Escuela en cuarentena

La comunidad educativa está más activa que nunca durante esta crisis

Rosalina-Miguel-Sanchez-520x245

Rosalina Miguel (*) 29.04.2020 | 23:26

Una vez más, ¿alguien piensa que los docentes estamos perdidos? Esta sería mi pregunta ante la lluvia de opiniones que surgen estos días sobre lo que conviene y deben hacer los docentes con el curso que llegará a su fin.La dualidad informativa es digna de análisis profundo.

Desde el comienzo de esta crisis que nos ha llevado a todos a una cuarentena en los domicilios, ¿la escuela está en cuarentena? Pues si analizamos la realidad desde diferentes puntos de vista veremos que la escuela está más activa que nunca. Por un lado el equipo docente se puso en marcha de una manera activa y eficiente utilizando todos los medios puestos a su alcance por parte de la Administración, incluso en la mayoría de las ocasiones, sus equipos y medios personales para dar una rápida respuesta a su alumnado. Para ello actualizó todos sus recursos y dedicó jornadas completas a iniciar lo que cada uno de nosotros considera su responsabilidad además de su trabajo. Su preocupación no fueron los alumnos capaces de seguir sus propuestas sino los que presentaban dificultades en acceder a la información.

Esta preocupación no es nueva, los docentes trabajamos con la diversidad en el aula y por tanto la diversidad en las familias tuvo su respuesta en la preocupación de atender todas y cada una de las realidades existentes. Se utilizaron los recursos para intentar llegar a todo el alumnado.

Las familias por su parte han respondido de forma colaborativa aunque como casi siempre han ido apareciendo las quejas, excesivo trabajo propuesto al alumnado, sin valorar que es el momento de dejar independencia a sus hijos en sus tareas disciplinares lo que redundará en una madurez en su capacidad de ser competentes en el aprendizaje personalizado. Quizás tenga que ver más con una visión social donde se educa mayoritariamente en el espíritu de que los problemas se solucionan solos sin participar en ellos. Lo que nos da como resultado una tardía incorporación a la madurez y la responsabilidad de nuestras próximas generaciones.

El entorno educativo del Ministerio de Educación consideró que se debería aplicar una metodología interdisciplinar (algo propuesto por la ministra de Educación), como si esto fuera algo que no se viniera haciendo ya en las aulas. El desconocimiento de nuestro trabajo supone una falta de valoración del mismo donde en la mayoría de los casos se sigue considerando que seguimos con la tiza y la pizarra como único elemento vertebrador de este proceso de enseñanza-aprendizaje. No se puede improvisar un planteamiento que requiere una seria y costosa programación entre diferentes equipos para hacer propuestas conjuntas y considerar que el resultado de una respuesta rápida y efectiva no tiene detrás un trabajo incorporado ya desde hace tiempo en las aulas. Esta metodología interdisciplinar se realiza desde los centros con mucho trabajo extraordinario por parte de los equipos que participan en ello, trabajo invisibilizado, en muchas ocasiones, por la mayoría de la sociedad.

Es ahora donde la escuela pública saca su mayor fortaleza dado que la mayoría de las desigualdades sociales se matriculan en la pública, encargada de dar respuesta a una realidad que es de tod@s y para tod@s.

En estos momentos de dificultad es la enseñanza pública la que da respuesta a esa diversidad que hay en sus aulas. Para ello cada equipo se ha encargado de ese alumnado, que conoce perfectamente, para hacerle llegar sus propuestas. No solo a nivel de materiales y conexiones sino como guías en su aprendizaje significativo adaptándolo a las distintas realidades socioculturales. Preocupándose de todas y cada una de las realidades. Desde la posibilidad de comer todos los días hasta la del alumnado con dificultades de aprendizaje por razones diversas.

Por ahora todo iba sobre ruedas, aunque en la prensa escuchamos mayoritariamente el lamento por parte de la Administración de intentar llegar a todo el mundo superando la brecha digital. Esa brecha digital que tiene su paralelo con una brecha social, en nuestra comunidad una realidad del mundo rural, que lleva años esperando un plan serio por parte de la Administración para abordar las distintas dificultades que aparecen en una población cada vez más minoritaria.

Como muy bien sabemos en la mayoría de los casos las dificultades no tiene que ver con la brecha digital o ¿no tenemos conocimiento de aulas con 25/30/35 alumnos? Donde el colectivo de AMPAS nunca se ha preocupado de solicitar a la Administración educativa una enseñanza con mayores oportunidades donde el aprendizaje pudiera ser atendido de manera individualizada. Por no hablar de los centros donde se unifica al alumnado con un perfil de dificultad en el aprendizaje que nada tiene que ver con problemas de necesidades educativas especiales sino con una situación sociocultural en total desigualdad.

Algunos colectivos como el de etnia gitana tiene un tratamiento especial con profesores que trabajan intentando compensar sus hábitos socioculturales respecto a la educación, cuando en realidad son incorporados a las aulas pero no integrados en las mismas. Para ellos el riesgo de inequidad y brecha es mucho evidente pero no ahora, siempre.

Si queremos atender la diversidad a través de una enseñanza individualizada no nos queda otra que ajustar la ayuda, bajar la ratio e invertir en una formación eficiente del profesorado para obtener los mejores resultados que redundarán en una sociedad más plural y equitativa.

Estas diferentes realidades forman parte del tan manido tanto por ciento de abandono del alumnado que tenemos en la sociedad y que no ha surgido en estos momentos. Pero si nos debe hacer reflexionar a todos los miembros de esta comunidad educativa que una sociedad más y mejor educada será una sociedad más libre.

(*) Representante de STE Zamora

Opinion-Profesorado

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons