No se olviden de La Cenicienta: Educación de Personas Adultas

En el mundo de la educación se tiende a utilizar el calificativo de cenicienta del sistema educativo para referirse a aquellas enseñanzas más olvidadas por las administraciones y los presupuestos. Este calificativo se ha utilizado, por ejemplo, para aludir a la educación infantil cero-tres años, antaño también a la Formación Profesional y muchas veces muchos hemos empleado esta metáfora para calificar y denunciar el tradicional olvido a la Educación de Personas Adultas (EPA).

Si este olvido a la EPA había sido una constante histórica en nuestro país hasta el comienzo de los ochenta, hay que reconocer que desde mediados de esa década y hasta comenzada la actual se ha hecho un esfuerzo importante, que se ha truncado radicalmente en los últimos cursos de la crisis económica, en la que los recortes se han cebado de manera sangrante en estas enseñanzas. Ello pese y en contra del propio discurso oficial del MEC en 2011 en el Plan de Acción para el Aprendizaje Permanente. Nuevas oportunidades para aprender o más recientemente en 2014 con el Plan Estratégico de aprendizaje a lo largo de la vida, que apuestan por la formación permanente y la EPA como motor de desarrollo y equidad social y con el Plan para la Reducción del Abandono Educativo temprano; planes para conseguir los objetivos propuestos por la Unión Europea en 2009, dentro del Marco Estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación (ET 2020), que pretenden lograr que “para 2020 una media del 15% como mínimo de los adultos (16-65 años) tendría que participar en el aprendizaje permanente” (en nuestro país en 2013 no llegaba al 11%) y que el abandono educativo temprano -porcentaje de población de 18 a 24 años que no ha completado la Educación Secundaria de segunda etapa y no sigue ningún tipo de educación o formación- descienda hasta el 10% (en 2013 se situaba en el 23,6%; que suma el 12,9% con título de ESO y el 10,7% sin el título de ESO).

Unos recortes en la educación de adultos que han pasado más desapercibidos al ponerse el énfasis en los tijeretazos realizados en Colegios e Institutos o Universidades, pese a que a lo largo de estos últimos cursos ha sido la EPA la modalidad de enseñanza que ha sufrido con mucha más intensidad los recortes de profesorado en sus centros, pese a que hayan desaparecido del Presupuesto de la Junta las partidas transferidas por la Consejería de Educación para convenios y subvenciones a las Corporaciones Locales y Entidades sin ánimo de lucro destinadas a la realización de actuaciones de educación de adultos o pese a que algún Ayuntamiento como el de Valladolid con el Sr. León de la Riva al frente, haya decidido acabar con las actuaciones que desde el presupuesto municipal se venían financiando: el Plan Municipal de EPA, gestionado por ocho Colectivos integrados en FECEAV -Federación de Colectivos de Educación de Adultos de Valladolid- y el Convenio para el programa de EPA desarrollado por el Círculo de Cultura Popular de la AV La Rondilla.

Primero trataré de llamar la atención sobre estos dos casos concretos que en la ciudad de Valladolid ejemplifican el calado de estos recortes. Después haré un sucinto análisis regional a partir de los datos de nuestra región sobre evolución del profesorado y de algunas de las partidas en el capítulo de transferencias a entidades públicas y privadas, así como de la evolución del alumnado matriculado en las enseñanzas de adultos.

El Plan Municipal de Educación de Personas Adultas, gestionado desde sus orígenes por FECEAV celebra su 25 cumpleaños (1990-2015) con un recorte en su presupuesto para este curso 2014/15 del 18% respecto al pasado, un recorte que llega hasta el 25% si se compara con la partida destinada en el 2008/09, cuando paralelamente el número de personas matriculadas crecía desde los 1555 en ese curso hasta los 2046 en el pasado curso. El dieciocho por ciento del recorte en este curso se traduce en una disminución de setenta horas semanales en las clases ofrecidas en los barrios en los que trabajan los ocho colectivos integrados en FECEAV. Es decir, la oferta financiada por el Ayuntamiento de Valladolid pasa de las 404 horas semanales en el anterior curso a las 335 en el actual. Este recorte ha dejado fuera de la oferta municipal a los siguientes grupos: Preparación para el Acceso a la universidad para mayores de 25 o 45 años (se ofertaban 4 grupos en distintas zonas de la ciudad y estaban matriculadas 135 personas; en este curso la ciudad se queda sin oferta «pública» ya que sólo en Laguna se ofrece desde los centros de la Consejería de Educación de la JCyL; Preparación para el Acceso a Grado Superior de FP (en el curso anterior se ofertaba un grupo con 31 personas matriculadas; Cocina: dos grupos (32 personas) recibían una formación profesionalizante en este ámbito y en Inglés a tres grupos de personas adultas (85 personas) que se preparaban para iniciarse en conocimiento de esta lengua extranjera con una metodología adaptada. Aunque lo peor de todo es que los responsables municipales del PP del Ayuntamiento quieren acabar el próximo curso con estas actuaciones y reconvertirlas en actividades de animación para la tercera edad y para los centros cívicos. Se justifican en que no reciben transferencias de la Junta y en mandangas sobre competencias impropias y planes de racionalización del gasto con las que justificar su recorte. Se escudan. Porque tajo hay y mucho. Nunca han querido en el Ayuntamiento dar verdadera estabilidad a estas iniciativas de los colectivos de educación de adultos nacidas en el seno del movimiento vecinal a comienzos de los ochenta y que han venido gestionando mediante contrata el Programa Municipal de EPA desde 1990. Nunca han querido crear un Centro Municipal de EPA con reconocimiento oficial. Pero qué triste manera de celebrar los veinticinco años de programa municipal para los más de su dos mil participantes que vienen recibiendo clases de enseñanza básica (enseñanzas iniciales y enseñanzas de Preparación para las Pruebas de Acceso al título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria) o de preparación para las Pruebas de Acceso a los Ciclos de Grado Medio y Grado Superior de FP, o los mencionados que se preparaban para la Pruebas de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años o aprendían Inglés o programas de Cualificación Profesional. También van a clases para formarse en el uso de las TIC, de Español para extranjeros, así como una gran variedad de Cursos para el desarrollo personal, social y participativo. Con esto quieren acabar.

También el equipo de gobierno popular ha decidido terminar de un plumazo con el apoyo alPrograma de EPA y a otros programas de acción social que viene desarrollando la AV La Rondilla a través de su Fundación, heredera del Círculo de Cultura Popular de La Rondilla. El convenio de colaboración para las actividades de educación de personas adultas, para las cuales el Ayuntamiento destinaba en sus presupuestos una partida anual de cerca de 20.000 euros en 2010, se fue recortando progresivamente hasta los poco más de 13.000 en 2014. Este 2015 ha decidido no renovarlo y, por tanto, no prever su financiación en el Presupuesto General del Ayuntamiento recientemente aprobado. Como denunciaba la asociación vecinal de La Rondilla en el Pleno municipal, con este recorte se cerraba radicalmente la histórica colaboración de nuestro ayuntamiento con la acción social que desarrolla la Asociación Vecinal a través de su Fundación. Ni una sola respuesta del Alcalde ni de los concejales de su bancada a las necesidades expuestas con datos de población atendida en 2014: “¿Qué nos proponen que hagamos con los 430 participantes en 21 acciones formativas de EPA? ¿O con los 73 menores y jóvenes en situación de riesgo de los 18 talleres de integración sociocultural? ¿O con la atención a 841 inmigrantes, de los que 126 son participantes en acciones formativas? ¿O con el trabajo de integración e inserción sociolaboral?¿O con los 11 cursos de formación laboral, los 300 demandantes de empleo, las 94 personas insertadas, las más de 30 empresas vinculadas a nuestros programas de empleo? ¿O con las 40 personas de minorías étnicas que los CEAS municipales nos derivaron para que las atendiéramos en el cumplimiento de los requisitos de la percepción de la renta garantizada?”. Las ayudas municipales a los programas de acción social de esta AV (Educación de Calle, EPA. y Acción social) se han ido liquidando en los últimos años. Como cifraba la Fundación Rondilla, de los casi 47.000 euros recibidos hace diez años se ha pasado a los poco más de 16.000 el pasado 2014 (13.430 para el Convenio de EPA y poco más de 2.500 la Subvención de Acción social). Con el recorte en los presupuestos municipales para 2015 las ayudas se quedarán en unos 600 euros. Nada para EPA y una propinilla para acción social, cuando aún quedan seis meses de curso por delante para las personas participantes en los programas iniciados el pasado octubre. De cuantos convenios mantenía el Ayuntamiento en 2014, el único que no se renueva es éste de EPA. Curioso y sintomático. A pesar de las justificaciones técnicas sobre competencias impropias esgrimidas por estos munícipes de postín, su falta de sensibilidad social se pone de nuevo a relucir.

Ojalá que el cambio de representación que traigan las elecciones municipales en primavera permita recuperar estas iniciativas sociales sin ánimo de lucro, que dicho sea de paso y para que se sepa más, han recibido premios nacionales como el Miguel Hernández de Alfabetización y otras distinciones que reconocen su buen hacer en sus metodologías.

Estos dos casos concretos se enmarcan en los intensos recortes realizados en estas enseñanzas a escala regional, a partir de 2011. El profundo calado de los recortes regionales se observa en primer lugar en los datos sobre evolución del profesorado en centros y actuaciones de EPA en Castilla y León en los últimos cursos, también en la disminución progresiva de las partidas presupuestarias, en especial las destinadas transferencias a entidades. Recorte que tiene sus consecuencias en la evolución del alumnado matriculado en las enseñanzas de adultos.

El dato más evidente es el del profundo tajazo al empleo docente en estas enseñanzas. Si miramos el cuadro 1, se observa en el curso pasado una disminución en número de profesores/as por encima de los seiscientos (sumando profesorado con jornada completas y parcial) y que en términos ponderados (consideradas dos parciales como una completa) supone una disminución de más de doscientos empleos completos, un 29% menos, en los centros y actuaciones públicos y de otros doscientos veinte, un 75% menos, en los privados, si comparamos los datos sobre números de profesores/as computados en el curso 2010/11. Una disminución mucho mayor que la producida en ese mismo periodo en las enseñanzas generales (infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y Formación Profesional), que se sitúa para el mismo periodo en una caída del 5,5% en los Centros Públicos y mucho menor en los privados, que en estas enseñanzas generales están concertados. Esta pérdida de profesorado que trabajaba en los programas de EPA es fruto de los recortes presupuestarios que se vienen imponiendo por la Junta en los últimos ejercicios. Hay que precisar que del total aproximado de los más de doscientos cupos o jornales completos que se pierden en centros y actuaciones públicas, una cuarta parte se pierden en los Centros de EPA dependientes de la Consejería de Educación.

El resto correspondería a otros centros y actuaciones dependientes de otras administraciones públicas en especial las locales, que, al igual que los centros y actuaciones privados, han debido reducir su profesorado al recortarse o desaparecer las transferencias (subvenciones) que recibían de los presupuestos de la Junta y de otras administraciones y entidades. Un profesorado éste último que trabaja (o trabajaba) en condiciones de precariedad (inestabilidad, parcialidad y bajos salarios) y que ahora pierde dicho empleo. En este sentido en el cuadro 2 se puede ver cómo han evolucionado las partidas en los presupuestos de la Junta destinadas a transferencias a entidades públicas locales y privadas para la realización de actividades de EPA. Sencillo. Si en 2009 se destinaron algo más de un millón cien mil euros a las corporaciones locales y poco de más de medio millón a las entidades privadas sin ánimo de lucro, éstas se han ido reduciendo hasta desaparecer de los presupuestos desde 2013. De no mucho a cero. Y aunque no disponemos de un desglose presupuestario específico de EPA en los presupuestos de la Junta, ya que aparece englobada en el Subprograma de Compensatoria, Permanente y a Distancia, sí que nos podemos hacer una idea del recorte en los presupuestos autonómicos. Globalmente este subprograma disminuye su presupuestos de 2009 a 2013 en más de un 20% o en más del 30% hasta 2014 y específicamente las subvenciones a entidades locales y privadas en más del 96% (la misma suerte han corrido los programas de EPA y de Compensatoria), como puede observarse en el cuadro 3.

Ya en mayo de 2012 el que escribe manifestaba, cuando se me preguntaba por el futuro para la EPA en nuestra Comunidad, que iba a ser difícil y que nos tocará pelear mucho. Y añadía: “la Junta ya ha anunciado importantes recortes en las partidas destinadas a ayuntamientos y centros de iniciativa social. La Junta también quiere recortar en sus centros de EPA restringiendo su actividad a la oferta de cursos para obtener títulos, dejando de lado la animación sociocultural y ocupacional que también se imparte en estos centros. Así va a ser muy difícil lograr los objetivos del Plan Nacional de Aprendizaje continuo. Invertir en EPA es además invertir en nuestros hijos, ya que la formación de los padres es un factor determinante en el éxito educativo de los hijos. La iniciativa social, al menos la que yo conozco en Valladolid (FECEAV y Rondilla) viene desarrollando un trabajo ingente muy poco o nada reconocido por las administraciones.” Por desgracia no erraba en el pronóstico. Por ello quiero que mis palabras sean ahora un altavoz de esa pelea y esfuerzo, una denuncia de estos impúdicos recortes. Y mientras esto pasa, algunos planificadores de la Consejería yerran y malgastan recursos en el Graduado2.

Estas políticas de recortes se evidencian en la evolución del alumnado matriculado en enseñanzas de EPA entre los cursos 2010-11/2013-14. Tal y como se aprecia en el cuadro 4, se ha reconvertido la oferta para dedicarse casi en exclusiva a la destinada a la obtención de la titulación básica, así como a la formación para el desarrollo de las competencias básicas, a la preparación para las pruebas de acceso a ciclos de formación profesional y para la obtención de certificados de profesionalidad. Las llamadas enseñanzas formales. A la par han dejado de ofertarse en los centros de EPA las enseñanzas técnico-profesionales en aulas taller y talleres de iniciación profesional, así como las enseñanzas de carácter no formal (animación sociocultural). Ofertas que pierden unos dos mil cuatrocientos y más de veinte mil alumnos/as respectivamente. Y aunque las enseñanzas de EPA de carácter formal hayan incrementado su alumnado en más de nueve mil en el periodo analizado, el saldo final arroja un descenso de casi doce mil alumnos/as atendidos en este tipo de centros.

Termino. Los recortes en EPA no han sido explicitados y denunciados como se merecen, apenas han ocupado algún pequeño espacio o tiempo en los medios de comunicación. Es necesario subrayarlos con letras en negrita para no olvidarse de nuevo de esta cenicienta, de su profesorado y su alumnado, que han sufrido más que nadie, como les toca a los más pobres, la merma de su ya exiguo presupuesto. Con este propósito he escrito esta nueva entrada de mi blog en la que he tratado de analizar y denunciar los recortes que se están llevando a cabo en estas enseñanzas. Recortes que urge revertir si no queremos desvestir más a esta pobre Cenicienta, que tantos piropos oficiales recibe en sus nobles tareas mientras le merman su humilde presupuesto. Una tarea más que exigir a nuestros próximos gobernantes, porque los de estos años nos han dado calabazas. Y concluyo como empezaba. No se olviden de La Cenicienta.

Ver en prensa

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons