Rechazada la propuesta de acabar con la linea fría de los comedores y devolver las cocinas a los centros, atendidas por empleados públicos

Una enmienda al informe educativo 2013-2014 de Castilla y León en la que el Consejo Escolar de Castilla y León consideraba que la administración regional debía eliminar la línea fría y recuperar la gestión pública del servicio, y con ello mejorar la calidad del mismo, bajar el precio de los menús, aumentar la cuantía y el número de beneficiarios de las becas, no se aprobó ante el sorprendente voto en contra de UGT y el esperado de la Administración.

Esta propuesta de acabar con la denominada linea fría de los comedores y devolver las cocinas a los centros, atendidas por empleados públicos, se justificaba no solo por los accidentes ocurridos ultimamente por la empresa adjudicataria SERUNIóN,  sino también por la disminución, del número de comensales en un 7%, la disminuición del número de becas, mientras el coste de este servicio, para la Consejería, había aumentado en cerca de un millón de euros.

Dos estudios apoyaban esta petición. Uno de la CEAPA Castilla y León que indicaba que somos la cuarta comunidad con los comedores más caros, y otro de Eroski, que cuestionaba la calidad dietética de los menús escolares analizados calificándolos solo de ‘aceptables’, cuando la valoración en un estudio similar  del 2008 lo calificaba de ‘muy bien’.

Sin embargo, en Burgos, Educación aparca la idea de llevar el cátering frío a todos los colegios.

Los 20 centros que aún mantienen la cocina propia seguirán elaborando los menús diarios en sus instalaciones.

El proyecto para extender el cátering frío a la veintena de colegios públicos que aún no disponen de este servicio ha quedado aparcado por parte de la Dirección Provincial de Educación de Burgos, según avanza su responsable, Juan Carlos Rodríguez Santillana, que justifica la decisión en la oposición que han mostrado tanto las  familias como algunos ayuntamientos de la provincia, que llegaron a aprobar mociones en contra de la medida anunciada por este departamento.

La mayoría de los centros afectados se encuentra en el medio rural. Su oposición a la decisión de Educación saltó a los medios de comunicación a principios de 2015, con protestas y recogidas de firmas, después de que el propio Santillana anunciara que no se implantaría la línea fría en aquellos centros que la rechazaran de forma unánime. Lo cierto es que al final, todo se ha quedado como al principio del pasado curso escolar y aquellas instalaciones que cuentan aún con cocina propia la seguirán manteniendo sin que exista ahora fecha alguna de supresión.

En la capital, se encuentran en esta situación cuatro colegios: Marceliano Santa María, Fuentes Blancas, Fernando de Rojas y Claudio Sánchez Albornoz. Todos ellos elaboran los menús de los escolares en sus instalaciones, si bien es la empresa Ausolan (antigua Igmo), adjudicataria del servicio de comedor, la que les suministra las materias primas para realizarlos y aporta el personal necesario, de ahí que algunas plantillas sean mixtas (empleados públicos y privados).

Según la administración los menús son los mismos, tanto en los centros con cocina propia como en los que está implantado desde hace tiempo el cátering frío, preparándose la comida en las instalaciones de la empresa con un riguroso proceso de refrigeración y trasladándola después a los colegios para que calentar los alimentos en hornos especiales.

La Administración siempre ha mostrado su preferencia por el sistema frío al entender que ofrece una mayor seguridad alimentaria. Sin embargo, la oposición al mismo ha sido clara desde los Sindicatos y desde la Federación de Asociación de Padres de Burgos (FAPA), que en reiteradas ocasiones han exigido la eliminación de la línea fría y la vuelta a las cocinas tradicionales.  Como alternativa también han exigido que  al menos no se suprimieran las cocinas de los centros que aún las mantienen y que se pusiera fin al plan de la Dirección Provincial de extender la  línea de cátering a todas las instalaciones educativas de la provincia.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons