El gobierno propone a las Comunidades Autónomas aumentar el número de alumnos por aula para el próximo curso 21-22

Reducir la distancia de seguridad en las aulas de 1,5 a 1,2 metros supone aumentar las ratios de alumnado por clase, pone fin al incremento del número de profesores/as en este curso, reduce las medidas de seguridad y elimina la calidad educativa recuperada.

Algunas medidas van en contra de criterios científicos y educativos
  • El documento “Propuesta de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente al covid-19 para centros educativos en el curso 2021-2022″ ha sido redactado por los ministerios de Educación y de Sanidad y remitido a las comunidades autónomas.

El Gobierno envía un documento a las Comunidades Autónomas en el que propone, para el próximo curso 21-22, como medidas estrella la presencialidad del alumnado, mantener la mascarilla, reducir la distancia de seguridad y el mantenimiento de los grupos burbuja.

Nada nuevo, ya que en Castilla y León se ha mantenido la presencialidad en todas las etapas, además de cumplir con las medidas actuales: distancia, limitación de contactos, entradas escalonadas, acceso limitado a personas, limpieza extraodinaria, mascarilla, manos, ventilación natural cruzada y constante, actividades aire libre, grupos burbuja,…

Lo que sí sorprende es la Novedad de reducir la distancia de seguridad, que pasa a ser de 1,5 metros a 1,2 metros de separación, lo cual permitiría ampliar el número de alumnos por aula.

El Ministerio contempla aumentarla a 25 alumnos por aula en los cursos de Primaria y mantenerla en 20 en Infantil, lo que supone un retrosceso sustancial en una de las medidas más eficaces contra el COVID y que además ha supuesto un elemento de calidad educativa.

Aumentar el número de alumnos por aula, es decir bajar la ratio, supone una disminución del profesorado, por lo que será imposible mantener los grupos burbuja con el peligro que supondrá también la desaparición del profesorado de apoyo.

En el caso aprobar esta propuesta las administraciones tendrán que dar cuenta de las ayudas económicas, y finalistas, recibidas de la Unión Europea para reducir las ratios de alumnado, reducir los horarios lectivos y mejorar la calidad en la educación.

La propuesta, elaborada entre los minsterios de Sanidad y Educación se ha enviado para su discusión a las Autonomías que tendrán que hacer sus aportaciones durante los próximos días. Las medidas -en las que se incorporarán las aportaciones de las comunidades- no se aprobarán definitivamente hasta el miércoles de la próxima semana, cuando Educación y Sanidad convoquen a los consejeros.

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.