Carta abierta al (nuevo) Gobierno y al poder legislativo