Condiciones inadecuadas de las aulas ante la ola de calor. Por la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos

Rango_temperaturas_520x245

STECyL-i considera necesario un Plan de Rehabilitación energética para los centros educativos ante las altas temperaturas

  • La legislación obliga a un rango de temperaturas en los centros de trabajo entre 17 º C y 27 ºC.
  • Tenemos que dar una respuesta inmediante ante esta ola de calor y las que en un futuro vengan.

Ante la segunda ola de calor (la primera lllegó en mayo) es necesario que la Consejería de Educación tome medidas y pase de la inacción. La administración educativa sigue con la política de ponerse de perfil en materia de seguridad laboral. El anterior episodio de calor vivido a final del mes de mayo vino sin avisar, pero en esta ocasión conocemos por las alertas emitidas por los organismos competentes en la predicción meteorológica que volvemos a estar en condiciones no seguras debido a las altas temperaturas que se están, y seguirán, produciendo durante estos días.

Nuestras aulas se convierten en saunas improvisadas dejando ineficiente los escasos medios con los que contamos en nuestros centros y poniendo en evidencia periódicamente que no contamos con un verdadero plan bioclimático para mitigar las altas temperaturas en las aulas.

Según la legislación vigente en materia de salud y seguridad laboral, los espacios de trabajo como son las aulas en las que desempeñamos la docencia, deben estar a temperaturas comprendidas entre los 17ºC y los 27ºC. Si la temperatura es superior a 27º C existe un riesgo de estrés térmico.

Exigimos a la Consejería de Educación que tome las medidas necesarias de manera excepcional y con carácter urgente para que ningún miembro de la comunidad educativa (alumnado, docentes y personal laboral) se vea sometido a los efectos perjudiciales para la salud debido a las altas temperaturas en cumplimiento de la legislación en materia de Prevención de Riesgos Laborales.

Exigimos unas condiciones de trabajo dignas y seguras que garanticen la salud de docentes y alumnado y permitan que los procesos de enseñanza y aprendizaje se desarrollen en las mejores condiciones ya que esta demostrado que el exceso de calor puede afectar a la salud de las personas trabajadoras y que el límite legal es 27ºC.

Animamos a los y las docentes a denunciar esta situación.

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.