El profesorado de Valladolid pide más recursos humanos y materiales

? Lo que iban a ser situaciones excepciones se han convertido en habituales
? Horarios abusivos, ratios excesivas, falta de apoyos, escasa atención a la diversidad…
? ¿Esto es lo que le preocupa a la Consejería la calidad de la #Educación?

«Situaciones excepcionales» se han convertido en «habituales» y han derivado en «horarios abusivos»

Es un hecho que los recortes de la crisis incidieron de forma significativa en la educación pública, en forma de aumento de la interinidad, escasez de relevo generacional en etapas post obligatorias o dificultades para atender inversiones que poco antes se consideraban prioritarias.

Ahora, atravesada esa primera recesión y, dicen, en vísperas de una segunda oleada, los docentes vallisoletanos aseguran que esa situación excepcional ha dejado escenarios habituales que no se corresponden con la exigencia de una enseñanza de calidad.

Junta-de-Personal-Valladolid-Octubre-2019

La Junta de Personal Docente de Valladolid, en la que están representados los sindicatos de enseñanza, asegura, por ejemplo, que los excesos horarios se han convertido en norma. «Los horarios de los docentes son abusivos. Deberían ser excepcionales y se convierten en habituales. Si un centro detecta que un grupo de 4º de la ESO necesita apoyo, si decide realizar ese apoyo, las horas de ese profesor las asume el resto del departamento», señalaron en rueda de prensa.

Otro ejemplo de lo mismo: «La FP Básica se imparte a alumnos que no han graduado en ESO, con especiales dificultades de aprendizaje, y están 20 o más alumnos en un aula taller con maquinaria peligrosa. Si el centro decide dar apoyo a ese profesor, las horas las asume el resto del departamento».

Y otro más. «Especialmente grave es la situación en Atención a la Diversidad, donde hay profesionales con formación específica que no pueden ser sustituidos por otros profesores, como Audición y Lenguaje, Compensatoria, etc. Los centros piden un especialista a jornada completa y se la dan a media jornada».

Burocratización de la tarea docente

Tareas que se unen a una cada vez mayor «burocratización», aseguran, y citan algunas situaciones que inciden en ella. «Que se cambie el periodo de escolarización extraordinario, que debería solventarse antes del inicio de curso, este año fue el 11 y 12 de septiembre», con lo que el papeleo de los equipos directivos se incrementa justo en el momento en que ya ha comenzado el curso.

Incluyen en esa sobrecarga burocrática el modo en que se desarrolla el programa de préstamo de libros de texto, Releo Plus. «Hay que sustituir el programa Releo Plus por un programa efectivo de gratuidad de los libros de texto», advierten.

Releo Plus genera problemas a las familias, profesorado, equipos directivos, y no funciona. Es un programa que queda a merced de la buena disposición del profesorado, a la que se corresponde con una especie de aguinaldo que se distribuye al equipo directivo para que este lo reparta». Recompensa económica, añaden, que en muchos casos se gasta en materiales para el propio centro.

Personal especializado

Si estos trabajos complican la organización de los recursos humanos del centro, la necesidad de personal que se encargue de la atención sanitaria a los alumnos que la precisen es otro de los temas peliagudos con los que se encuentran. «Demandamos un año más que se dedique más personal especializado a los alumnos con necesidades especiales.

Respetar la organización de horarios de este tipo de personal y que se contrate a jornada completa y no parcial, 40 horas y no 30. Este personal debe ser el responsable de las atenciones sanitarias en los centros educativos», afirman.

Y no se refieren, aclaraban después, a que un estudiante necesite curarse una herida por una caída en el patio, sino a estudiantes con patologías importantes o crónicas que necesitan una atención específica y, en muchas ocasiones, casi diaria, lo que comporta una responsabilidad añadida que un docente no debería asumir.

Obras incabadas

A todo esto añaden mensajes para todas las administraciones implicadas. A los ayuntamientos, para que vigilen que las obras estivales se concluyan en tiempo y forma.

Aseguran que en Mayorga se ha acabado de sustituir la valla exterior del colegio con los escolares ya en periodo lectivo, o que en el CEIP Giner de los Ríos, de Valladolid, se ha terminado tarde de cambiar las ventanas.

Obsolescencia

En cuanto a la Consejería de Educación, alertan de que muchos de los medios informáticos de los centros escolares se están quedando obsoletos, al igual que el material o la maquinaria precisas para una Formación Profesional que este año ha incrementado un 23% la matrícula en grado medio y un 16% en grado superior en la provincia de Valladolid.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons