La Confederación de STEs-i anuncia movilizaciones donde no se garantice una vuelta a las aulas segura para toda la comunidad educativa

Los STEs-i exponen sus exigencias para una vuelta segura a las aulas. Inversión, más profesorado, menos estudiantes por aula y cumplimiento de las recomendaciones sanitarias. “Si no se garantiza una vuelta segura, habrá movilizaciones”.

garantias

La falta de previsión de algunas Consejerías de Educación, después de años de recortes, ya ha sido motivo de protestas y se prevén movilizaciones de distinta índole en algunos territorios ante una vuelta a las clases que parece más un “lo mismo de antes, pero con mascarilla” que un plan serio de retorno a las aulas con garantías sanitarias suficientes, similares a las que se llevan a cabo en espacios públicos o de trabajo. “La vuelta a los centros educativos de manera presencial es el objetivo, pero con seguridad para toda la comunidad educativa” advertimos desde STEs-i.

La educación, al igual que la sanidad y otros servicios públicos ha sufrido los mayores recortes derivados de la crisis del 2008. Estos recortes se han mantenido a lo largo de estos años sin que las administraciones, en general, hayan mejorado o ampliado los presupuestos en educación. La inversión ha bajado hasta el 3,9 % del PIB y ahí se ha mantenido. Teniendo en cuenta esta situación precaria en la que nos encontramos la llegada de la pandemia ha dejado al descubierto la falta de inversión de estos años y las carencias que se derivan de ella (falta de medios tecnológicos, aulas masificadas, sobrecarga de trabajo para el profesorado, …). Con esta situación precaria de inicio ahora se tiene que gestionar la vuelta a las aulas con las medidas sanitarias necesarias para que esta se produzca con las garantías suficientes. Solo se podrá dar una respuesta adecuada si se aumenta el presupuesto en educación tanto de las distintas comunidades autónomas como del gobierno central, así desde la Confederación de STEs-Intersindical consideramos imprescindible que se llegue al 5% del PIB y que se invierta el 5% de los fondos para la reconstrucción que permitirá que los centros se doten de profesorado, personal no docente y de los recursos y medios precisos para que esta vuelta al centro se produzca con las mejores condiciones.

El confinamiento ha dejado claro que la brecha social y la brecha digital se acentúa ante la falta de asistencia a los centros. La educación no sólo sirve para transmitir conocimientos, sino que también es compensadora de desigualdades y fundamental en el desarrollo de una socialización adecuada de todo el alumnado. Es por ello que desde la Confederación de STEs-Intersindical defendemos y reclamamos una educación presencial para todo el alumnado, pero con unas condiciones imprescindibles para que la “vuelta al cole” se produzca en condiciones de seguridad sanitaria.

Las condiciones para la vuelta a la escuela no son las mismas en todos los territorios del estado. En algunos se han implantado medidas, más o menos, negociadas con los sindicatos, pero en la mayoría son insuficientes y no cuentan con el apoyo sindical ni de la comunidad educativa.

Desde STEs-i esperamos que durante esta semana los diferentes escenarios de vuelta a las aulas se afronten de manera segura y contando con toda la comunidad educativa. A falta de dos semanas para empezar las clases, seguimos exigiendo que se cumplan las condiciones necesarias para una vuelta segura, tal y como se ha hecho llegar a las distintas administraciones educativas.

1.- Limitación de ratio

La reducción de ratio a un máximo de alumnas/os por aula menor, no puede ser una simple recomendación. Es una necesidad imperiosa para limitar la propagación del virus. Lo que desde siempre ha sido una exigencia pedagógica al servicio de la calidad de enseñanza, se ha convertido, además, ahora en un medio imprescindible señalado por todas las autoridades sanitarias como esencial. Es inadmisible que de la cantidad que el Gobierno de España pone a disposición de las Comunidades Autónomas para reforzar la enseñanza, menos de la mitad vaya a ir destinada a la contratación de nuevo profesorado de la Enseñanza Pública, medida imprescindible para conseguir grupos más reducidos.

Esta reducción de ratios debe ir acompañada del refuerzo de las plantillas de docentes y desdobles para alcanzar esas ratios. Refuerzo en los Departamentos de Orientación, reduciendo el número de estudiantes adscritos a cada especialista, para ser capaces de atender de manera individualizada la atención a la diversidad para el alumnado y sus familias. Ampliación de plantillas para el personal no docente ante el volumen de trabajo que se prevé.

2.- Realización de test PCR o pruebas serológicas

Es indispensable conocer que, al menos, al inicio de la actividad en los centros educativos, no haya personas contagiadas que puedan transmitir el virus.

3- Información y Formación

La información y sensibilización sobre las medidas de prevención de riesgo de contagio del virus debe ser una de las claves. Hay que reivindicar la figura de “coordinador/a de prevención de riesgos laborales” para todos los centros educativos. Es una figura que ya existe en algunos territorios, pero no en todos, por lo que se hace necesario la generalización de su existencia.

4- Personas de especial vulnerabilidad

Exigimos protocolos específicos para el profesorado especialmente vulnerable para evitar riesgos sobre su salud. Las personas especialmente vulnerables (enfermedades respiratorias, tratamientos de cáncer, inmunodeprimidas, …etc.) deberían no acudir a los centros y ser sustituidos si su situación sanitaria así lo aconseja.

5- Personal sanitario especializado

Sería conveniente la presencia con carácter permanente de personal sanitario especializado en cada centro.

6- Conciliación

En el caso de establecimiento de turnos (mañana/tarde) o alternancia en la actividad lectiva presencial (tiempo en casa/tiempo en el centro educativo) habrá que hablar de las consecuencias que para la conciliación van a tener los distintos escenarios que estamos analizando, y las medidas que las diferentes administraciones deberían adoptar para abordar esta problemática. Es necesario aplicar políticas de coordinación entre las distintas Administraciones Públicas para que espacios al aire libre, centros sociales, casas de juventud, bibliotecas públicas, … etc. puedan atender al alumnado que no le corresponda ir al centro. Así mismo, se debe gestionar la respuesta ante un cierre de centros por contagios facilitando a las familias soluciones corresponsables para hacer frente a un nuevo confinamiento.

7- Entornos educativos

Peatonalización del entorno de los centros educativos y previsión de rutas verdes para poder acceder a los centros, garantizando la distancia social y el uso de bicicletas y otros medios de transporte no contaminantes y de uso individual.

8- Programación didáctica de cursos y áreas

El inicio de curso debe ir acompañado de una detección inicial de las necesidades educativas de cada estudiante, tras la suspensión de la actividad lectiva presencial desde mediados de marzo. Ha de tenerse en cuenta la importancia de la recuperación física y emocional, tanto del alumnado como del profesorado, tras la experiencia de estos últimos meses. Realizada la evaluación personalizada de las necesidades educativas de cada alumna y alumno -proceso en el que es vital la intervención de los equipos de orientación, que deberán ser reforzados- el apoyo del profesorado especialista debe ir acompañado de una revisión del currículo para adaptarlo a las necesidades de cada alumna y alumno.

Para la adaptación de currículos y programaciones las propuestas metodológicas a la hora de afrontar las exigencias del nuevo escenario educativo, irían marcando la necesidad de poner en marcha estrategias novedosas que nos permitan adaptarnos a un nuevo modelo de Enseñanza más interactiva.

Es necesario que desde el MEFP, y ante un posible cierre de centros, se establezca un currículo básico de mínimos para todo el alumnado

9- Dotación tecnológica

La ayuda económica puesta a disposición de las Comunidades Autónomas por el Ministerio de Educación para la compra de equipos informáticos debe servir para que el alumnado más desfavorecido no se vea penalizado por equipos lentos, de pantallas pequeñas, procesadores antiguos, falta de impresora. También es necesario contemplar medidas que faciliten al profesorado contar con los recursos tecnológicos adecuados (ordenadores, conectividad,…) para prestar en las mejores condiciones la atención educativa telemática cuando así sea necesario.

Ante un nuevo escenario de confinamiento desde las administraciones se debe regular el teletrabajo del profesorado y todo el personal de los centros educativos.

10- Optimizar espacios y espacios alternativos.

Gestionar los espacios (no solo del centro) para que los desdobles o la bajada de ratios se pueda llevar a cabo.

Se da el caso de edificios que se pueden emplear para dar clase y así facilitar los desdobles y que en muchas ocasiones se encuentran en el entorno del centro educativo como son bibliotecas, CEAs,.. Para ello se precisa un esfuerzo de coordinación entre distintas administraciones.

Del mismo modo es necesario aportar soluciones de conectividad, con unas prestaciones adecuadas, que permitan desarrollar correctamente las actividades que se propongan.

Secretariado de la Confederación de STEs-i | 26 de agosto de 2020

Comunicado-STECyL-i-2020

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.