Palabras comunes compuestas que suelen escribirse incorrectamente

 Enlaces artículos Héctor G. Barnés


 

Buen_uso_españolUna de las grandes dificultades que encuentra el hablante español al escribir son aquellas palabras cuya pronunciación no permite descubrir su correcta escritura. Es lo que ocurre, de una forma extrema, en los casos de analfabetismo en los que se confunde constantemente la “b” con la “v”, letras que se pronuncian de la misma manera, aunque también a la hora de poner la áfona “h” al comienzo de una palabra. No debemos presumir demasiado; al fin y al cabo, hay una gran cantidad de sustantivos que nos cuesta escribir correctamente.

La mayor parte de ellos son los compuestos –formados en su mayor parte por sustantivos, adjetivos, numerales y adverbios– que responden a reglas muy diferentes y que, por lo tanto, suelen dar lugar a la clásica pregunta: “¿esto se escribe junto o separado?” En El buen uso del español (Espasa), la Real Academia de la Lengua recoge algunas de las reglas que siguen estas palabras para su formación y escritura.

COMPUESTOS DE DOBLE SUSTANTIVO

Existen tres variantes. Por una parte, aquellos compuestos en los que los sustantivos se unen con una “i”, que indica coordinación. Es el caso de “coliflor” o “carricoche”. La dificultad aparece en la diferencia entre los univerbales (de carácter subordinativo) y los pluriverbales, en los que el segundo componente aporta una propiedad del primero. En el primer grupo se clasificarían nombres como “baloncesto” o “drogadicción”, que han de escribirse juntos.

En el segundo, los nombres han de escribirse de manera separada. El volumen clasifica, a su vez, en otros tres grupos las posibilidades de esta aportación de propiedad. En primer lugar, la forma o apariencia, como ocurre con el caso de “pantalones campana”; en segundo lugar, el origen (“bebé probeta”); y en último lugar, la función que ejerce algo (“buque escuela”, “ciudad dormitorio”). Además, el matiz correspondiente a un color (“blanco hueso”) también encaja en esta clasificación, así como construcciones tales como “jugador estrella” o “estudiante modelo”.

COMPUESTOS DE NOMBRE Y ADJETIVO

El adjetivo designa una propiedad del nombre, y puede dar lugar a cuatro combinaciones con sus propias reglas:

-N-A: el nombre, que constituye el núcleo del compuesto, antecede al adjetivo (“aguardiente”), y ha de escribirse junto. Hay un pequeño grupo de compuestos que responden a este esquema que presentan el núcleo a la derecha (“drogadicto”). La variante que introduce una “i” entre ambas palabras originales genera adjetivos como “manirroto” o “pelirrojo”.

-A-N: el adjetivo antecede al nombre y forma un sustantivo (“malformación”)

-N+A: a diferencia de lo que ocurría en la fórmula N-A, esta combinación suele referirse a individuos, generalmente haciendo referencia a una prenda (“camisa roja”) o a una parte del cuerpo (“cabeza hueca”).

El libro recuerda que se prefiere “guardiamarina” a “guardia marina”, y también, “guardiacivil” a “guardia civil”, aunque la institución deba escribirse de manera separada y con mayúscula.

COMPUESTOS DE VERBO Y NOMBRE

Suelen responder al esquema V-N, y habitualmente generan nombres de agente o instrumento: “abrelatas”, “portavoz”, “cubrecama”… Pude existir cierta confusión, puesto que algunas de estas palabras admiten dos formas cuando se usan en singular: “cortafuego” y “cortafuegos”; “guardabosque” o “guardabosques”, “pasapuré” o “pasapurés”… Salvo en casos como “buscapié”, que tiene un significado diferente (“pretexto”) a “buscapiés” (“cohete”).

COMPUESTOS DE DOBLE ADJETIVO

La cosa empieza a complicarse, puesto que estas construcciones pueden dar lugar a compuestos tanto univerbales como pluriverbales que, en ocasiones, resultan difíciles de distinguir. “Sordomudo” o “cardiovascular” deben escribirse juntas, así como “albiceleste” o “agridulce”, que introducen la “i” (generalmente, los adjetivos de color).

Sin embargo, los adjetivos relacionales (es decir, que no expresan una propiedad del sustantivo, sino que lo relacionan con un determinado ámbito) suelen escribirse separados con un guion, como ocurre con “físico-químico” o “teórico-práctico”. A este grupo pertenecen los formados por gentilicios, como “franco-británico”. Cuidado: a partir de los mismos adjetivos se pueden obtener dos tipos de compuestos, como ocurre con “hispanoamericano” e “hispano-americano”.

OTRAS PAUTAS

-Numeral y nombre, como con “ciempiés” y “milhojas”.

-Verbo y verbo: tanto por repetición (“picapica”) como utilizando una “i” intermedia (“correveidile”) o, simplemente, juntando ambos verbos (“duermevela”).

-Adverbio y verbo: “bienvivir”, “maleducar”, “malinterpretar”.

-Adverbio y adjetivo: “biempensante”, “bienaventurado”, “malnacido”.

-Grupo verbal lexicalizado: “bienmesabe” o “sabelotodo”.

ELEMENTOS COMPOSITIVOS CULTOS

Las conocidas como bases compositivas cultas que proceden del griego o el latín se utilizan para formar compuestos. Es el caso de “algia” (“dolor”, como en “lumbalgia”); “cida” (“que mata”, como en “homicida”); “cracia” (“poder”, como en “democracia”); “gastro” (“estómago”, como en “gastrointestinal”) o “grama” (“escrito”, como en “telegrama”).

PARASÍNTESIS

Se trata de una peculiar forma híbrida de composición y derivación (proceso de formación de palabras por el cual se agregan sufijos o prefijos a un lexema dado), y que se reconoce cuando no existen por sí solas ni la palabra derivada ni la compuesta. Es el caso de “mileurista” (puesto que no existe “mileuro” ni “eurista”).

SECUENCIAS QUE PUEDEN ESCRIBIRSE CON UNA O MÁS PALABRAS

Determinadas expresiones tienden a fusionar de manera gráfica sus componentes, pero existe un período de tiempo en el cual conviven ambas posibilidades de escritura que no alteran en nada el significado de la expresión. A continuación presentamos una selección de las palabras afectadas por esta situación y la fórmula aconsejable:

“a matacaballo”, desaconsejable “a mata caballo”
“a rajatabla”, desaconsejable “a raja tabla”
“a dónde y adónde”, que así como “a donde” y “adonde”, se emplean indistintamente
“aguanieve”, desaconsejable “agua nieve”
“altamar” mejor que “alta mar”
“aposta”, desaconsejable “a posta”
“arcoíris”, mejor que “arco iris”
“bocabajo”, mejor que “boca abajo”
“caradura”, mejor que “cara dura”
“cubalibre”, mejor que “cuba libre”
“deprisa”, mejor que “de prisa”
“donjuán”, desaconsejable “don Juan”
“enseguida”, mejor que “en seguida”
“entremedias”, mejor que “entre medias”
“hierbabuena”, desaconsejable “hierba buena”
“medioambiente”, mejor que “medio ambiente”
“Nochebuena” y “Nochevieja”, mejor que “Noche Buena” y “Noche Vieja”
“padrenuestro”, desaconsejable “padre nuestro”
“sanseacabó”, desaconsejable “san se acabó”
“sobremanera”, desaconsejable “sobre manera”
“tal vez” es la grafía mayoritaria, pero también es válida “talvez” en ciertas zonas de América

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons