El mundo cabe en un colegio

«Toda la historia cabe en un vaso de agua», escribía el poeta leonés Agustín Delgado, pero en este caso todo el devenir del hombre, el fatigoso, deslumbrante y estremecedor paso de las generaciones y las civilizaciones puede caber, también, en las aulas de un colegio.

Más en concreto, en los pasillos y otras dependencias del CEIP Ponce de León de la capital leonesa, convertido ahora en una especie de ‘centro de interpretación del pasado humano’ gracias a una iniciativa de amplio alcance que ha implicado a la comunidad educativa en su totalidad. Su nombre, CivilizArte.

La Prehistoria, la Edad de Piedra, Egipto, Grecia, Roma, el Medievo, el Románico… han sido representados a base de trabajo paciente, con dibujos, maquetas, maniquíes y todo tipo de materiales, desarrollando así entre el alumnado valiosas aptitudes como la cooperación y la labor en equipo.

Réplicas de Altamira y Atapuerca, de momias egipcias, de soldados romanos… conviven sin complejos en una especie de ‘máquina del tiempo’ que ha admirado a cuantos se acercaron a contemplarlas.

Pero entre todas ellas ha llamado la atención la del panteón real isidoriano, esa ‘capilla sixtina’ en la que se han reproducido con gran exactitud las pinturas que velan el sueño de los reyes leoneses.

Una actividad tan positiva y alabada que a partir de octubre podrá ser contemplada por cualquier ciudadano, previa solicitud al colegio.

Como un auténtico museo.

Civilizarte: un repaso a la historia y el arte en el Colegio Público Ponce de León

Los alumnos del centro educativo han recreado grandes momentos de la historia a través de su arte en una singular exposición realizada con materiales reciclados.

A. Vega | 04/06/2015

Una veintena de adultos escuchan atentamente las explicaciones de unos muy jóvenes guías sobre la portada del Perdón de San Isidoro o el calendario agrícola del panteón de los Reyes. Los guías, perfectos profesionales conocedores de la historia y el arte de uno de los principales monumentos de León, no están muy lejos de la ubicación real del monumento leonés; su explicación ocurre en el interior del colegio público Ponce de León, ubicado en el pleno Barrio de Santa Marina.

Se trata de la segunda vez que este colegio realiza un proyecto de este tipo -el curso pasado recrearon cuadros del Museo del Prado- aunque sí es la primera en que se implican todos los cursos que se imparten en el Ponce.

Este proyecto pretendía fomentar en sus estudiantes el trabajo colaborativo y la creatividad y cultura del emprendimiento, así como potenciar los recursos del entorno, desarrollar la autonomía de los alumnos y estimular el autoaprendizaje.

Los alumos del centro, divididos por grupos de trabajo y autoorganizados, han usado materiales reciclados para recrear algo identificativo de todas las épocas históricas, como una momia egipcia. Además han sido ellos mismos los que han enseñado a sus compañeros el trabajo final, explicando las obras artísticas reseñables que han replicado o las características de la época. Un detalle, el Santo Grial leonés no ha faltado en San Isidoro.

Un viaje en el tiempo para conocer el arte

Educación Los alumnos del Ponce de León han creado ‘CivilizArte’, un recorrido por los principales movimientos artísticos de la historia que surge de una iniciativa sobre emprendimiento

Pinturas rupestres en una cueva prehistórica, las pirámides de Egipto, el caballo de Troya en la Grecia clásica, el Imperio Romano y su arquitectura, las peculiares pirámides de mayas e incas o el arte románico a través de una joya leonesa, la Basílica de San Isidoro y el Panteón de los Reyes. Todo esto, reunido en los pasillos de la primera planta del Colegio Ponce de León.

Una iniciativa que nace a raíz de una petición de la Consejería de Educación y del Ministerio para trabajar la competencia emprendedora de los alumnos de primaria que ha unido a toda la comunidad educativa del centro para transformarlo en un libro de Historia del arte tridimensional con el que los pequeños no han dudado en involucrarse. Su nombre: ‘CivilizArte’, un recorrido por los movimientos artísticos de las principales civilizaciones.

El objetivo de este proyecto, que aprendan arte, que «es un tema que se toca muy poco en profundidad» en el resto de asignaturas de Primaria, según el coordinador de este proyecto, EmilioRodríguez Zapico. Por eso, el Ponce de León eligió el arte para que los alumnos adquieran esos conocimientos pero, sobre todo, «que aprendan a enseñar los propios alumnos», ya que está gestionado por ellos mismos y fueron los encargados de elegir las etapas históricas o las obras que preferían hacer.

Zapico: «Es muy gratificante, no tanto verlo terminado si no ver a los propios niños hacer una visita guiada con total exactitud» El trabajo, coordinado por los profesores del centro y desarrollado por todos los alumnos, con la colaboración de las familias, ha tenido una acogida «magnífica» y se ha desarrollado a lo largo de todo el curso en tres fases: documentación e investigación sobre los diferentes periodos, recogida de materiales y comienzo de la construcción y remate de las pinturas y diferentes visitas, guiadas, por supuesto, por los propios niños.

Ya el curso pasado, el Ponce de León realizó un proyecto semejante, ‘MuseArte’, que todavía se conserva, en el que se recrearon diferentes salas del Museo de El Prado en sus pasillos.En el presente, ha primado la utilización de materiales reciclados, como los cartones de leche, con los que se ha hecho, por ejemplo, un acueducto de Segovia o uno de los pórticos de SanIsidoro, que sirve de entrada al resto de exposición.

Un trabajo cuyo resultado ha sido «gratificante» para toda la comunidad educativa y por el que el Ponce de León ha recibido multitud de felicitaciones. Pero, sobre todo, por el que los niños han acabado conociendo un poco más de Historia del arte. Para Zapico, lo más gratificante no ha sido verlo terminado, si no disfrutar de las visitas guiadas de los propios niños y ver «como son capaces de explicar con total exactitud, por ejemplo, el Panteón de los Reyes». «Nos ha pasado con algunos niños que una vez que hemos trabajado en todo esto se han atrevido a llevar a sus padres a San Isidoro y explicarles ellos mismos el panteón», presume el coordinador de un gran trabajo en el que «lo más satisfactorio es ver el grado de conocimiento» que los alumnos del Ponce de León han adquirido de las diferentes etapas artísticas de un proyecto con el que toda la comunidad se han volcado.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons