Repulsa por el asesinato de Ana González, maestra de primaria.

NO_Violencia_GeneroAna era maestra de inglés de primaria en el colegio Mar Argentea de Torremolinos. Durante el día de ayer trabajó con total normalidad y este próximo martes tenía previsto celebrar su cumpleaños. Su muerte ha causado conmoción entre el profesorado del centro, donde la fallecida llevaba trabajando cuatro años. Sus compañeros señalan que era muy querida por sus alumnos y entre el resto de maestros.

Ana González, maestra de primaria, de 47 años, se convierte en una nueva víctima mortal de la violencia de género, llevaba trabajando cuatro años en el colegio de Torremolinos, y había contado a sus compañeros que quería regresar a su tierra, Aranda de Duero, en Burgos y quería concursar a una plaza de su localidad natal. La familia de la fallecida es conocida en la capital ribereña ya que sus padres regentaron durante años el bar La Cepa de Oro en la avenida Castilla, que dejaron hace casi treinta años.  La rama materna de la familia procede de Moradillo de Roa y parte del núcleo familiar reside en la comarca

La víctima no había interpuesto denuncia alguna contra él presunto asesino, un informático de 46 años,  ni había antecedentes por violencia de género. La pareja llevaba viviendo junta siete años sin engendrar descendencia, aunque él tenia dos hijos de una relación anterior, y que hacía en torno a un año que ya no estaban juntos a pesar de mantener una buena relación.
La directora del colegio en el que trabajaba la víctima, recordaba que Ana «era muy alegre, muy simpática, los niños la querían mucho, se identificaba mucho con lo que estaba haciendo, era muy participativa». «Los alumnos no se han enterado porque no queremos que sufran una cosa que aún nosotros no somos capaces de asimilar, no estamos preparados para transmitir este tipo de noticias. Se lo hemos comunicado a los padres para que ellos se lo digan en casa», explicaba la directora, aún afectada por la noticia.

El Ayuntamiento de Aranda de Duero ha decretado tres días de luto, en los que las banderas de los edificios públicos hondearán a media asta en señal de duelo por la muerte de esta convecina. Además, hoy a medio día se ha convocado una concentración a las puertas del Consistorio contra este nuevo caso de violencia de género. La alcaldesa, que leerá un manifiesto de repulsa, se mostraba indignada por este tipo de sucesos. «Lamentamos lo sucedido y le transmitimos nuestro pésame a la familia, porque es muy duro que esta lacra social nos vuelva a tocar a Aranda, como hace años, porque aunque no haya pasado aquí, sabemos que aunque llevaba ya muchos años fuera se sentía muy arandina», aseguró.

El colegio convocará mañana un minuto de silencio en repulsa por el crimen. Este miércoles el ayuntamiento de Torremolinos, a las doce, ha convocado otro acto similar en recuerdo a Ana y en protesta contra este nuevo caso de violencia machista.

Resumen agencias

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons