¡No al bilingüismo, Sí a la enseñanza de los idiomas extranjeros!

 

¡BILINGÜISMO NO, ENSEÑANZA DE LOS IDIOMAS EXTRANJEROS SÍ!

Motivaciones que hacen que STELE se oponga al modelo bilingüe que la Consejería de Educación de la junta de Castilla y León pretende volver a imponer:

  • Hablar de “bilingüismo” es una falacia y una fantasía y sólo ha servido para engañar a las familias y al profesorado. Sólo podemos hablar de bilingüismo cuando conviven varios idiomas en casa desde la infancia y los niños y niñas de una sociedad mayoritariamente castellanohablante como la nuestra jamás podrán salir bilingües, por mucho que los dirigentes educativos se empecinen en ello. Por ello desde STELE preferimos hablar de “enseñanza de los idiomas extranjeros”.
  • Seguramente el bilingüismo, junto con la existencia de la enseñanza concertada, son las herramientas de discriminación social más ambiciosas que se han ideado en España. Ha supuesto la creación dentro de un mismo centro de aulas de primera y de segunda y está haciendo lo mismo con los centros escolares, contribuyendo a la creación y consolidación de los centros gueto.
  • El bilingüismo ha convertido los contenidos de las disciplinas no lingüísticas (DNLs) en mero aprendizaje de listas de palabras. Enseñar un idioma a través del vocabulario específico de materias como ciencias, matemáticas o geografía e historia no convierte al alumnado en bilingüe a la vez que resta conocimientos en dichas áreas.

Está más que demostrado que en las DNLs se están perdiendo contenidos y hemos podido constatar como incluso los libros de las DNLs en inglés (o en otra lengua extranjera) pierden contenidos con respecto al mismo libro en castellano. ¿Qué es lo importante, alcanzar los objetivos de las distintas asignaturas o aprender inglés? El bilingüismo resulta destructivo para las asignaturas impartidas en otra lengua, que son sacrificadas en aras del aprendizaje del idioma, con una creciente dificultad en el alumnado a la hora de comprender los conceptos específicos de cada disciplina, así como el contexto de los distintos aprendizajes o la valoración crítica y reflexiva de los mismos. El bilingüismo ha hurtado al alumnado aspectos tan importantes dentro del aprendizaje significativo como el razonamiento, el intercambio de opiniones, el pensamiento crítico, el debate científico, etc.

  • El bilingüismo ha destrozado el espíritu educativo de primaria (secundarización de la educación primaria): antes un maestro/a daba casi todas las materias haciendo un acompañamiento del alumnado mucho más pedagógico, integral y globalizado, ahora pasan muchísimos profesores/as por cada aula y el alumnado está infinitamente más perdido. La educación en España ha transitado desde los modelos memorísticos del siglo pasado hasta modelos más integrales y modernos que priman el aprendizaje crítico, comprensivo y reflexivo, donde la memoria juega un papel importante pero no el único. Lamentablemente, estamos desandando este camino, limitando los conocimientos de nuestro alumnado a meros listados de palabras y a unir con flechas. Les despojamos del papel protagonista que deberían tener en el proceso de enseñanza/aprendizaje, otorgándoles el papel de meros espectadores, lo que destroza los principales modelos pedagógicos.
  • El bilingüismo sólo está pensado para el alumnado más capaz o el que viene de entornos socioeconómicos favorables o para aquellas familias que disponen de tiempo y conocimientos para ayudar a sus hijos/as. No se ha tenido en cuenta para nada las necesidades educativas de los niños/as o las dificultades de aprendizaje, lo que ha supuesto una doble discriminación. La atención a la diversidad, en este contexto, es casi imposible que se produzca, máxime en aulas masificadas.
  • La administración presume de los buenos datos que está dando el bilingüismo, datos que no vemos claros y que ponemos muy en duda y nos preguntamos hasta qué punto son fruto del bilingüismo y no del trabajo de las familias o de la inversión de éstas en academias privadas o de la selección que se hace entre el alumnado que accede a los programas bilingües (la proliferación de academias de idiomas en los distintos barrios y municipios en los últimos años deja esto meridianamente claro -un pasito más en la privatización de la enseñanza-).

Estas reflexiones que hacemos desde STELE han surgido de numerosas visitas a centros, encuestas, entrevistas, estudios…, a través de los que hemos podido constatar el malestar del profesorado y familias con el actual modelo bilingüe que la Administración Educativa pretende perpetuar. Hemos comprobado como lo que en principio (en 2006) era un proyecto ilusionante y cargado de expectativas se ha convertido en un lastre para centros, profesorado, alumnado y familias.

El nuevo modelo propuesto unilateralmente por la Administración Educativa no va más allá de querer ampliar el bilingüismo a Educación Infantil y Bachillerato y de pedir que el profesorado que imparta las DNLs acredite un C1 en idioma (no todos/as) y todo esto sin el acompañamiento de las oportunas medidas económicas, es decir, más de lo mismo y a costa de centros, familias y profesorado.

Queremos que nuestro alumnado sea bueno en idiomas, pero así no lo vamos a conseguir. Exigimos a la Consejería que escuche a la comunidad educativa y retire este borrador de bilingüismo como se le han pedido todas las organizaciones sindicales con representación en la mesa sectorial. Queremos un aprendizaje integral, no un aprendizaje segregador sólo para unos pocos.

 

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons