El Consejo Escolar pide a la Junta que gestione los comedores y sea cuidadosa con la eliminación de unidades en el entorno rural

  • El Consejo Escolar recuerda que la educación no tiene que considerarse un gasto, sino una inversión.
  • Solicita que sea “ciudadosa” con la eliminación de unidades de unidades en el entorno rural

Agencias

El informe del Consejo Escolar de Castilla y León pide a la Junta que recupere la gestión de los comedores escolares y que sea cuidadosa con la eliminación de unidades educativas en el entorno rural para no afectar a la igualdad de oportunidades de este tipo de alumnado.

Así lo recogen las recomendaciones, fruto de las enmiendas presentadas por sus miembros, del Informe del Consejo Escolar del curso escolar 2012-2013, que fue aprobado la semana pasada.

En concreto, en las recomendaciones el Consejo Escolar insta a la Junta de Castilla y León a que recupere la gestión pública del servicio y con ello mejorar la calidad del mismo, bajar el precio de los menús y aumentar la cuantía y el número de beneficiarios de las becas. Lo hace, precisamente, después del polémico caso ocurrido este curso con la aparición de larbas de gorgojo en la sopa de varios comedores de centros escolares de León y Segovia y una vez que se volvió a adjudicar el contrato del servicio a la empresa Serunión.

Al mismo tiempo, el Consejo Escolar muestra su inquietud también por la reducción de unidades educativas en el entorno rural y pide a la Administración que sea cuidadosa en esta materia para garantizar la igualdad de oportunidades en el mundo rural. Así, por ejemplo, el consejo recomienda que mantenga e incremente el Bachillerato en las zonas rurales, con el fin de permitir un fácil acceso a los alumnos en esa etapa educativa y lo hace tras justificar una pérdida importante de alumnos y unidades del 7,27 y 8,82 por ciento, respecto al curso pasado.

Y es que, según el Consejo Escolar, la educación no ha de considerarse como un gasto, sino como una inversión y así se lo recuerda a la Junta. En este sentido, sostiene que el aumento de alumnos por aula, consecuencia de los recortes de los últimos años, dificulta la posibilidad de desarrollar métodos activos en procesos de enseñanza-aprendizaje y también el tratamiento integrador de la diversidad del alumnado.

Por ello, el Consejo Escolar considera que la vuelta a clases “tan masificadas” como las que, a su juicio, se pueden encontrar actualmente en los centros educativos de la Comunidad, retrotrae a la educación a “épocas que creíamos definitivamente superadas” y, añade, puede perjudicar la calidad del sistema educativo de la región. “En momentos de crisis y recortes no se tiene que considerar la educación como un gasto, sino como una inversión, por lo que hay que atender este servicio público para que puedan realizar su función educativa, con calidad y como compensación a las desigualdades”, remarca.

Otro de los temas recurrentes y en el que se vuelve a insistir este curso es en la necesidad de que se reconozca el pleno carácter educativo de las escuelas de educación infantil, que se incluyen en el primer ciclo y que son competencia de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

Asimismo, el Consejo Escolar pide a la Junta que amplíe la oferta educativa de las enseñanzas de las escuelas oficiales de idiomas, a la vista, argumenta, de los aspirantes que no consiguen plaza. Especialmente, añade, en aquellas zonas geográficas con mayor descompensación en la ratio demanda-plazas, donde se han de incrementar las plantillas, sin descuidar la especializaciación y la formación permanente del profesorado. También, pide que se impulsen los centros y las aulas de educación de adultos que, también considera, se tienen que dotar de recursos humanos y materiales adecuados con sus necesidades educativas.

En otro orden de cosas, y ante la elevada tasa de absentismo escolar en ESO, el Consejo propone la puesta en marcha de medidas de sensibilización sobre el abandono escolar en los cursos de sexto de Primaria y primero de la ESO dirigidos a los alumnos y a las respectivas familias para concienciar sobre el problema del absentismo escolar y sus consecuencias.

También sobre la ESO, el informe considera necesario que, con el fin de poder evaluar correctamente la impartición de clases extraordinarias fuera del periodo lectivo a alumnado de ESO y Bachillerato, contar con todos los datos para que la comunidad educativa pueda formarse una opinión más realista del provecho de esta medida. “Parece evidente que el fracaso escolar no se evita con dos horas de clases particulares al menos de forma exclusiva como actualmente está sucediendo con muchos alumnos y que resultan mucho más efectivas las medidas ordinarias”, afirma.

Asimismo, el Consejo constata que la reducción a la mitad del número de alumnos participantes en el Programa Madrugadores, en relación con los asistentes el curso pasado, recuerda que coincide con el momento en que dicho programa dejó de ser gratuito y lamenta que la posibilidad de conciliar la vida familiar y laboral esté condicionada por la cuantía de los ingresos de las familias.

Profesores

El Consejo Escolar insta a la Consejería de Educación a que proporcione desglosados los números de profesores de enseñanza secundaria, por un lado, y el de catedráticos de Enseñanza Secundaria por otro, igualmente con respecto a los profesores y catedráticos de escuelas oficiales de idiomas y de artes plásticas y diseño.

El Consejo Escolar considera imprescindible el impulso de la Formación Profesional mediante el incremento y la diversificación de la oferta de ciclos formativos existentes en la actualidad mediante la mejora en la dotación de los centros educativos en cuanto a medios materiales y humanos. Apuestan en esta materia por la regulación de la organización y el funcionamiento de los centros integrados de Formación Profesional para permitir su verdadera adecuación a los objetivos que les atribuye la ley. Además, demandan un ambicioso plan de formación del profesorado que permita su actualización técnica a la vez que el desarrollo de nuevas metodologías didácticas, sin obligar, las características geográficas y demográficas de Castilla y León. Otra petición refleja la necesidad de disponer de una oferta amplia de formación a distancia y de una política de ayudas al estudio que garantice la igualdad de oportunidades en el acceso a este tipo de enseñanzas que son “vitales” en el desarrollo personal y profesional de los jóvenes y en el de la Comunidad.

Enmiendas rechazadas

Entre las enmiendas rechazadas en el debate, se encuentra, por ejemplo, el incluir que el Consejo Escolar suscribiera la resolución del Procurador del Común en la que se insta a la Administración educativa a que intervenga para conseguir una distribución más equitativa de los alumnos de origen inmigrante y socioculturalmente desfavorecido entre los distintos centros sostenidos con fondos públicos de forma que se evite la existencia de guetos educativos, restringiendo incluso el derecho a la libre elección de centro.

También se rechazó como pedían miembros del Consejo que se aplicaran los mismos criterios para suprimir unidades en la enseñanza pública que en la privada; o instar a la Junta a desarrollar y establecer un política educativa en la etapa infantil que responda a las necesidades y aborde la situación de pobreza infantil desde la red pública.

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.