El caos de la ‘Ley Wert’


El curso que comienza en dos meses va a ser un caos. Dependiendo del territorio en que estudie un alumno, aprenderá con una ley educativa o con otra. Una decena de autonomías ha desvelado ya sus planes para no aplicar la Ley Wert en la ESO y Bachillerato. Son Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, Canarias, Cantabria, Navarra, el País Vasco y Cataluña.

Éstas son las autonomías que forman el frente antiLomce, al que también pertenecen el Gobierno en funciones de Asturias y la Comunidad Valenciana. Estas dos regiones se oponen a la reforma educativa, pero aún no han concretado qué harán, mientras que las otras han hecho explícito su propósito de destejer lo tejido en los últimos cuatro años por José Ignacio Wert.

Frente a este grupo se han quedado en minoría las populares Galicia, Castilla y León, Murcia, Madrid y La Rioja, que defienden la reforma educativa, aunque no todas con el mismo entusiasmo. En el Gobierno castellanoleonés, por ejemplo, dicen que la ley hay que cumplirla, pero añaden que «no hay una decisión tomada» sobre cómo lo harán.

La norma que se puso en marcha en 2014/2015 en los cursos impares de Primaria tendría que estrenarse el próximo mes de septiembre en los cursos pares de esta etapa (de seis a 12 años) y en los cursos impares de la ESO (de 12 a 16 años) y de Bachillerato (de 16 a 18 años), pero ni los profesores ni las familias saben muy bien qué tienen que hacer.

Fuentes del Gobierno y del PP expresan su «preocupación» por esta situación. La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) se manifestó ayer en el mismo sentido, mientras que las editoriales de libros de texto han amenazado con acudir a la Alta Inspección e interponer acciones legales contra las comunidades rebeldes.

El problema es que no está claro que esta insumisión a la Ley Wert sea ilegal, porque la norma con el nombre del polémico ex ministro da bastante margen de actuación a las autonomías. Les permite, por ejemplo, poner las asignaturas que quieran o rebajar dentro de un límite la carga horaria de determinadas materias. En el País Vasco se ha estado todo este curso impartiendo Conocimiento del Medio, una asignatura que quitó la Lomce, sin que la Alta Inspección haya actuado contra esta comunidad. Y Andalucía también ha resucitado Educación para Ciudadanía dentro del bloque de materias de libre configuración autonómica mientras el Ministerio se encogía de hombros. A eso se aferran ahora algunas comunidades: advierten de que van a cambiar los currículos, pero en el marco de sus «competencias» y cumpliendo los «mínimos» de la Lomce:

ARAGÓN

Ha reducido una hora semanal la enseñanza de Religión en 1º de la ESO a cambio de aumentar en una el Inglés, lo que implica que la primera se reduzca de dos horas a una a la semana y la segunda se quede en cuatro horas. Esta medida forma parte del decálogo que propuso Podemos y que acordó con el PSOE de cara a la negociación de la investidura de Javier Lambán como presidente de Aragón.

El Gobierno de PSOE-CHA materializó ayer la «suspensión» de la aplicación de la Lomce al publicar nuevas instrucciones para los centros educativos, así como la orden que deja sin efecto otra del anterior Ejecutivo, del PP, sobre los currículos de la ESO y el Bachillerato. En sustitución, se aplicarán los currículos recogidos en las órdenes de 2007 y 2008, que fueron elaborados según la anterior ley, la LOE socialista.

Se recupera Educación para la Ciudadanía, mientras que no se ofertará Iniciativa Emprendedora y Empresarial. Además, se trabaja en «minimizar los efectos» de la Lomce en Primaria. Erika Sanz, diputada autonómica de Podemos, quiere que Religión suponga «un máximo de una hora semanal y que el resto del tiempo revierta sobre Educación Artística y Educación Física».

Aragón ha sido la primera autonomía en anunciar sus cambios, lo que motivó que el nuevo ministro, Íñigo Méndez de Vigo, se reuniera el jueves en Zaragoza con la consejera para intentar llegar a un acuerdo. La postura del titular de Educación es que la Lomce no se puede paralizar, pero admite que hay «margen» de maniobra dentro de la aplicación. Ha dicho que se va a reunir con todos los consejeros y después convocará una Conferencia Sectorial de Educación en la que se escenificará el rechazo a la Lomce por parte de las autonomías rebeldes.

BALEARES

El Consejo de Gobierno balear aprobó ayer el inicio «con carácter urgente» de los trámites legales y administrativos para iniciar «un proceso de revisión y derogación de los actuales currículos» de la ESO y Bachillerato, en palabras del conseller Martí March. Por otro lado, tras enterrar el modelo educativo trilingüe -inglés, castellano y catalán- del PP, el nuevo Govern (PSOE-Més) trabaja para aprobar «una normativa lingüística» en la que el catalán «debe ser más importante» que las otras lenguas.

EXTREMADURA

El nuevo gobierno de Extremadura -que preside el socialista Guillermo Fernández Vara– ha anunciado su intención de no aplicar la ley educativa. La decisión cuenta con el apoyo de Podemos, que votó a favor de la investidura de Vara y que ha pedido expresamente la paralización de la Lomce. Se llevará la iniciativa a uno de los plenos de la Asamblea que se celebrarán este mes. La intención de Vara es derogar el decreto autonómico que completa la normativa estatal en relación a la ESO y Bachillerato y que aprobaron los anteriores responsables del PP, informa David Vigario.

CASTILLA-LA MANCHA

La consejera envió el miércoles una carta al ministro pidiéndole la convocatoria de la Conferencia Sectorial de Educación. Fuentes del Gobierno socialista castellanomanchego explican que, si el Gobierno no paraliza la aplicación de la Lomce, lo harán ellos «dentro de los márgenes» que les permite la ley.

COMUNIDAD VALENCIANA

En la Comunidad Valenciana, la Conselleria está lejos de decantarse por paralizar sin más la Lomce. Y ello a pesar de que el nuevo conseller, el maestro Vicent Marzà, proviene de un partido (Compromís) y de un sindicato docente (STEPV) muy beligerantes con la reforma educativa. Lo único que ha dicho Marzà es que habrá que coordinarse con el resto de comunidades para hacer un frente común. Su sindicato, por el contrario, sigue exigiendo frenar la ley. El secretario autonómico de Educación, el socialista Miguel Soler, insistió ayer en que se está «repasando la normativa vigente» para ver qué opciones pueden plantearse. Las medidas se pactarán con los sindicatos en las próximas semanas, informa Noa de la Torre.

OTRAS COMUNIDADES

En Asturias el PP aún pelea por estar al frente del Gobierno, aunque parece que finalmente el Ejecutivo será del PSOE, que también hará lo que pueda para paralizar la aplicación de la ley.

Por su parte, el nuevo gobierno andaluz (PSOE) apuesta por una «parada» en la aplicación de la reforma educativa, al igual que el canario (CC-PSOE). Estas dos comunidades forman, con el País Vasco (PNV) y Cataluña (CiU), el núcleo duro del frente antiLomce.

Las recién llegadas al grupo son Navarra -Uxue Barkos será investida el día 20, pero GB, Bildu, Podemos e I-E han firmado un acuerdo en el que se muestra una «posición clara» de paralización y el estudio de las vías legales para no impartir «Religión confesional» en el currículo-, así como Cantabria (PRC-PSOE): Miguel Ángel Revilla, el nuevo presidente, es «absolutamente partidario» de paralizar la aplicación.


Enlace noticia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons