La escuela pública se siente agraviada por los nuevos conciertos de 0 a 18 años

Stele critica que el acuerdo del pacto de Estado tiene un marcado «carácter privatizador».

Los partidos políticos siguen avanzando en el pacto de Estado por la Educación y, según denuncia Stele, PP, PSOE y Ciudadanos —con el voto en contra de Unidos Podemos y la abstención de ERC—, han aprobado en la subcomisión parlamentaria para el pacto educativo «la universalización del derecho a la educación de los 0 a los 18 años, concretando que los poderes públicos deberán garantizar la escolarización de todas las personas que soliciten los tramos no obligatorios, tanto de Infantil, de 0 a 3 años, como de Bachillerato, de 16 a 18 años».

dinero-publico-escuela-publicaEl sindicato educativo entiende que esta propuesta tiene un marcado «carácter privatizador» e implicará «poner a disposición de la red privada de centros miles de millones de euros todos los años para sostener económicamente el primero y el último de los tramos del sistema educativo no universitario».

Desde el sindicato inciden en que esta propuesta supondrá «una competencia desleal» a los centros públicos, que no podrán asumir ofertar todos los niveles educativos, desde Infantil hasta Bachillerato, en un mismo centro. Actualmente, ninguno de los dos ciclos de Infantil, de 0 a 3 años y de 3 a 6 años, es obligatorio, y sólo uno de cada cuatro niños leoneses menores de 2 años está escolarizado, en parte, por que el primer ciclo no está subvencionado y porque la dispersión geográfica deja a muchas zonas de la provincia sin cobertura de guarderías, tanto públicas como privadas, que es donde se imparte actualmente este ciclo educativo.

El Bachillerato tampoco está subvencionado, y la mayoría de los centros privados carecen de concierto para impartirlo, como sí ocurre desde Primaria a Secundaria. «Las patronales de la enseñanza privada conseguirán así su tradicional reivindicación de poder hacer una oferta completa sostenida económicamente con fondos del Estado, desde los 0 a los 18 años», critican.

Acuerdo inicial

«Estamos ante un paso nefasto de consecuencias irreparables», denuncian desde Stele, para explicar que esta propuesta que implicaría, según especifican, «extender el sostenimiento con fondos públicos a los tramos del sistema que hasta ahora permanecían al margen de del régimen de conciertos educativos».

Inciden en que, tanto por la subvención o por la vía de los conciertos, «los centros privados podrán ampliar gracias al dinero público su oferta en el primer tramos de Infantil y en el Bachillerato».

Desde Stele y su Confederación de Stes intersindical, a nivel nacional, aseguran que no van a permanecer «impasibles» ante este ataque a la enseñanza pública y avanzan que impulsarán medidas de denuncia y movilizaciones para evitar que este acuerdo inicial se concrete y apruebe definitivamente.

«El pacto en la subcomisión parlamentaria se está haciendo a espaldas de lo que la mayoría social viene defendiendo y peleando en la calle desde que empezaron los recortes y la tramitación de la Lomce y el acuerdo es, simple y llanamente, una concesión vergonzosa del agrado únicamente de las patronales de la enseñanza privada y de los sectores confesionales y más conservadores (y minoritarios socialmente) del mundo educativo», especifican en un comunicado desde el sindicato que quieren convertirlo en su «primera denuncia pública» del paso dado por PP, PSOE y Ciudadanos en uno de los primeros pasos del pacto educativo.


www.diariodeleon.es/noticias/leon/escuela-publica-siente-agraviada-nuevos-conciertos-0-18-anos_1227157.html

Educación universalizada con polémica

Editorial. Diario de Leon

La subcomisión del Congreso que prepara el futuro Pacto de Estado educativo ha dado luz verde a la universalización de la enseñanza desde los 0 hasta los 18 años. Este paso, una reivindicación histórica del sector, cuenta con el apoyo del PP, PSOE y Ciudadanos y obligará a los poderes públicos a garantizar una plaza para todos los niños, desde su nacimiento hasta su mayoría de edad.

El cambio tendrá un efecto fundamental en los más pequeños, porque en estos momentos la educación de 0 a 3 años permanece en un limbo que obliga a los padres a recurrir a guarderías de todo tipo e incluso a que los ayuntamientos se vean forzados a financiarlas, lo que se hace imposible en el mundo rural. La reforma genera más dudas en la ampliación desde los 16 —edad actual— a los 18 años, con la incorporación del Bachillerato al sistema.

El sindicato Stele cree que con estos cambios se beneficia a la enseñanza privada porque puede ofrecer plaza de 0 a 18 años, algo que en la pública es imposible por la división de colegios e institutos.

La polémica está servida. El Estado debe buscar fórmulas de discriminación positiva para la pública.

Enlace editorial: www.diariodeleon.es

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons