España con 13.334.573 personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social

El Estado de la Pobreza 2016 muestra un empeoramiento generalizado de la situación social en todo el Estado desde el año 2009.

Hace ya 5 años, España se comprometió a sacar entre 1,4 y 1,5 millones de personas de la pobreza y la exclusión. Los datos aportados en este Informe demuestran que esta meta no se alcanzará, de mantenerse las tendencias actuales.

“la situación de pobreza que vivimos en a día de hoy en España es consecuencia de directa de la ausencia de una política clara de lucha contra esta situación, que se traduce en un empeoramiento paulatino de las condiciones de vida de la mayoría de la población»

Estado-Pobreza-2009-2015

Algunos datos principales de El Estado de la Pobreza 2016

  • La mitad (50,1%) de las familias monoparentales españolas están en riesgo de pobreza o exclusión social.
  • El 15,4% de la población de entre 0-59 años (5.473.846 personas) viven en hogares con muy poco empleo (BITH). Era el 17,1% en 2014.
  • La desigualdad entre el 20% con más ingresos de la población y el 20 % con menos ingresos es de 7 veces, mientras que, en la UE, es de 5,2 veces; España es el tercer país con mayor desigualdad de la UE, después de Rumania y Serbia.
  • La tasa de trabajadores/as pobres (que no superan el umbral de pobreza, a pesar de tener un trabajo) ha pasado de 11,7% en 2013 a 14,2% en 2014 y a 14,8% en 2015.
  • En la UE-28, el indicador de riesgo de pobreza y exclusión europeo (AROPE) de 2015 llega al 24,4%, un total de 122,3 millones de personas. En el caso de España, el AROPE es del 28,6%, un total de 13.334.573 personas. En este contexto, España es el tercer país con mayor desigualdad de la UE, después de Rumania y Serbia.
  • 543.453 personas viven en pobreza severa, es decir que tienen ingresos por debajo del umbral del 30% de la mediana de la renta (333,8 euros mensuales para el hogar de una sola persona).
  • La tasa de privación material severa ha ascendido del 4,5% en 2009 al 6,4% en 2015, afectando a 2.993.365 personas.
  • Las tasas de AROPE más altas están en Andalucía, con 43,2%, y Ceuta, con 41,7%. Las más bajas corresponden a Navarra, con 13%, y el País Vasco, con 17,6%. (Si se utilizan las rentas territorializadas las diferencias entre CCAA son mucho menores)

 Accede al Informe completo y más pinchando aquí.

Madrid, 13 de octubre de 2016.

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), ha presentado el 13 deoctubre el VI Informe ‘El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2009 – 2015’. Esta presentación se produce en el marco de la Semana de lucha contra la pobreza y la desigualdad, que finaliza el próximo 17 de octubre, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Este VI informe muestra un empeoramiento generalizado de la situación social en todo el Estado desde el año 2009. El incremento reciente de ciertos indicadores macroeconómicos sólo consigue mantener la desigualdad y no se traduce en una mejora de las condiciones de vida de la mayoría de las personas que viven en España, incumpliendo los objetivos sociales previstos en la Estrategia Europa 2020. Transcurrida ya la mitad del período previsto para su consecución, puede afirmarse que en España no sólo no se ha avanzado en la reducción de la pobreza y la exclusión social, sino que ésta ha aumentado considerablemente. Entre los años 2011 y 2015, el indicador europeo AROPE (que mide el riesgo de pobreza o exclusión social) muestra un incremento de 1.062.084 nuevas personas.

A día de hoy, 13.334.573 personas viven en riesgo de pobreza y/o exclusión social en España (28,6 % de la población). De este total, la situación más grave la viven más de 3,5 millones en situación de pobreza severa, es decir, por debajo del umbral del 30% de la mediana de la renta (333,8 euros mensuales para un hogar de una sola persona).

EAPN España, destacó durante la presentación que “la situación de pobreza que vivimos en a día de hoy en España es consecuencia de directa de la ausencia de una política clara de lucha contra esta situación, que se traduce en un empeoramiento paulatino de las condiciones de vida de la mayoría de la población.

% de pobreza infantil

En la última década ha aumentado la pobreza infantil en España y en Europa. Ya en 2005, un informe de UNICEF sobre la pobreza infantil en los países ricos llamaba la atención sobre el tema: la pobreza en la infancia se estaba haciendo más amplia y más intensa en buena parte del mundo industrializado. Desde entonces, la situación no ha hecho más que agravarse, tal y como lo atestiguan informes y estudios realizados por instituciones de reconocido prestigio.

DATOS: La pobreza y privación afecta de manera especial a la infancia.

En este sentido, la pobreza de los niños y niñas menores de 16 años ha sufrido en el último año un aumento sustancial y alcanza actualmente al 30,1%, ocho puntos porcentuales por encima de la tasa que corresponde al conjunto de la población. En el contexto europeo, España tiene la segunda tasa más alta de la UE, sólo por detrás de Rumanía y por delante de Bulgaria y Grecia.

JUBILACIONES Y PENSIONES

Unas 4.670.000 pensiones, la mitad del total, están bajo el umbral de la pobreza (inferiores a 667€ mensuales): el 40% de las pensiones de jubilación, el 69% de las pensiones de viudedad y el 86% de las de orfandad.

Conclusiones de EAPN ES

El crecimiento económico (aumento del PIB) no es suficiente para reducir la tasa de personas en AROPE, como muestra el análisis territorial.

La capacidad redistributiva de las políticas sociales tiene que ser priorizada, para lograr una mayor cohesión social y equidad en todo el país.

Estado-Pobreza

POBREZA POR CC.AA.

CASTILLA Y LEÓN

Desde 2009, Castilla y León han perdido un 3,6 % de población y, además de ser la región donde el proceso de reducción ha sido más temprano, es la región española donde mayor nivel ha alcanzado.

A 1 de enero de 2015, la población de Castilla y León alcanza a las 2.472.052 personas censadas, con una población inmigrante de 135.136 personas que suponen el 5,5 % del total de la población.

Tal como ha sucedido en la práctica totalidad de las comunidades autónomas, la crisis ha impulsado el retorno a sus países de origen -o a otros- de una parte importante de la población inmigrante. Así, desde el año 2012, un total de 38.373 personas extranjeras, que suponen el 22,1 % del total de población inmigrante que residía ese año en la región han abandonado la comunidad.

De todas ellas, casi 32.000 personas, es decir, una gran mayoría, estaban en edad de trabajar. En cualquier caso, sólo la mitad de la reducción de población puede ser achacada al retorno de la población inmigrante.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons