La Junta se defiende de las duras críticas de las Universidad de Valladolid y Salamanca en el inicio del curso

Juan_Jose_Mateos_05El rector de la UVa denuncia el «uso interesado» de los rankings y la «campaña de descrédito» contra las universidades públicas

El consejero de Educación, Juan José Mateos, entendió «perfectamente» las dificultades expresadas por las universidades públicas durante este arranque de curso, si bien abogó por «no caer en el desánimo porque hay buenos resultados».

Mateos avanzó que leerá detenidamente, «porque interesa su opinión», el discurso del rector de la Universidad de Valladolid, Daniel Miguel, quien ayer denunció la «campaña de descrédito» que sufren las universidades públicas y el «uso interesado» de los rankings, afirmaciones con las que se sumó a las declaraciones de su homólogo en Salamanca, Daniel Hernández, efectuadas el viernes en la apertura oficial del curso universitario en Castilla y León.

En el IV Foro Universidades TCUE, organizado por El Mundo-Diario de Castilla y León en Valladolid, el consejero argumentó que es una legislatura «muy difícil» en España y las universidades «no son ajenas a ello». «Sus dificultades las conozco y las entiendo, pero la Junta no es sospechosa de no apoyarlas», dijo, en presencia precisamente el rector de la institución académica vallisoletana.

Sin embargo, reiteró a los responsables universitarios de la Comunidad que «no caigan en el desánimo porque la fórmula de apoyo es el trabajo leal». Añadió que la Junta dedica una parte importante del presupuesto a las universidades y ello ha contribuido a la generación de «buenos resultados», entre los que citó la creación de empresas, aumento de emprendedores e incremento del tejido social. «Los rectores tienen razón, pero no queremos que cunda el desánimo», aseveró.

Mateos agradeció la celebración del IV Foro Universidades TCUE (Transferencia de Conocimiento Universidad Empresa) y destacó que es necesario potenciar este ámbito «para progresar», siempre de la mano de ambos actores. «La Junta apoya a las universidades. Castilla y León no sería lo mismo sin ellas», subrayó.

Por su parte, el rector de la UVa, Daniel Miguel, aseguró que las universidades se sienten apoyadas por la Consejería de Educación, lo que no evita que haya que «dejar de informar de las propias dificultades». No obstante, explicó que las decisiones que muchas veces afectan a las entidades académicas no se toman en el ámbito de Castilla y León.


El rector de la UVa denuncia la «campaña de descrédito» contra las universidades públicas

El Dia de Valladolid

El nuevo rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Daniel Miguel, denunció ayer la «campaña de descrédito» que sufren las universidades públicas y el «uso interesado» de los rankings. De esta forma, se quiso sumar a las declaraciones de su homólogo en Salamanca, Daniel Hernández, efectuadas el viernes en la apertura oficial del curso universitario en Castilla y León.

Miguel aprovechó el acto de inauguración del año académico de la UVa, celebrado ayer en el Paraninfo, para censuarar esta campaña y  habló de las «amenazas» que atenazan a la universidad pública, donde criticó que se haya dejado al arbitrio de las universidades la modificación del sistema de tres años de grados y dos de master, que calificó de «inoportuna».

Rechazo de plano al sistema 3+2

A su juicio, corresponde ahora una tarea «paciente y minuciosa» de análisis de cómo ha ido la implantación de las titulaciones a Bolonia, a la vez que censuró que el sistema de 3+2 aplicado por decisiones de cada una de las universidades puede llevar a una «enorme confusión». «Como rector, me comprometo a hacer llegar al Ministerio la necesidad de realizar un análisis ponderado de lo que ha supuesto la implantación de los grados de cuatro años», sostuvo.

Crítica a la tasa de reposición y al techo de gasto

El rector también alertó, en lo que fue su primera apertura de curso académico como máximo responsable de la UVa, de que el mantenimiento de la tasa de reposición y del techo de gasto está «desangrando» las plantillas que, además, dijo, están impidiendo la incorporación de profesorado estable. «Resolver la docencia con profesores a tiempo parcial contratados de forma precaria no es la manera», afirmó, para añadir que casi un tercio de la plantilla de la Uva está en esta situación.

Tranquilidad.

A pesar de estas afirmaciones que, dijo, no pueden inducir a «la resignación, ni la desesperanza», quiso mandar un mensaje de tranquilidad porque «aunque el panorama es complicado» el curso comenzará con normalidad. Con el margen del que dispone la universidad, indicó, será posible lanzar, antes de final de año, un programa de contratación de ayudantes doctores, con el fin de incorporar a los jóvenes que comiencen ahora su formación.

Presentación de un programa para investigadores

También, anunció un programa de apoyo para los investigadores, que se presentará a principios de año, que les ayude «en la tarea cada vez más compleja de obtener financiación». Durante este curso, añadió, 22 títulos se someterán a la renovación de la acreditación y un total de unas 1.260 personas entre profesores, PAS y estudiantes participarán en 156 proyectos de innovación docente, informa Ical.

En lo que se refiere a las infraestructuras, abogó por terminar el Campus de Soria, la segunda fase del de Segovia y la remodelación de la sede Mergelina de la Escuela de Ingenierías Industriales. No obstante, matizó que ninguno de los tres proyectos podrán llevarse a cabo con los recursos propios de la Universidad, por lo que, sería «imprescindible» contar con la ayuda de las autoridades regionales y de las instituciones de las provincias.

Asimismo, insistió en que quiere trabajar por una universidad «en la que ningún estudiante tenga que abandonar por cuestiones económicas o por normas demasiado rígidas».

Durante el acto, la secretaria general de la Universidad, Pilar Garcés, fue la encargada de leer la Memoria del curso 2013-2014, en el que se matricularon 24.353 estudiantes, de los cuales 4.869 fueron de nuevo ingreso, 1.024 de master y 1.229 de tercer ciclo. Asimismo, entre otros aspectos, concedió 325 becas, de las 2.162 solicitadas de ayuda al estudio por un importe máximo de 1.000 euros para el pago de la matrícula.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons