Comunicado de STECyL-i de inicio de curso

stecyl i12 de septiembre de 2016. Inicio de las clases en Infantil y Primaria en Castilla y León.

Valoración de STECyL-i. “Normalidad” no exenta de importantes dificultades y problemas.

Arranca un nuevo curso escolar 2016/17, que será otra difícil porque muchos de los problemas derivados de los recortes siguen enquistados por las estrecheces presupuestarias, aunque se anuncian y observan algunas mejoras que valoramos. Continuarán también las tensiones derivadas de la implantación de la LOMCE impuesta a espaldas y sobre las espaldas del profesorado. Un curso también que trae negros nubarrones sobre la escolarización  y sobre el necesario consenso  en torno a las políticas educativas y a la recuperación del presupuesto educativo, que urge.

Valoramos positivamente algunas mejoras para este curso anunciadas por el Consejero de Educación en la presentación del mismo.
  • Mejoras en becas de Comedores escolares. Nos alegra que por fin se hayan modificado los criterios que dan acceso a dichas ayudas.
  • Mejoras en las partidas para libros de texto (ayudas y programa releo).
  • Mejoras en inversiones para reformas y en infraestructuras.
  • Valoramos también los pequeños avances presupuestarios en materia gastos de funcionamiento de los centros, pero urgen presupuestos para la renovación de los equipamientos para las TIC, que se están quedando obsoletos y carecen de partidas para su mantenimiento.
Continúan los problemas del empleo docente en los centros públicos.
  • Descenso de las plantillas en los Centros de Educación Infantil y Primaria públicos.

Por segundo curso consecutivo en este curso escolar disminuirá el número de maestros/as en los centros públicos. El curso pasado cayó en cien cupos en Maestros y este curso se anuncia un nuevo descenso de más de 140 maestros/as. Es verdad que en parte este descenso está motivado por la bajada en la matrícula en infantil y primaria, especialmente en el medio rural y por la pérdida de alumnado inmigrante; pero también lo es que se deberían haber aprovechado los excedentes para una mejor dotación del Plan marco de atención a ala diversidad o en las enseñanzas de idiomas. 

  • Elevada inestabilidad y precariedad en el empleo y en las plantillas de los centros

Aunque este curso caerá la interinidad en el cuerpo de maestros, fruto de las oposiciones realizadas en julio, el porcentaje de interinidad (12,5% aproximadamente; el número de maestros/as interinos/as se situará en torno a los 1.600; unos 1100 a tiempo completo y cerca de 500 a tiempo parcial) se mantiene en unas tasas que doblan los porcentajes razonables. Por ello es vital acordar políticas de empleo público docente. Ello exige que se eliminen de las ofertas de empleo las actuales limitaciones a las oferta de empleo público docente y favorecer un nuevo sistema de ingreso docente negociado, que permita consolidar el empleo del profesorado interino con experiencia suficiente y que de respuesta a las necesidades de los aspirantes nuevos titulados. Mantener los actuales porcentajes de interinidad en el empleo y en las plantillas docentes es un auténtico disparate. No habrá calidad sin profesorado ni equipos docentes estables.

Alta interinidad y elevada precariedad ya que son muy elevados los números de vacantes a tiempo parcial, que además no alcanzan ni siquiera la media jornada en Maestros (mayoritariamente son de 10 horas sobre 25 horas, 40% de la jornada completa) y con muchos perfiles de doble y triple especialidad.

Continúan los recortes en las condiciones laborales del profesorado y perviven  los problemas que se repiten cada comienzo de curso.

– Las retribuciones docentes acumulan desde el 2010 una pérdida de poder adquisitivo (recortes y congelaciones) importante y se sitúan por debajo de la media estatal y en los puestos de cola entre las CCAA.

– La mejora de las condiciones laborales del profesorado sigue pendiente y continúa incrementada nuestra carga y horario laboral y las normativas sobre bajas por enfermedad, permisos y licencias modificadas a la baja, al igual que los presupuestos destinados a la formación permanente del profesorado.

– Aunque el curso pasado mejoraron algo las sustituciones del profesorado, con una nueva Instrucción que favorece una más rápida sustitución en determinados casos, continúa la limitación básica impuesta en el Decreto Wert.

– Continúa también creciendo la burocratización del trabajo docente. Más y más tiempo para el papeleo en vez de más tiempo para la preparación de nuestras clases y la reflexión sobre nuestro trabajo docente.

– Y como venimos denunciando curso tras curso, una mayoría de CEIP sigue sin contar con personal administrativo, a la par que crecen las tareas administrativas de los equipos directivos y profesorado.

Continuarán las tensiones derivadas de la implantación de de la LOMCE impuesta a espaldas y sobre las espaldas del profesorado y con un desarrollo normativo al galope, tardío, escasamente participado, que añade mucha burocracia innecesaria, no compromete recursos para la mejora de la atención a la diversidad ni para los planes de mejora derivados de la evaluación individualizada en 3º y mantiene las pruebas individualizadas en 6º de Primaria, que no se justifican.

Se anuncia un Plan piloto de Centros BIT (Bilingües, inclusivos y tecnológicos), pero siguen pendientes de negociación los recursos para el Plan marco de atención a al diversidad, para los planes de mejora y para las enseñanzas de idiomas extranjeros y el bilingüismo, para poner coto a la guetización en determinados centros públicos; se observan además muchas necesidades en materia de mantenimiento y renovación de los equipos TIC.

Se observan sombras preocupantes en la escolarización y paradojas.

Aunque en los primeros cursos de la crisis (2009/10-2013/14)-2013) el comportamiento de la escolarización fue positivo y de manera especial en los centros públicos, sin embargo en los dos últimos cursos se ha producido una caída significativa del alumnado matriculado, interrumpiendo dicha tendencia positiva. La caída es especialmente significativa en el segundo ciclo de Educación Infantil, cuyo alumnado disminuye en dos cursos en más tres mil alumnos/as (-5,2%) y se ha empezado a notar ya el curso pasado en Primaria. Desgraciadamente las previsiones apuntan a que la tendencia se mantendrá.

Centros-alumnado-y-unidades-2014-2015-y-variaciones

Centros-alumnado-y-unidades-2014-2015-y-variaciones

Pero a la vez que se produce la caída de las matrículas, especialmente en el medio rural, las ratios medias del alumnado en las aulas de Infantil y Primaria han crecido en muchas de nuestras ciudades,  y son muy numerosas las aulas de infantil y primaria muy próximas o que en algún caso exceden los 25 alumnos/as por aula, lo que dificulta la atención a la diversidad del alumnado.

Cuadro-Evolución-Alumnado-CyL-2008-2016

Cuadro-Evolución-Alumnado-CyL-2008-2016

  • Por todo ello STECyL este nuevo este curso insistiremos ante el Consejero de Educación en que la Junta debe manifestar voluntad y compromiso negociador para alcanzar acuerdos para lo que queda de legislatura.

– Acuerdos que permitan recuperar derechos laborales y retributivos, reducir la carga lectiva del profesorado, aumentar las plantillas recortadas , disminuir la precariedad y las elevadas tasas de interinidad, fomentar el apoyo al trabajo docente en equipo, poner coto a la creciente burocratización de su tarea y dotar al profesorado de tiempo para su formación permanente.

– Además, queremos avanzar y comprometer medios suficientes para el plan de atención a la diversidad del alumnado y para poner fin a la guetización de centros, para favorecer la dotación de recursos colectivos a los centros (libros, dispositivos de las nuevas tecnologías), contar con los centros y el profesorado para alumbrar medidas para reducir el fracaso, así como seguir reclamando negociación y recursos para la mejora de las enseñanzas de los idiomas extranjeros y del modelo de Secciones Bilingües.

  • En el plano estatal seguiremos reclamando al nuevo Parlamento y Gobierno que se constituya la paralización de la LOMCE y voluntad para plantear alternativas y construir un modelo educativo comprometido con la escuela pública, desde el máximo consenso social y político. Que se abra un marco de diálogo político y social plural para acordar las mejoras estratégicas y la estabilidad de nuestro sistema educativo, desde un modelo inclusivo, comprometido con la enseñanza pública, buscando la complicidad e ilusión de los profesionales del ramo, su profesorado, y contando con los demás sectores de la comunicad educativa.

Federación STECyL-i., 12 de septiembre de 2016.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Simple Share Buttons