Las universidades públicas de Castilla y León agonizan con la tasa de reposición y el tijeretazo en sus ingresos

A Stecyl Universidad le preocupa que los recortes en financiación se estén cebando en las plantillas tras haber realizado un estudio minucioso con cifras escalofriantes sobre la necesidad de renovación y reposición de personal
Serán necesarios unos 900 profesores (de 545 a 1199) fijos o funcionarios en pocos años.

A diez años vista, se habrá jubilado como mínimo el 20,1 % de la UBU, el 26,5 de la ULE, el 39,7 % de la USAL, del PDI-f al cumplir 70 años, o el 42,9 de la UVA, con 65 años; o si se mantienen las jubilaciones anticipadas a partir de los 60 años en algunas universidades podía llegar al 75 %, sin tener en cuenta otras bajas por defunción, movilidad, etc.

En medio de la elaboración de los Presupuestos del año 2014 de nuestras Universidades Públicas, tenemos una Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que prohíbe la creación de empleo público Universitario estable, un ERE encubierto a todas luces.

STECyL-i Universidad no se ha cansado de denunciar las limitaciones impuestas a la OEP desde el 2011 en esta ley y endurecidas por la imposición del Gobierno de Rajoy en los PGE de 2012, 2013 y 2014. El mecanismo utilizado consiste en reducir la oferta de empleo cubierta mediante concurso oposición a una tasa mínima del 10% de la reposición de efectivos (jubilaciones, decesos y excedencias). Es decir, cómo máximo una de cada 10 plazas que quedan vacantes. Este hecho lo consideramos inaceptable al observarlo como una reposición mísera que incluso está alcanzando a que se estén produciendo enfrentamientos entre Universidades, Centros, Áreas y Personal.

La aberrante y ciega limitación a la que está siendo sometida esta oferta y las convocatorias en las Universidades en los últimos cuatro años ha provocado en nuestra Comunidad una realidad como la que te presentamos más adelante en nuestro “estudio de envejecimiento y reposición necesaria”, y que puedes consultar en toda su extensión en el enlace de nuestra web: http://www.stecyluniversidad.es/spip.php?article620

En 2014 se superará el 38 % del PDI laboral y el 30 % del PAS en situación de precariedad e interinidad de las cuatro universidades públicas de Castilla y León, a la vez que estas universidades perderán en torno al 10 % de sus plantillas de PDI y PAS, lo que se traducirá en más personal con contratos temporales y precarios. Más inestabilidad para los proyectos educativos, más trabas a la calidad de la enseñanza superior, mayores dificultades para atender los servicios de los centros.

La caída de la financiación de los tres últimos años distancia a la Universidad Española del resto de la Unión Europea, donde la media de inversión en educación superior es del 1,26% del PIB, frente al 0,86% español: estos recortes han impedido poder implementar con responsabilidad el Plan Bolonia, lo que para STECyL-i Universidad arroja el resultado de la precariedad, con una mayor masificación de las clases, menor atención al alumnado, menos seminarios o menor investigación.

La asfixia económica, traducida en estos años en brutales menguas, está reduciendo de forma preocupante la plantilla de las Universidades Públicas, en todo su personal de administración y servicios y  personal docente e investigador .En los presupuestos aprobados por las cuatro universidades públicas de Castilla y León en el año 2013, tijeretazo que se repetirá en el 14,  observamos que éstas disponían de 3.425 profesores funcionarios, 560 profesores contratos laborales fijos, 374 profesores contratados laborales temporales, y 2.057 profesores asociados. Las pérdidas alcanzan, como en el resto del país, al 15%.

Desde STECyL-i Universidad alertamos de lo preocupante que puede resultar para el futuro de la Universidad la incertidumbre e inestabilidad de su personal, y la imposibilidad de mantener con la calidad necesaria la docencia, la investigación y los múltiples servicios que  presta la Universidad, dado que partimos de una estructura de tipos de contratos que produce inestabilidad y precariedad en la plantilla de profesores al ser temporales su mayoría: solo el 53 % del PDI funcionario en Castilla y León, respecto al conjunto del PDI, es estable. El resto son los que tienen dedicación a tiempo completo y contratos temporales (Ayudantes y Ayudantes doctores), junto a los Asociados que tienen una dedicación entre 6 y 12 horas semanales en la Universidad al tener otro empleo o dedicación fuera de la misma. En estos momentos entre la UBU, ULE, USAL y UVA  trabajan unos 2.057 asociados, colectivo que supone el 32 % del profesorado.

La Junta de Castilla y León, como titular de las competencias educativas y entre ellas las universitarias, es la responsable de su desarrollo y buen o mal funcionamiento. La Junta aprueba la  financiación de las Universidades, aprueba las RPTs, autoriza o niega las plazas de personal, autoriza o rechaza los Convenios Colectivos, regula con sus decretos el mapa de titulaciones y  el régimen jurídico y retributivo del PDI laboral. Esperamos como STECyL-i Universidad que empiece a estar a la altura de sus altas responsabilidades.

Así, si no cambiamos la política actual de personal y recursos humanos en las Universidades Públicas el envejecimiento y ruptura de la carrera profesional universitaria estará degradando de forma irreversible las plantillas, y la propia institución, con un despilfarro de los recursos propios injustificable en tiempos de austeridad y eficiencia. El estudio que hemos realizado en STECyL-i Universidad responde a cómo repercute en la Universidad y sus plantillas que no se repongan las vacantes por jubilación y se mantenga la tasa de reposición actual, arrojando cifras escalofriantes sobre la necesidad de renovación y reposición de plantillas (consulta el “estudio de renovación y envejecimiento de la plantilla del PDI funcionario y laboral fijo de las 4 Universidades Públicas de Castilla y León” en los enlaces

Si nos situamos en el año 2018, y siguen si reponerse todas las jubilaciones obligatorias o voluntarias y otras bajas imprevistas,  junto a lo que ya hemos apuntado a diez años vista, habremos perdido y debemos reponer con personal fijo o funcionario unos 900 profesores: en torno a 36-77 personas en la UBU, 58-153 en la ULE, de 270 a 534 en la USAL, y de 181 a 435 en la UVA.
El estudio nos habla de un 9,8 % del PDI-f por cumplir 70 años en la UBU (pero si se jubilan a los 65 perderemos el 20,1 %); en la ULE, el 10,2 % con 70 años (y el 26,5 % si se jubilan con 65 años); en la USAL, el 20,5 con 70 años (y hasta el 39,7 con 65), y si se mantiene la posibilidad actual de jubilación anticipada a los 60 años como funcionarios que son podía llegar hasta el 56,4 % de los profesores funcionarios actuales. En la UVA agrupando el PDI funcionario y laboral fijo en 2018 se pueden jubilar con 65 años el 26, 41 % del total.

Conscientes en STECyL-i Universidad de los costes que la formación de docentes e investigadores tiene para las Universidades, es bien conocido el largo itinerario, y los tiempos y requisitos que las Universidades Públicas exigen a su profesorado, por lo que nadie tiene derecho a despilfarrar: los responsables de la Junta y las Universidades deben planificar y asegurar cómo y con quienes reponemos las bajas del profesorado jubilado analizado anteriormente. No se puede aplazar, ni quedar al azar o la improvisación; la carrera académica se está truncando.

No hemos analizado la realidad del Personal de Administración y Servicios de las Universidades para no hacer tan denso el documento, pero el deterioro de su situación tiene las mismas causas y sufrirán las mismas consecuencia: sirva como ejemplo los datos del Vicerrector del profesorado de Salamanca que informaba de la pérdida en los últimos cuatro años del 8,83 % de las plantillas de PAS funcionario y del 12,69 % del PAS laboral de la USAL. Estos datos pueden considerase un reflejo de lo que está sucediendo en las cuatro universidades.

Si no cambiamos esta realidad, ¿qué calidad pueden ofrecer las Universidades?, ¿qué sucederá con la Investigación actual y la futura?, ¿qué salidas dejamos para los jóvenes, el personal investigador en formación y todas aquellas vocaciones o talentos que tienen que emigrar? Ante los datos que presenta STECyL-i Universidad no puede mantenerse esta tasa y su mala aplicación. Si no queremos destruir la Universidad Pública.

Por eso, con las firmas de todas y de todos lograremos promover el debate público de la Comunidad Educativa y de la Ciudadanía, que fuerce a nuestros representantes políticos a anular el límite en la tasa de reposición de efectivos de los Presupuestos: FIRMA la petición pública

Noticia Original – STECyL UNIVERSIDAD

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons