¿Modelo empresarial desde primaria? Entre el emprendimiento educativo y la educación financiera

Cuando pregunto a mi alumnado quién construye la riqueza de este país, me responden de forma casi unánime: «los empresarios».

La colonización neoliberal del sentido común es tan constante y uniforme que acaban considerando que «sin empresarios el mundo no funcionaría». Esta es la ideología neoliberal con la que nos adoctrinan constantemente y que se acaba por instalar en el pensamiento colectivo. Aunque la única verdad irrefutable es que «sin trabajadores y trabajadoras el mundo no funcionaría». Cómo se organicen para ello puede adoptar múltiples formas. Y la organización capitalista, es decir, que unos pocos (quienes controlan las empresas) exploten y se enriquezcan a costa del trabajo de los demás, no parece que sea la mejor forma, ni la más justa, ni la más humana.

Esta visión del mundo que refleja mi alumnado es un síntoma del adoctrinamiento en el que están siendo socializadas las nuevas generaciones y a la que la escuela está contribuyendo cada vez más, en vez de ayudarles a tener capacidad de análisis crítico y pensamiento autónomo.

No tenemos más que asistir a cualquier conversación en la calle y constataremos que la mayoría de la población cree en el mercado como mecanismo más eficiente (¡casi único!) de organización de la economía, cree en la «ley de la oferta y la demanda» como forma de ordenamiento comercial, en el carácter sagrado de la propiedad privada, en que el Estado es un aparato lento y burocrático que carga con impuestos que lastran el despegue económico, que tiene que reducirse al mínimo y no intervenir en la economía.

Es hasta ingenuo preguntarse «quién enseñó» estos contenidos. En verdad, podríamos decir que no los enseñó nadie (en el sentido fuerte de una acción pedagógica formal e institucionalizada) y, sin embargo, han sido aprendidos y asumidos por la mayoría. Porque lo «social» se educa a través de la socialización cotidiana en la vida, en el trabajo y en la escuela, en la posión que se ocupa, en los medios de comunicación. Se ha convertido una ideología en una doctrina, lo cual refuerza la inculcación al racionalizarla, al convertirla en un conjunto sistemático de razonamientos, de argumentaciones, de principios, de frases repetidas insistentemente hasta configurarlos como la única realidad plausible.

Lo sorprendente es que las instituciones educativas o los medios de comunicación siempre se han declarado al margen de toda esta socialización, proclamando una “falsa neutralidad” que hoy día se ha revelado imposible. En el caso de la escuela hemos analizado y comprobadocómo su currículo, su organización, su metodología, sus prácticas, las políticas educativas que las enmarcan, construyen una red en sintonía con la ideología neoliberalimperante.

Veámoslo. ⇓⇓

Emprendimiento educativo

Parece que para las administraciones educativas gobernantes la solución a todos los problemas es hacerse emprendedor. Es un bombardeo continuo desde hace años.

¿Modelo empresarial desde primaria? Entre el emprendimiento educativo y la educación financiera

Enrique Javier Díez Gutiérrez. Profesor de la Universidad de León (España)

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons