La Federación STECyL-i presenta sus reivindicaciones para un curso que incorpora al alumnado de dos años.

Rueda de Prensa de la Federación de STECYl-i sobre el inicio de curso, el futuro incierto de la aplicación de la LOMLOE y la reforma educativa, la precariedad en el profesorado, las recuperación de las condiciones laborales, la oscura implantación del  curso de educación infantil,…

Sentimos la improvisación con la que se ha llevado a cabo la implantación de las aulas de 2 años

1.- INCIO DE CURSO

La eliminación de los protocolos por parte de la Consejería de Educación supone dejar atrás una situación que ha sido muy estresante para los centros educativos, docentes alumnado y familias. La nota positiva la puso el incremento del empleo con los refuerzos COVID que favorecieron la reducción de ratios. STECyL ha defendido la continuidad de esta medida que logró seguir mejorando la atención al alumnado más vulnerable y pide especial atención para evitar rebrotes y contagios este otoño.El sindicato sigue pidiendo el uso de los medidores de CO2 para mejorar la ventilación de las aulas.

Hoy han llegado a los centros de infantil y primaria las alumnas y alumnos que nacieron en pandemia y dieron sus primeros pasos rodeados de adultos con mascarilla. Nos alegra dar la bienvenida por fin a este grupo para los que llevamos tiempo pidiendo un “hueco” en nuestros centros. “Sentimos la improvisación con la que se ha llevado a cabo la implantación de las aulas de 2 años y pedimos a la administración que planifique con tiempo la implantación del resto del 0-3”.

Empezamos con cierta normalidad en un curso complicado para la comunidad educativa con la implantación de una nueva ley en la que aún falta por publicarse los decretos de currículo de las diferentes enseñanzas. Las ordenes de desarrollo de estos currículos no pueden publicarse y se produce una gran incertidumbre sobre cómo actuar ante diversas cuestiones como la atención a la diversidad, los saberes básicos se han eliminado, las competencias específicas no se han recogido en las guías curriculares y además es imposible trabajar con borradores… Para el sindicato es esencial trabajar con documento publicados que ofrezcan certezas al profesorado. Las guías anunciadas por la Consejera el pasado lunes deberían haber ido unidas a la publicación de los Decretos en el BOCyL el profesorado nos dice que están “huecas”. El alumnado llega a las aulas hoy y ya deben empezar a recibir sus enseñanzas en base a las modificaciones establecidas tanto metodológicas como de contenidos.

Otra vez una reforma educativa sirve como excusa para utilizar la educación para el enfrentamiento político. Pedimos un pacto social y educativo estatal que deje a un lado las desavenencias políticas y ponga en el centro el futuro de la Educación.

Desde STECyL-i destacamos entre nuestras peticiones la necesidad de llegar a un acuerdo de mejoras salariales para los docentes de Castilla y León. Las subidas en los precios de la cesta de la compra y las energías, tras años de moderación salarial,dejan al profesorado de nuestra comunidad en los últimos lugares como los peor pagados de todo el Estado.

Estamos supervisando el desarrollo del Acuerdo del 24 de enero; un acuerdo esencial de cara a este curso. La aplicación de las reducciones horarias que reviertan en una mejora de las plantillas actuales, manteniendo los desdobles y apoyos necesarios. En una comunidad como la nuestra mejorar el empleo docente supone garantizar una enseñanza personalizada acorde con las necesidades de nuestro alumnado, mantener colegios y asentar población en la zona rural.

La recuperación de las cocinas in situ en los Colegios es esencial para garantizar una alimentación saludable y de cercanía. La creación de empleo local es una obligación de la consejería. Los nuevos programas de la Junta lo requieren.

Es esencial este curso negociar también la reducción del horario lectivo al profesorado mayor de 55 años como se hace en CCAA como Andalucía o Navarra. Es una posibilidad que ofrece al LOE desde 2006 y que la Consejería de Educación debe poner en marcha. Otra medida de mejora de condiciones laborales que junto ala negociación un nuevo acuerdo sobre itinerancias con un incremento del cobro del kilometraje para todos los profesionales que deben desplazarse, como docentes itinerantes e inspección educativa, debe ser atendida.

STECyL-i considera prioritario favorecer la calidad de todos y cada uno de nuestros centros educativos públicos, salvaguardando la igualdad de oportunidades de todo el alumnado, la igualdad entre los centros educativos y los principios de compensación educativa.

Pedimos un plan específico para reducir el fracaso y abandono escolar y avanzar en la equidad educativa. Reclamamos ratios adecuadas; más profesorado de educación especial, de compensatoria, de orientación educativa y servicios a la comunidad, así como garantizar plantillas suficientes para desdobles, refuerzos, recuperaciones y profundizaciones, lo que facilitaría una atención más personalizada; con recursos y tiempos para la formación permanente del profesorado en metodologías inclusivas.

El sindicato exige unas condiciones de trabajo dignas y seguras que garanticen la salud de docentes y alumnado y permitan que los procesos de enseñanza y aprendizaje se desarrollen en las mejores condiciones ya que está demostrado que el exceso de calor puede afectar a la salud de las personas trabajadoras y que el límite legal es 27ºC. Este inicio de curso estamos viendo como CCAA del levante están sufriendo una nueva “ola de calor” inusual para esta época del año, esta vez no “nos ha tocado” pero insistimos en que es necesario un Plan de Rehabilitación energética para los centros educativos ante las altas temperaturas.

También exigimos financiación adecuada para que los centros pueden afrontar el duro invierno que se avecina.

La precariedad en el empleo en régimen de interinidad se observa en el volumen de vacantes parciales

2.-   Interinidad en Castilla y León.

Este curso se va a iniciar con la puesta en marcha de los procesos de estabilización que desde los STEs hemos reclamado desde hace años. La bajada en el porcentaje de interinidad en nuestra comunidad debe venir unida a unos procedimientos que faciliten que la estabilidad del profesorado que lleva muchos años trabajando en el sistema educativo de Castilla y León.

Exigimos que los procesos de adjudicación de interinidades se adelanten, como se hace en muchas comunidades de nuestro entorno, para que el profesorado conozca donde va a trabajar el siguiente curso y pueda organizar su futuro con suficiente antelación. Somos la CCAA que más tarde resuelve los procesos de adjudicación.

Además pedimos que se hagan adjudicaciones de sustituciones diarias “a plazas vista” para evitar la demora en sustituir al profesorado enfermo como se hace en Galicia desde hace años.

La precariedad en el empleo en régimen de interinidad se observa en el volumen de vacantes parciales que se sigue incrementando, siendo 466 más que en el curso pre-COVID 2019/20 que van desde las 5 horas para “Elaboración y seguimiento de la propuesta pedagógica aula 2-3 años.”

Con contratos de vacante anual de 5 horas en algunos casos (fundamentalmente en León).También en secundaria los contratos oscilan entre las 6 y 17 horas a la semana en secundaria siendo mayoritariamente de 9-15 horas.

La adjudicación de más de 7000 vacantes de interinidad adjudicadas en todos los cuerpos para el curso 2022/2023, en concreto 7.078 vacantes, de las cuales 4.664 son completas y 2.414 son parciales afirma la posición que llevó a STECyL-i a oponerse a la oferta de empleo para estabilización. Vemos como otras CCAA han hecho ofertas mucho más generosas mientras que en Castilla y León ha sido muy reducida y con la que no se va a llegar al 8% de interinidad.

Además este curso se ha introducido la figura de “Mentores digitales” que van a realizar también profesorado interino. No entendemos que después de una convocatoria y un proceso de selección no haya suficiente profesorado interesado en desempeñar estas funciones. No se entiende que se sean docentes interinos quienes se ocupen de formar al profesorado en la competencia digital educativa.

Seguimos reclamando una mayor dotación de profesorado a los centros para lo que estamos recogiendo incidencias en los centros para que la reducción del horario lectivo se vea también en un incremento de las plantillas.

3.- Profesorado.

La comparación entre el curso 2019/20 último año antes del COVID y el curso actual nos da una pérdida de docentes en el cuerpo de Maestros de 268. Para STECyL-i es una mala noticia que la Consejería de Educación no aproveche la bajada de la natalidad para apostar por el mantenimiento del empleoen la enseñanza primaria. Apostar por la atención de nuestro alumnado más vulnerable mejorando las plantillas de atención a la diversidad, ofreciendo más apoyos y desdobles es imprescindible en este momento.Seguimos reclamando una mayor dotación de profesorado a los centros para lo que estamos recogiendo incidencias en los centros para que la reducción del horario lectivo se vea también en un incremento de las plantillas.

El incremento de 759 docentes los cuerpos de secundaria deriva fundamentalmente de las enseñanzas de FP y del incremento de alumnado que aún está llegando a la ESO y el bachillerato.

La impantación de 2 a 3 años de forma caótica supone la consolidación de la oferta privada concertada y privada en detrimento de la enseñanza pública.

4.   Educación Infantil

STECyL-i denuncia que implantar las enseñanzas del Primer ciclo de Educación Infantil de forma gratuita sin hacer un estudio previo de las necesidades, ni desarrollar un mapa escolar negociado, supone la consolidación de la oferta privada concertada y privada en detrimento de la enseñanza pública.

La implantación de la gratuidad de la educación infantil para el alumnado de 2 años se ha hecho con una total improvisación. La Consejería de Educación no ha apostado por los colegios públicos dando absoluta prioridad a quienes ya venían haciendo negocio con la educación desde hace años: los centros concertados.

STECyL denuncia que no es cierto que las familias hayan podido elegir libremente pues las aulas e instalaciones necesarias no se habían realizado en el periodo de matriculación.Denunciamos también las dificultades con las que se están encontrando los colegios públicos y sus profesionales para empezar esta nueva etapa: aúnhay aulas que no tienen la dotación necesaria de mobiliario y enseres para poner en marcha estas enseñanzas.

La Educación Infantil igual que la Educación Primaria comparten su función educativa socializadora, de atención y compensación de las desigualdades sociales y/o cognitivas y son pilares en los que se fundamentan los posteriores aprendizajes y la construcción personal y social del alumnado.

El acceso a la misma debería ser universal y gratuito y las administraciones que tienen las competencias educativas deben velar por que este objetivo se cumpla en el menor tiempo posible dentro de las enseñanzas públicas.

Por ello desde STECyL-i consideramos la etapa 0-6 como una etapa plenamente educativa y rechazamos la vieja concepción asistencial que en muchos casos todavía tiene y que subyace en la forma como se ha realizado la implantación de la gratuidad en Castilla y León.

Denunciamos la precariedad en el empleo que también se da en esta etapa. Se han realizado contratos parciales a maestras y maestros interinos para acometer un trabajo que no se ha realizado hasta ahora: coordinar esta etapa y elaborar sus programaciones que como toda etapa educativa deben tener. No se trata de “recoger” a estas niñas y niños sino que la función de las escuelas infantiles es la de educar. Pedimos una formación adecuada para estas profesionales que tienen una labor importante que realizar.

La gratuidad de las enseñanzas en el horario de 9 a 14h presenta una dificultad añadida: el horario de la comida no se considera dentro del horario gratuito para las familias que acuden a los CEIPs.

Se plantea que las comida se realicen a partir de las 14h, cuando en las guarderías y escuelas infantiles, tanto de la Junta como de los Ayuntamientos,van a comer a partir de las 12:30h. Pedimos que también se autorice a los CEIPsque la comida se pueda hacer en ese horario,adaptando la jornada a las necesidades del alumnado y considerándolo como un momento educativo.

Este modelo que ha llegado para quedarse se deberá extender a los niños y niñas menores de dos años y por ello pedimos una regulación de ratios adecuadas en cada etapa, con disminución de lo regulado para la etapa 3-6 y con un máximo de 15 niños/niñas por aula.

De acuerdo con la Red Europea de Atención a la Infancia de la Comisión europea:

  • 1 educador/a por cada 4 plazas para niños/as menores de 12 meses (0 a 1 año).
  • 1 educador/a por cada 6 plazas para niños/as de 12 a 23 meses (1 a 2 años)
  • 1 educador/a por cada 8 plazas para niños/as de 24 a 35 meses (2 a 3 años).

Pedimos también personal suficiente de apoyo cada dos aulas, avanzando en la introducción de la pareja educativa en cada aula (una maestra y una técnico en educación infantil).  En este sentido, es necesario un debate para analizar las plantillas necesarias para atender de forma adecuada al alumnado.

El camino hacia la dignificación educativa de la etapa infantil de 0-3 años, así como también la dignificación de las condiciones laborales de las profesionales que trabajan en él, está apenas iniciado. Queda mucho camino por recorrer, STECyL-i permanecerá atento y activo a lo largo de esta trayectoria.

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.