El Consejero y sus perlas educativas cuando le acercan un micro.

  • Parece ser que la culpa la tiene el profesorado y que es “el gran problema del bilingüismo”.

Educación implantará bilingüismo desde Infantil con C1 para el profesorado y con un auxiliar nativo

180223-Consejero-Educacion-SoriaEl consejero de Educación, Fernando Rey, ha señalado este viernes en Soria que el bilingüismo en Castilla y León va a dar un “salto de calidad” de cara al próximo curso con alguna medida nueva como “introducir el inglés en Infantil, potenciar las segundas lenguas, exigir al profesorado un nivel C1 y contar con un auxiliar de comunicación nativo”.

El consejero ha señalado que se trata de un plan que se aprobará en los próximos meses y se implantará de cara al curso académico 2018-2019 “desde Infantil a Secundaria” y en todas las provincias.

Estos cambios se producen a raíz de un estudio que se ha realizado con entidades ajenas a la Consejería y en el que se han analizado los problemas del inglés en las aulas de la Comunidad.

Rey ha reconocido que hay un debate en torno a la funcionalidad del bilingüismo aunque ha insistido que los alumnos que hoy están en las aulas “se van a enfrentar a la vida laboral necesitando dominar el inglés como mínimo”.

El consejero ha comprendido la preocupación de los padres de “no aprender bien ciencias si se dan en inglés” aunque ha asegurado que el nivel “sigue siendo el mismo” en un alumno que recibe la materia en castellano y el que la recibe en inglés.

Asimismo, ha señalado que el “el gran problema del bilingüismo es “cómo transformar un sistema educativo con un claustro que no es bilingüe en un sistema educativo bilingüe”.


También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Simple Share Buttons