La violencia machista entre adolescentes, cada vez más numerosa

El IES Plaza de la Cruz ganó el Premio ‘Meninas 2019’ por su labor contra la violencia machista por su cortometraje ‘Di no a la toxicidad’. En la imagen, Mónica (interpretada por la alumna Leyre Guzmán) planta cara a Luis (Ander Chamorro) cuando se da cuenta de que sufre malos tratos psicológicos

Cada vez son más las adolescentes que se sienten controladas por sus parejas. Las jóvenes que descubren, al tiempo, que han sufrido malos tratos psicológicos porque sus novios querían que contestaran a sus wasap al momento y no les permitían salir con amigas. Y los números no mienten. Así,dos de cada cinco menores de 25 años reconocen haber sufrido violencia machista en algún momento. Aunque muchas no han sido conscientes. Así lo cuentan las responsables de ‘Lunes lilas’, el colectivo integrado, sobre todo, por mujeres supervivientes a este tipo de violencia. Y así me lo relataron para esta información la trabajadora social Tere Sáez y la periodista y escritora Sandra Iraizoz, que imparte formación en los institutos y que se ha convertido en activista del tema después de haber sufrido ella misma malos tratos por parte de su pareja. 

2 de cada 5 mujeres menores de 25 años en Navarra dicen haber sufrido violencia machista

  • Los malos tratos y el control entre adolescentes han dado «un paso atrás»

Cada vez son más las chicas adolescentes y jóvenes que sufren violencia machista.

Aunque muchas, la mayoría, no lo saben. Consideran que ese control de su novio para saber cuándo llega a casa y para que le responda los ‘wasap’ inmediatamente es por amor. Porque las quieren locamente. Pero la realidad es otra. Y la violencia de hombres hacia mujeres en estas edades va “in crescendo” en los últimos años. Los datos no mienten y dos de cada cinco mujeres menores de 25 años son conscientes de haber sido maltratadas, sobre todo, psicológicamente, aunque, en ocasiones, también física. Así lo exponen responsables de la asociación ‘Lunes lilas’, integrada, en su mayoría, por mujeres supervivientes a la violencia machista.

Tere Sáez Barreo, técnica en igualdad y miembro de este colectivo, insiste en que los malos tratos físicos son solo “la punta del iceberg”. Y que por debajo hay muchas capas de hielo de chicas humilladas, insultadas, ninguneadas. Un número que en las mayores de 25 años se eleva a tres de cada cinco. “Es una situación esquizofrénica. Las chicas jóvenes, en general, alardean de ser feministas y creen que a ellas nadie les va a poner la mano encima. Sin embargo, luego soportan violencia sexual. ¡El número de violaciones grupales asusta! Lo que ocurre es que se da una disociación entre el cuerpo y la mente de estas chicas”, lamenta Sáez.

Y recuerda que en toda España ya son 900 las menores de 25 años que llevan un dispositivo de seguridad para no se atacadas por sus agresores. “La violencia machista es un tema muy duro. Porque las mujeres no llevan una vida plena y libre”. Aún persiste, subraya, el sentimiento de culpabilidad. “Hay que hablar y tratar esta situación. Sin ningún miedo”.

PORNOGRAFÍA Y SEXUALIDAD

¿Cuál sería la solución a esta realidad?

“Sin duda, la educación sexual en los centros escolares”, sentencia. Para impedir, subraya, que los adolescentes utilicen la pornografía como fuente de información. El consumo de ‘porno’, añade, comienzo a los 14 años (en los chicos) y se retrasa a los 17 (en féminas). “Los porcentajes son muy diferentes. El 76% de los varones de esas edades ha visto pornografía ‘online’ frente al 17% de las chicas. “Programas como ‘Skolae’ en Navarra deberían ser obligatorios para promover una educación afectivo sexual sana”.

Sáez recuerda que el 100% de las mujeres que sufren violencia machista acude a los centros de salud, con problemas de ansiedad, depresión… “En la mayoría de los casos, como no es violencia física, no salta a la vista. Los sanitarios deben estar formados para detectarla porque en la mitad de los casos no se denuncia”. ‘Lunes lilas’ se fundó en 2008 y está integrada por unas treinta mujeres de entre 35 y 55 años. Ofrece actividades y acompañamiento.

«A raíz de la pandemia, detecto más casos en los institutos»

Sandra Iraizoz se ha dado cuenta que cada vez la llaman más de colegios e institutos para hablar sobre violencia machista. “Creo que hemos dado un paso atrás”, lamenta esta periodista y escritora que se convirtió en activista de esta realidad cuando publicó su primera novela ‘En un segundo, tu vida cambia’ (2015) en la que contaba su experiencia personal como víctima de violencia machista. “Al principio, me llamaban mucho para hablar del libro. Después, menos. Y, ahora, otra vez. Por lo que veo, hay más casos. Es una sensación agridulce”.

En su opinión, del control en las redes sociales (que aún continúa) se ha pasado, sobre todo, al ‘postureo’. “Ahora lo que está de moda es subir una foto con tu novia en un buen restaurante a Instagram, aunque luego la trates mal. ¿Quién te va a acusar? Podrás asegurar: ‘Pero, ¿cómo dices eso? ¡Con lo bien que te trato!”, reflexiona. Y ha comprobado que desde que comenzó la pandemia, se han detectado más casos de violencia machista entre los alumnos de los instituto. “No sé a qué se debe y me gustaría averiguar la causa”. Mientras tanto, ella continúa formándose e impartiendo charlas. “Mi forma de ayudar es que las chicas se den cuenta de que hay que poner límites para que no te pisen”. Y subraya que “para que unos coman, otros tienen que ser comidos”.

“¿Cómo es posible que continúen dándose estas situaciones?”, se pregunta. “Sigo diciendo, como cuando escribí el libro, que si lo que hago ayuda a una sola persona habrá merecido la pena”.
Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.