La zona única educativa y la segregación en las aulas

  • El plan de la zona única educativa en Andalucía del nuevo gobierno PP+Cs reactiva el temor a la segregación en las aulas.
  • Es el modelo competitivo y segredador que se experimentó en Madrid y que está impuesto en Castilla y León.

El plan de zona única educativa en Andalucía reactiva el temor a la segregación en las aulas

Agentes escolares discrepan sobre el efecto que tendrá la propuesta de PP y Cs de abrir la puerta a la elección de centro.

La instauración del distrito único educativo y la libre elección de centro, una de las principales banderas del nuevo Gobierno andaluz del PP y Cs, podrían incrementar la segregación del alumnado por razones socioeconómicas y socavar los valores de la diversidad en las aulas. Así lo estiman distintos agentes escolares, preocupados por la eventual implantación en Andalucía del modelo de educación competitiva puesto en marcha por el partido conservador en la Comunidad de Madrid.

La medida anunciada quebraría el criterio de cercanía al centro escolar como factor básico de admisión y precipitaría previsiblemente una significativa migración de las familias con mayor poder adquisitivo hacia otras zonas urbanas mejor posicionadas. Esa es la opinión de la Confederación Andaluza de Padres y Madres del Alumnado por la Educación Pública (Codapa), que agrupa a 2.700 Ampas de toda la comunidad autónoma. “La zona única provocará una mayor desigualdad en los centros educativos”, afirma Pedro Delgado, miembro de la junta directiva de Codapa y responsable de comunicación.

En su opinión, la administración pública debe preservar los “valores asociados a la educación en los barrios. Que los niños socialicen en su entorno, cerca de la familia y de sus amigos”. Lo contrario, argumenta Delgado, conduce a una segmentación por factores socioeconómicos, debilita el principio de diversidad escolar y refuerza la homogeneización de las aulas. “No debemos alterar este modelo de enseñanza, porque está demostrado que el éxito educativo está vinculado a las aulas diversas”, apostilla.

aula-masculina

Concertados, los grandes beneficiados del distrito único

De la implantación del distrito único, agrega el representante de Codapa, se beneficiarán los centros concertados porque harán valer sus campañas publicitarias de captación de alumnos, frente a la escuela pública, que no utiliza este tipo de reclamos. “Hay un proceso de selección subliminal”, alerta Pedro Delgado, y una “criba de tipo económico ya que hay centros concertados que piden pagos suplementarios”.

El debate del distrito único y la libre elección de centro vuelve a poner sobre la mesa dos modelos educativos divergentes. Es el caso de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), firme partidaria de la liberalización zonal del proceso de escolarización. María Luisa Lucena, su presidenta regional en Andalucía, no encuentra inconveniente alguno ni consecuencias negativas en la aplicación de esta norma. “Es importante que cada padre tenga la libertad de llevar a su hijo al centro que desee, sin limitación de zonas”, asegura. Ese es el ideario básico que rige este modelo educativo, vinculado claramente a la enseñanza concertada.

La presidenta regional de Concapa niega que la instauración del distrito único tenga efectos discriminatorios ni fomente la segregación por razones socioeconómicas. “Hay centros concertados en zonas desfavorecidas” y en su proceso de admisión “no interfiere el nivel económico”, precisa María Luisa Lucena. Y añade: “Lo que los padres quieren es llevar a sus hijos al mejor centro. Y eso es un derecho recogido en la Constitución“, puntualiza.

Concapa integra a las asociaciones de padres y madres de alumnos del 90% de los colegios concertados religiosos de Andalucía. “Si los padres quieren llevar a sus hijos a un centro católico, no entiendo cuál es el problema. Hay que avanzar. Decidir en libertad”, subraya Lucena.

aula-femenina

Un éxodo hacia la educación privada y concertada

Andalucía es una de las comunidades autónomas con un mayor porcentaje de educación pública frente a la concertada y privada. En la enseñanza obligatoria (6-16 años) controla el 77% del sector, 9 puntos por encima de la media española y 22 puntos más que la Comunidad de Madrid, cuya transferencia hacia la educación privada y concertada ha sufrido un proceso de aceleración en los últimos años. España, con un 68% de escuela pública, está a 13 puntos de la media europea (81%).

Algunos agentes escolares temen que el nuevo Gobierno andaluz apuesten decididamente por la concertada y debiliten la educación pública, tal como ha sucedido en la Comunidad de Madrid. “Hay estudios que indican que los niveles de integración y equidad han descendido en Madrid”. “Con el distrito único, los padres con más recursos se irán de los barrios y se crearán bolsas residuales”, añade.

Patricio Pérez cree que la libre elección del centro “va en contra del interés social y colectivo” y acabará fomentando la educación concertada, cuando la escuela pública es la “única que integra”, ya que ampara la convivencia de todo el mundo.

Los directores, preocupados por la escuela pública

Los directores de los centros educativos también tienen mucho que decir sobre la cuestión. Conocedora sobre el terreno de la realidad escolar, Isabel Bernal, presidenta de la Asociación de Directores y Directoras y Residencias Escolares Públicas, que integra a 156 centros de Córdoba, quiere ser cauta hasta tanto no se conozca la orden concreta de la Junta de Andalucía. Con todo, cree que la zona única favorecería un incremento de matrículas hacia la concertada. Bernal tiene la percepción de que hay una cierta “prioridad por la concertada” en algunas zonas, porque se le vincula con el “éxito educativo” o “indicadores sociales de prestigio”. “Nosotros estamos preocupados por la escuela pública, sobre todo en las zonas de baja natalidad”, aduce.

La migración de familias en Madrid tras la puesta en marcha de la zona única educativa en 2013 se ha incrementado un 33%

Un estudio firmado por los especialistas F. Javier Murillo y Cynthia Martínez-Garrido arrojó dudas razonables sobre la pertinencia de la medida y sus consecuencias segregadoras. “Es la región de España que más ha impulsado la creación de modelos de cuasi-mercado escolar”, señala el informe, que advierte que la Comunidad de Madrid refleja indicadores de “segregación muy alta, solo superada por Hungría dentro de la UE“. Y concluye con una advertencia inequívoca: “Políticas como el fomento de la educación privada, la competencia de centros mediante la publicación de rankings o la creación de un distrito único pueden configurar sistemas educativos inequitativos que atentan a la igualdad de oportunidades”.

Esa es una de las inquietudes de Codapa. “Nos preocupa el establecimiento de rankings y sistemas de competencia entre centros”, advierte Pedro Delgado. La asociación de padres y madres de alumnos está de acuerdo con la puesta en marcha de pruebas de diagnóstico para mejorar la calidad, pero se muestra contrario a mecanismos competitivos de mercado que empujen a los centros a pugnar por la captación de estudiantes.

No es el único efecto contraproducente del distrito único. La libre elección de centro también tendrá consecuencias indeseadas sobre la movilidad urbana. En Madrid, por ejemplo, se han incrementado en un 15% los trayectos entre la vivienda y la escuela. “Apostamos por una movilidad sostenible. Que los niños puedan ir andando al centro, a través de los llamados caminos escolares”, sugiere el representante de Codapa.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons