron a las aulas los últimos que consiguieron editar, los de 6º de Primaria. «Esto ha sido un revulsivo para los chicos, sobre todo para los mayores, que estaban acostumbrados a trabajar con fotocopias desde el primer curso y el tener un libro a color en las manos ha sido increíble. Muy motivador. Estaban encantados el día que trajimos las cajas y los repartimos», cuenta Luisa, su profesora.

Habían probado otras alternativas, pero no fueron muy efectivas. «Se intentó hacer las fotocopias en color, pero eso encarece mucho para los padres. A los mayores se lo poníamos en color y les salía por un dineral», dice Luisa. «Han resultado más caras que el libro en sí», añade Silvia.Y eso que los materiales, explican, eran propios. «Como el libro.Las fotocopias que les dábamos también las generábamos nosotras».

Sin apenas apoyo

En este proceso de seis años se han encontrado con las dificultades previstas y con las imprevistas. Por ejemplo, con la falta de apoyo institucional al proyecto. También con el desinterés de una industria editorial que analiza el mercado en términos de rentabilidad y obtiene un diagnóstico inmediato:no merece la pena apostar por unos libros de Naturales en alemán para tan pocos estudiantes.

«Fueron meses enviando correos electrónicos sin recibir contestación», admite Silvia Saballs. «Incluso a las diputaciones de Salamanca, que yo soy de allí, a la de Valladolid… Nada. Intenciones, pero se quedaron en agua de borrajas. Ni la Consejería, ni las grandes editoriales… Les decíamos a las editoriales que somos solo tres colegios, pero que detrás de nosotros hay más centros. En Madrid,Andalucía, Murcia,Canarias… Y que sus profesores tienen el mismo problema que teníamos nosotras. Íbamos diciendo que éramos tres centros pero que suponía una gran oportunidad para otros centros de bilingüe alemán».

Nada

«Se ha dado prioridad al de inglés y francés. Pero en alemán parece que no existimos», se queja Silvia Saballs.

Y eso que el listado crece poco a poco.En toda España hay ya otros 35 centros escolares, públicos, concertados o privados, que ofertan una educación bilingüe en alemán, además de los tres que protagonizan esta historia. ¿Son pocos alumnos? Pues depende. En Castilla y León hay más de seiscientas secciones bilingües, de las que solo 4 son en alemán, tres en Primaria y una en Secundaria. Es, de largo, la comunidad con mayor implantación del bilingüismo, pero hay que tener en cuenta la tendencia al alza de estas políticas lingüísticas y, en segundo lugar, que el alemán ha acabado por convertirse en una opción muy apetecible para las familias.

«Hemos tenido picos. Con la crisis hubo un ‘boom’ del alemán porque todo el mundo quería aprender alemán.Muchas familias te lo planteaban así», apunta Luisa Arias. Y su compañera lo corrobora. «Las familias te lo dicen así, como ya tienen el inglés como idioma, que aprendan paralelamente el alemán con Naturales».

Poco público potencial

En Valladolid, solo el CEIP Cardenal Mendoza ofrece esta opción.Ni siquiera hay un instituto en Secundaria que prosiga con este tipo de formación, aunque sí hay quienes lo ofrecen como segundo idioma. «Sección de alemán en institutos no hay, aunque sí instrumental como segundo idioma en La Merced, Zorrilla, Ferrari… Pero no sigue la línea de bilingüismo», lamenta Luisa Arias. El Carcenal Mendoza tiene algo más de 100 niños matriculados a lo largo de sus seis cursos de Primaria en la sección germana.

Así las cosas, a las editoriales no les cuadraban los números. Hasta que llegó una más pequeña, valenciana, que les dijo que sí. Aunque con la ayuda justa. «Hemos dicho queremos el texto aquí, la imagen aquí, ellos lo han maquetado, lo hemos recibido para dar el visto bueno y luego se ha editado». Mientras tanto, todo han sido esfuerzo y gastos para las autoras. Cada una de las seis implicadas se ocupó de un libro, después de una primera reunión de puesta en común en la que decidieron cómo enfocar los manuales, con qué unidades, cómo iban a estructurarlas. Porque no se trataba de crear un solo libro, sino seis, y con cierta continuidad a lo largo de los cursos de Primaria. «De alemán instrumental sí hay, el problema es adaptar la ley, el currículo de Naturales, al alemán. Y lo que queríamos era poner una pautas comunes para los tres centros», señalan.

«Cada una empezó con el que estaba más cómoda o con el curso que había trabajado más. Silvia imparte a tres cursos, yo doy a dos. Todo el material lo teníamos muy hecho», señala Luisa. «Pero luego había que adaptarlo, porque hablamos de niños que están aprendiendo alemán y paralelamente aprenden el currículo de Naturales en alemán.Hay que partir de cero, no es que tengan una base del idioma y empezamos trabajando las Naturales en alemán. No. Empezamos de cero y es complicado».

El proceso fue «arduo», aseguran. Incluso algo descorazonador en algunos momentos. «Ha habido momentos malos, de tirar la toalla y dejarlo como estuviera».

Y no acabó ahí. «Hemos tocado muchas puertas», dicen, para intentar convencer a editoriales, primero, y a otros colegios, después. No con el afán de hacerse ricas, precisamente. «Hemos puesto dinero para los registros de la propiedad, pagar los cánones… Lo comido por lo servido», sonríe Luisa.Y ahí no incluye la otra factura, la del tiempo personal. «Todo el proceso se ha desarrollado mientras trabajábamos, era llegar a casa y además de corregir y del resto de funciones, dedicabas unas horillas a esto», cuenta Silvia. Ahora esperan que otros centros –incluso si la Consejería de Educación echa una mano con sus contactos en otras comunidades autónomas– se decidan a utilizar los libros de ‘Naturkunde’. Y que se olviden de las fotocopias.

Docentes-Bilinguismo-Aleman

Las editoriales grandes rechazaron el proyecto por encontrarlo poco rentable

El libro de actividades ya está en marcha

En todos los libros de inglés y francés del mercado, al menos en enseñanza Primaria, resulta inevitable encontrarse, como añadido, el ‘Activity book’ para los ejercicios de clase.Un complemento que en este caso tampoco podía faltar. Silvia Saballs se ha puesto también a ello y ya lo tiene bastante avanzado.Al fin y al cabo, como recuerda, se trata de poner al día el mismo material que ya manejaban a base de fotocopias. El reto es incluir en el libro de ejercicios cuestiones relacionadas con la vida diaria, más allá del simple currículo de Naturales, para que la enseñanza resulte más completa.Las secciones bilingües imparten en alemán las Ciencias Naturales y también Plástica, aunque en este caso lo del libro, evidentemente, no es tan urgente como lo es para aprender, por ejemplo, las partes de las plantas.

El CEIP Cardenal Mendoza, el único bilingüe alemán de la provincia, tiene más de cien niños en la sección

Castilla y León, un modelo que se ha examinado a sí mismo

Castilla y León es una de las regiones que con más fuerza ha implantado los programas bilingües en el territorio nacional. Además, se ha sometido a evaluación a sí mismo, tanto en la etapa de Primaria como en la de Secundaria, para intentar comprobar si se estaba siguiendo el modelo adecuado. «El alumnado de los centros bilingües obtiene una puntuación superior que el de los centros no bilingües, especialmente en la destreza de comprensión oral», fue una de las conclusiones del estudio de Secundaria, que se presentó en la Mesa Sectorial de Educación.

«Tanto el profesorado como los estudiantes de los centros bilingües valoran el programa como mayoritariamente satisfactorio», proclamaba el estudio realizado por 2E Estudios Evaluaciones e Investigación en colaboración con la Universidad de Oviedo y la Universidad de Salamanca.

En inglés, que es el idioma mayoritario, un 80 % de los alumnos de centros bilingües alcanzan el nivel B1 o superior, señalaban las conclusiones del informe de evaluación.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons