Las familias denuncian que los colegios concertados les cobran indebidamente

Las familias denuncian que colegios concertados exigen de media 159 euros al mes pese a que la educación obligatoria es gratuita por Ley y por la Constitución.

El 96,4 % de los centros concertados cobran “cuotas elevadas” a las familias siendo Cataluña y Madrid las comunidades autónomas donde los pagos son más altos.

Colegio Concertado

Lo ha denunciado la Confederación Española de Asociaciones de padres y madres del alumnado (Ceapa) en un informe que demuestra que “casi la totalidad de concertados infringen la gratuidad de la educación obligatoria”. La presidenta de la Ceapa, Leticia Cardenal, ha pedido al Ministerio de Educación un real decreto que establezca los requisitos mínimos para poder optar al régimen de concierto y más control desde la Alta Inspección del Estado.

El estudio ha llegado a sus conclusiones a través de 137 colegios concertados de Andalucía, Aragón, Cataluña, Galicia, Madrid y Comunidad Valenciana.

En Cataluña, con una media de 249 euros mensuales al mes, es donde se dan las cuotas mensuales más altas y en algunos se superan los 400 euros e incluso alcanzan los 840 euros, unas cantidades que sobrepasan los precios de los privados. Madrid (una media de 157 euros al mes) es la segunda comunidad que exige más presupuesto a los padres de la concertada y lo hace como en Cataluña en el 100 % de los casos, según esta Confederación, que asegura que la comunidad madrileña ha aumentado su precio un 6 % respecto al curso anterior. En Andalucía, Galicia, Aragón y Comunidad Valenciana las cuotas mensuales son inferiores a 100 euros y existen casos con pagos “verdaderamente voluntarios”.

Alumnado Privada

El “Estudio de Precios de Colegios Concertados” fue realizado el pasado junio a través de una consultora externa (con la metodología “mystery shopper”, contactando con los colegios haciéndose pasar por padres) e incluye algunas de las respuestas por escrito de los centros para este curso 2018-19, que a veces se entregan a los padres en un simple “post-it”.

“Se están creando guetos en los centros concertados”, ha criticado Camilo Jené, portavoz de la Ceapa, que ha anunciado que, por ejemplo, en Madrid se ha abierto un procedimiento administrativo para denunciar la obligación de los pagos.

La justificación de los pagos es diversa: horas de más respecto a los públicos, extraescolares, comedor obligatorio porque se incluyen otras actividades o insuficiente financiación de las administraciones.

“La estructura de precios no permite a las familias decidir pagar o no aquellas cuotas que legalmente tengan carácter voluntario”, ha recalcado el trabajo.

Pago obligatorio

Así, en el 63 % de los casos es una cuota obligatoria, en el 9 % se dice que es voluntaria, en el 6 % es una opción flexible y en el 21 % se excluye de algunas actividades a los alumnos de familias que no pagan.

A la cuota base habría que añadirle, según centros, el comedor, la ruta, material escolar y otros que pueden sumar cerca de 500 euros al mes.

Se ha detectado asimismo que hay falta de transparencia en la documentación que los colegios entregan, en la justificación que realizan por esos pagos irregulares y en los porcentajes de los centros educativos que excluyen a los alumnos en caso de impago.

Cardenal cree que la Administración “promueve el copago” al no controlar el lucro por los servicios ligados a la enseñanza obligatoria de estos colegios ni se están adoptando medidas de control.

Asimismo, una “tendencia creciente” es la creación de fundaciones ligadas a la actividad de los coles y a las familias se les pide el pago de la cuota “supuestamente voluntaria” como si fuera una donación, ha enfatizado la Ceapa.

Gasto-Conciertos-Educativos-1992-2016

Castilla y León

El estudio de los precios de la concertada no es el único frente de denuncia a las cuotas. A María Luisa Hermida, abogada de León, muchas familias la animan a que cree una plataforma de denuncia de cuotas en la concertada. De momento, ella solo les asesora. Esta madre saltó a los medios cuando denunció ante la inspección educativa de Castilla y León los 60 euros mensuales que había estado abonando por su hija en un colegio religioso. Hermida calcula que unas 350 familias de toda España  han contactado con ella. Les aconseja que reclamen el dinero de las cuotas a los colegios por escrito y, si no lo consiguen, acudan a la inspección educativa. “Siempre hay silencio administrativo. Luego queda la vía judicial”.

Cataluña

Otra madre, María, que pide total anonimato, empezó pagando 60 euros de cuota por cada uno de sus hijos en un colegio de curas de la provincia de Barcelona. Cada año, cuenta, el precio sube 10 euros y de pronto se ha plantado en los 300 euros al mes por los dos niños. Un dineral para ella que se define “de clase trabajadora”. “Si me dijesen dónde va el dinero que pago sería otra cosa, pero no lo sé”, se desespera. Durante unos meses, pagó una cantidad menor, pero en el colegio le advirtieron de que si todas las familias actuaran igual tendrían que cerrar. “He vuelto a pagar los 300, me da miedo que a la pequeña no la dejen ir de colonias”. No descarta acudir a los tribunales cuando ambos terminen de estudiar allí.

Comunidad Valenciana

Desde la Consejería de Educación, gobernada por el PSOE y Compromís, animan a las familias a denunciar si se sienten agraviadas y estudian “decenas de casos” cada año. “Al final, la inspección educativa no actúa porque los reclamantes se echan para atrás por miedo a las repercusiones en sus hijos. Sin testimonios, no hay penalizaciones”, señalan fuentes de la consejería.

Aragón

Con un Gobierno socialista y de la Chunta respaldado por Podemos, hay familias que sí han querido denunciar y se han tomado medidas. “El pasado curso hubo cuatro comisiones de conciliación con cuatro colegios distintos. Cobraban horas extraescolares que no debían serlo y en todos los casos se acabó con esa práctica”, explica una portavoz de la Consejería de Educación. Una orden aragonesa de 2017, además, obliga a los concertados a hacer una declaración jurada de que no van a cobrar ni un euro más por conceptos no previstos. Y los concertados tienen que hacer público el precio de su comedor y transporte en la web de la consejería que consultan los padres para elegir colegio. “El comedor de la pública cuesta 86 euros y en algunos concertados casi se dobla”, compara esta fuente.

Madrid

El pasado curso en la Comunidad de Madrid, la región junto a Murcia donde más ha subido la concertada desde 2000, la inspección educativa abrió expediente a 167 colegios en los que se detectaron “irregularidades” en las cuotas: no se informaba de que eran voluntarias, ofertaban actividades de las que no habían informado a Educación, o no detallaban los precios. Pero no ha habido penalizaciones. Hace un mes se dio carpetazo al asunto porque “los centros se ajustan a la normativa vigente”, aseguró el consejero Rafael van Grieken (PP). Finalmente, el PP se unió a todos los grupos y el pasado 18 de octubre votó a favor de establecer mecanismos para hacer más transparente y accesible la información sobre la voluntariedad de las cuotas. Lo que Podemos, que impulsó la medida, califica como “el impuesto revolucionario”.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Simple Share Buttons