La Ley de Carrera Profesional que hoy se debate en el Pleno de las Cortes de Castilla y León perjudica al profesorado