3+2. Universidad. 26F.

La Secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, que pasa por ser el verdadero cerebro y no la cabeza parlante del Ministerio, aunque hable mucho y mal, ha lanzado un torpedo a la línea de flotación del sistema universitario público español.

El Debate sobre el Estado de la Nación ha centrado la atención estos dos últimos días, aunque seguramente debiera ser entendido más como un mitin electoral que como una confrontación y discusión de ideas, propuestas o alternativas. En el corto o cortísimo plazo
Arsenio_Terron_Alfonso

Arsenio Terrón. Universidad de León.

tenía su interés, pero a medio y a largo plazo lo que realmente debiera preocupar al Estado Español es el torpedo que ha lanzado a la línea de flotación del sistema universitario público español la que pasa por ser el verdadero cerebro y no la cabeza parlante del mismo, aunque hable mucho y mal, del ministerio de educación.

Esa señora, incapaz de conocer o siquiera de aventurar lo que supone para una familia tener problemas económicos, se atreve a decir que las universidades de nuestro país siguen un camino insostenible porque son demasiados los jóvenes que llegan a estudiar y formarse en ellas, diciendo a continuación que si queremos continuar así, debiéramos preguntarnos quién se va a hacer cargo de la factura generada por tal motivo.
La respuesta es evidente, incluso debiera serlo para alguien quien, como ella, se considera bien formada e informada. La universidad pública española, como la sanidad pública, la dependencia, los servicios sociales y tantas otras cosas las pagamos todos. No conozco que ninguno de los integrantes de éste o de cualquier otro gobierno pague los gastos derivados del funcionamiento de los grandes pilares del estado. Somos los ciudadanos quienes pagamos y, cada vez más, repagamos todos y cada uno de los servicios públicos de los que disponemos.
Si lo que ella quiere es favorecer, una vez más, al sistema de franquiciado de universidades privadas españolas, sostenidas en su mayoría por grandes grupos de poder a las que sólo pueden acceder unos pocos privilegiados económicamente, que no intelectualmente, que nos lo diga claramente y no se ande con tanto rodeo.
Si ella y los suyos siguen, próximo estará el día en el que muchos españoles no puedan ni siquiera pisar un aula universitaria.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons