Los centros públicos arrasan con las mejores notas en selectividad

Los institutos públicos han arrasado en la última prueba de acceso a la Universidad en León. Entre las notas más elevada en la fase general celebrada en León y Ponferrada del 5 al 7 de junio están los alumnos bercianos del Gil y Carrasco Paula Terrón García, que obtuvo un 9,875, y Diego García de Cruz, que consiguió un 9,838. También en el Padre Isla, Juan Casquero García, se quedó muy cerca del diez con un 9.800.

Este año se presentaron a la selectividad en León 1.728 estudiantes (1.275 en León y 453 en Ponferrada), de los que superaron la prueba 1.660 (1.227 en León y 433 en Ponferrada), lo que supuso un porcentaje de 96’07%, uno de los más elevados de los últimos años.

selectividad-EBAU

También en las notas que se obtienen de la fase general con ponderación de bachiller, y en las que resultan de la ponderación de asignaturas voluntarias, el éxito ha sonreído de forma mayoritaria a los alumnos de la educación pública.

Junto con Juan José Muela Cascallana, destacan alumnos como Patricia Álvarez Barrios, del Colegio San Ignacio (Ponferrada), con 9,890; Sara Asensio Ferrero, del Álvaro Yáñez de Bembibre, con 9,885.

Además, ponderando las asignaturas voluntarias, también están Álvaro Fernández Blanco, del Lancia, con un 13.855; del Ordoño II Sara Mayo Blanco, del IES Ordoño II, con 13,844 y María Saiz Abad, del Leonés con 13,835.

El proceso aún continúa para los alumnos que están disconformes con la corrección de sus ejercicios, ya que el plazo para la solicitud de revisión de exámenes permanecerá abierto hasta mañana martes 19 de junio. El resultado de las revisiones se dará a conocer el 28 de junio a las 12:00 horas.

Finalmente hay que indicar que, a diferencia de lo que ocurría con la antigua ‘Selectividad‘, las segundas pruebas no tendrán lugar en septiembre, sino los próximos días 4, 5 y 6 de julio. Quienes deseen participar en ellas deberán formalizar su matrícula del 28 de Junio al 2 de Julio (hasta las 12:00 horas).

El alumno del Lancia Juan José Muela Cascallana logra, ponderando el Bachillerato y las dos fases de la Ebau, casi un 13,9 sobre 14, y se prepara para estudiar en la Complutense el doble grado de Matemáticas y Física.

Con la vista puesta en la carrera con la nota más alta a nivel nacional, el doble grado de Matemáticas y Física en la Universidad Complutense, se presentó a la selectividad el estudiante del instituto Lancia Juan José Muela Cascallana. Fue tranquilo, con el colchón que da contar con una matrícula de honor, un 10 redondo, en el Bachillerato, y el con el aplomo que emite este joven que como mínimo, según la nota de corte del año pasado para ese título, necesita un 13,667.

Una mente brillante para el futuro de la investigación

Juan José Cascallana sacó en la fase general de la selectividad, o en la Ebau como se la denomina ahora, un 9,895, nota a la que hay que sumar los cuatro puntos que obtuvo por las asignaturas específicas —Física, Química y Matemáticas, que le ha puntuado doble al estar también en la fase general—. En total, ponderando las notas del Bachillerato más las de la prueba de acceso a la universidad, el alumno del Lancia se quedó con un 13,895, a poco más de una centésima de la nota perfecta: 14. Todos sus exámenes fueron de 10, salvo en Lengua e Inglés, que se quedó con un 9,5. «Me gusta hacer las cosas bien, pero nunca me presiono hasta el punto de sufrir», comenta el estudiante para reconocer que si da todo lo que puede y alcanza «el tope, ya estoy satisfecho, esos fallos están a la orden del día», indica en relación a sus notas en las dos materias de letras.

En el Lancia hizo el Bachillerato Internacional, que exige a los alumnos una implicación mayor que el normal —incluso más horas de clase—, las tardes, hasta ahora, las dedicaba a estudiar alemán y a las clases de viola, junto con unas cinco o seis horas más de estudio al día, «en función de la época del año». Ve poco la tele y cuando quiere distraerse, entra en Youtube a ver series.

Nueva vida

Viajar a Madrid, iniciar una nueva etapa en su vida, se presenta «como un reto muy ilusionante» para este joven que ya ha comenzando con la búsqueda de alojamiento en la capital. «Las salidas profesionales son muy amplias, aunque nunca he tenido una profesión muy definida. Me gustaría dedicarme a la investigación, sobre todo en el ámbito de la Física», confiesa Juan José, que a pesar de su edad cuenta con una maleta llena ya de reconocimientos, entre los que destacan el Premio Nacional de la ESO, tanto de Castilla y León como de España, la medalla de plata nacional en la Olimpiada de Física y el premio de la Liga de Debate de Castilla y León.

De momento, este verano, además de formalizar la matrícula en la Complutense, Juan José Muela Cascallana, se prepara para estar con sus amigos, ir de viaje con su familia y pasar un verano en su pueblo, Villaroañe. «Unos días para disfrutar», indica este joven, aunque reconoce que sus padres y su hermano «vivieron la selectividad más intensamente que yo».

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons