Reválidas, no.

Reválida 6º Primaria

Pedro Escolar. Portavoz de STECyL-i.

Es una pena que el MECD, pese a las numerosas objeciones de los diferentes agentes educativos y una mayoría de las fuerzas con representación parlamentaria en relación a las pruebas de evaluación  externa de Primaria, especialmente la de 6º y  sobre las  reválidas de la ESO y Bachillerato, no haya querido acordar su paralización. En vez de brindarse a una moratoria,  para buscar el consenso sobre las evaluaciones que precisa el sistema educativo o sobre evaluaciones externas, ha tratado en esta campaña electoral de “dulcificar” algunos de sus aspectos, pero las ha mantenido. Tampoco ha sido un ejemplo para la infancia la actitud de gobiernos autonómicos presididos por otras fuerzas políticas. Las leyes se cumplen o se cambian en el Parlamento. Oportunidad han tenido.

Dicho esto hay que señalar que no tienen justificación pedagógica la evaluación de 6º de Primaria ni la de 4º de la ESO  y que  provocan, como se ve,  un grave malestar en los centros educativos. Nuestro rechazo se fundamenta en que con las evaluaciones continúas que realiza el equipo docente, con la elaboración del informe individualizado donde se recogen los objetivos y el grado de adquisición  por parte del alumnado de las competencias en estas etapas,  es más que suficiente. Además se corre el peligro de desvirtuar el trabajo en estos cursos. Sobre la de 3º de Primaria consideramos que sólo debe tener un carácter diagnóstico (como la que se hacía en 4º) y reclamamos que las administraciones educativas se comprometan con medios en los planes de mejora;  y más después de la montonera de recortes sobre la que se ha cimentado esa LOMCE.  En nuestra web publicamos las pruebas aplicadas en 6º y 3º de Primaria, que tantas críticas fundadas han suscitado.

También advertir sobre los cuestionarios de contexto que se han pasado al alumnado, familias y dirección del centro. En ellos, muchas preguntas exceden de su función de contextualización de resultados y  pueden servir de evaluación encubierta del profesorado y de los centros. STEs y otros sindicatos las hemos recurrido y pedido su anulación.

Valoramos positivamente , de cara a evitar la elaboración de ranking de centros,  que  la Consejería de Educación  y el  Ministerio de Educación hayan cedido y se impida el establecimiento de clasificaciones con las notas de las evaluaciones individualizadas, aunque no hay garantías de que esto llegue a cumplirse si no se cambia la LOMCE.

Sobre  las reválidas de ESO y de Bachillerato, el Ministerio de Educación el pasado 13 de mayo presento en la Conferencia Sectorial a las Consejerías de Educación de las CCAA  el Proyecto de Real Decreto que las regulará. El MECD trata de suavizarlas y cambia su concepción inicialmente prevista. Pero estas cesiones no ocultan que, aunque el gobierno en funciones del Sr. Rajoy las vista de seda, reválidas se quedan. Renuncia a que sean pruebas tipo test y únicas en toda España. A las CCAA les corresponderá, dentro del marco común fijado por el Estado, la realización material de las pruebas. Pero no cede retirando la revalida de la ESO que muy pocos o nadie defiende. Sobre la de Bachillerato nos dicen que sería del estilo de la actual selectividad pero en reválida, cuando lo que tal vez se necesite sea una selectividad única para todas las universidades españolas.

Más evaluación externa y reválidas no mejoran los resultados ni la calidad de la atención educativa. La receta de la competitividad por “resultados” y la segregación, tampoco y tiene trampa.  Hay que poner en el foco la atención educativa a la diversidad del alumnado para reducir el fracaso escolar. Con ratios y plantillas adecuadas para facilitar una atención más personalizada, con recursos y tiempos para la formación permanente del profesorado en metodologías inclusivas, impulsando su reflexión pedagógica en equipo y poniendo coto a la creciente burocratización de la tarea docente. Pero para ello no se ofrecen recursos. Ya veremos tras la cita electoral del 26J. Ahora toca rendir cuentas y  pedir  compromisos.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons