Enseñanza libre de militarismo. 30 de Enero. Día de la PAZ

El gasto  educativo vs gasto militar y armamentístico demuestra lo que se invierte en paz o en guerra en un país.

Cuando en un  Estado se invierte más en Educación de forma sostenida  que en el armamento militar y en defensa, es signo de que se trabaja por la paz y la tolerancia. ¿Cómo  ha sido el gasto educativo en España y cómo el militar? ¿Cuánto ha crecido o menguado la dotación presupuestaria en ambos casos? En el día de la paz es apropiada la reflexión de que la tolerancia y la apuesta por la resolución pacífica de conflictos no se construye en único un día sino en el tiempo.

Si realmente queremos tener niñas y niños que se alejen de la violencia, tendremos que educar sin violencia, tendremos que obviar su promoción. Qué preferimos en nuestras aulas, una navaja o unas pinturillas; un arma o un libro. La educación es prevención y promoción. Y a nosotras y nosotros nos corresponde establecer qué prevengo y qué promociono. Tenemos la posibilidad de apoyar la promoción de las ONG’s y la solidaridad o apoyar la promoción de los tanques y las balas. Podemos decidir. Tenemos la posibilidad de promocionar la igualdad entre todas las personas de nuestro entorno o promocionar la desigualdad tan generadora de violencia. Podemos decidir. Alejemos la violencia, alejemos las armas, alejemos el maltrato. La escuela es el germen donde florecen muchos sentimientos y emociones, hagamos que todos ellos estén alejados de la violencia y que nuestras niñas y niños se eduquen en el ambiente pacífico, amable y sosegado que todas y todos pretendemos. En los tiempos que vivimos asistimos a un crecimiento del  discurso del odio al diferente y con los argumentos excluyentes de unos pretendidos espacios y recursos reducidos solo para  una parte de la población de origen.  Esto deriva en conflictos que no apuestan por el díalogo y la paz. Es más necesario que nunca una escuela pública que eduque en el respeto y la tolerancia al diferente y que apueste por el diálogo y la empatía.

El Gasto Militar, ¿pero para qué?

Evolucion-Gasto-Militar-2017-2019En con una prórroga de presupuestos se gastaron 31.830 millones de euros de gasto militar en España. Esto es más de un 2% del PIB, si contamos tanto el gasto militar oculto en diversas dotaciones no exclusivas del Ministerio de Defensa y que alcanzan a 10 ministerios. En gastos reales son 727,89 euros por persona/año en pago al fortalecimiento del militarismo español de los impuestos directos e indirectos. Del presupuesto público alcanzan 104,48 millones de euros al día, 4,35 millones de euros al día. De este enorme gasto, solo se declaran en el presupuesto del Ministerio de Defensa 9.263,81 millones de euros, destinados fundamentalmente a salarios, invertir en los programas de armamento innecesario y sofisticadas armas de invasión. Otra parte es el gasto asistencial y sanitario del ejército que esta fuera del gasto común de Sanidad. Si tenemos en cuenta toda esta partida, el gasto oculto ocupa 15.922,12 millones de euros, un 63,48 % de gasto oculto, cantidad que aumenta al 71,22% si computamos todo el gasto militar.

Se lleva el grueso de ese gasto opaco el Ministerio de Hacienda, que además de los 39,49 millones de euros con los que financia diversas actividades militares como son los transportes del Ministerio de Defensa, programas de formación para el empleo destinados al reciclaje de militares, o el mantenimiento y adquisición de aviones y naves puestas al servicio del ejército.

El gasto, sirve para pagarse un ejército gigantista e innecesario en su dimensión actual , con una ratio de un mando por cada 1´7 soldados y una nutrida reserva de oficiales sobrantes que nos cuestan más de 500 millones de euros por quedarse en su casa y poder desarrollar a la vez otro puesto de trabajo en otro lado. A este hay que sumar los efectivos de la guardia civil, que sigue siendo parte del gasto del ejército, al igual qu el CNI.

Gasto para fomentar la industria militar que tan buena acogida da a excargos públicos sea mediante créditos a sus actividades a interés “cero”, subvenciones y ayudas, o encargo de programas de armamento por los que se deben más de 40.000 millones de euros de deuda, que, que responden sobre todo a intereses industriales. También se destinan para consolidar el papel de España como el primer contribuyente militar operaciones exteriores de
cooperación con EEUU calificadas como “misiones de paz”.

También se destina a certificar y financiar la adscripción de nuestra política de seguridad a los intereses de la OTAN y supeditarla a los intereses de la Alianza hoy en crisis Sirven, para amplificar y transversalizar lo militar a todos los ministerios públicos y para potenciar una cultura de defensa entendida como militarista Con ese gasto se mantiene un enorme patrimonio (el segundo terrateniente estatal, después de RENFE, con inmuebles, suelo urbano, urbanizable e incluso gestión de espacios naturales) con el que el ejercito por medio del INVIED y consiguen ingresos propios para inversiones militares.

Bajo el lema de “política de Estado” todas las formaciones con su aprobación o silencio apoyan este ingente gasto mientras se ha recortado el sanitario o educativo . Así en los últimos veinte años, el número de enmiendas a los presupuestos destinadas a Defensa o, a las múltiples partidas de gasto militar ocultas en otros ministerios, nos llevaremos la deprimente sorpresa de que no alcanzan ni siquiera el 1% del total de enmiendas promovidas y que son, con mucho, las más pobres, tanto por número total, como por su alcance ridículo. Si rastreamos la calidad del “control” que se ejerce en la Comisión de Defensa del Congreso, se ejerce un pobre control que, en sus momentos más álgidos, viene a preguntar sobre anécdotas superfluas aparecidas en la prensa.

El gasto público en educación se desploma y alcanza su punto más bajo en dos décadas

Evolucion-Gasto-Educacion-2009-2018

Es más claro que para contribuir a la paz siempre es más necesario escuelas, hospitales y centros de salud, que la ingente producción y mantenimiento de armas y ejércitos. España destinó en 2016 más de 47.000 millones de euros a la educación. Las diferencias entre comunidades van de los 6.500 euros por alumno de País Vasco a los menos de 4.000 de Madrid.

El gasto público de España en educación en 2017 estaba 4.000 millones por debajo que al inicio de la crisis. La inversión total ascendió a 49.463 millones, de los que 6.179 fueron a conciertos y subvenciones a centros de titularidad privada. Sin embargo, este volumen de gasto es menor que hace una década: en 2009, cuando comenzó la crisis económica, en España se destinaban 53.895 millones públicos al sistema educativo , cuando rozó el 5% del PIB. A pesar del aumento del gasto en 2017, la cifra invertida en educación representa un 4,26% del Producto Interior Bruto (PIB) de España, lo que supone una décima menos que en 2016, cuando el gasto público en educación era del 4,27% del PIB.

Los recursos educativos merman año tras año, hasta llegar a su peor cuota en 2019, sin que nada asegure que se ha tocado fondo. Si en 2006 la administración destinó el 4,31% del Producto Interior Bruto (PIB) a lo educativo, en 2018 la cifra es del 4,24% con un gasto público en educación es de 51.275,9 millones, la más baja desde 2006.

Comparado con los países del entorno, España es uno de los que menos porcentaje de PIB dedica a la educación, sólo por delante de Grecia, Irlanda, República Checa, Luxemburgo e Italia. El promedio de Europa está por encima del 5%, según datos del Ministerio de Educación.

Del total de alumnos matriculados en enseñanzas de régimen general no universitarias, más de la mitad de ellos lo hacen en centros públicos. En concreto, el 67,3% frente al 25,9% que los realizan en concertados y un 6,9% que lo hacen en centros privados no concertados.

En España el gasto por estudiante en infantil, primaria y secundaria se redujo un 11% y en la educación superior un 13%, mientras en ese mismo periodo el gasto promedio en los países de la OCDE creció un 5% y un 12%, respectivamente. El gasto disminuyó en todos los niveles educativos, a pesar del aumento de las tasas de matriculación.

Un análisis sobre los estados de la UE refleja que el gasto español se ha quedado «estático» respecto al PIB Mientras más educación, menos paro. Entre los 15 y 64 años la tasa de desempleo está en 22,3% entre los que sólo han cursado educación primaria y secundaria básica; en 15,5% entre los que tienen educación secundaria superior, y en el 8,8% entre los que tienen educación terciaria, indica Eurostat. Esos porcentajes aumentan entre los que tienen entre 25 y 39 años, pero se disparan entre los que tienen menos de 24 años, llegado al 44% de desempleo en los que tienen menos nivel educativo, y de 21,9% cuando cuentan con estudios especializados.

Materiales educativos en la Red para el Día de La Paz

Talleres: http://www.grupotortuga.com/Recursos-Formativos-Talleres-y

Volver principal

Cuentos

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons