El primer curso de la Lomce arranca con incertidumbre en las aulas

  • La implantación de la FPBásica y la precariedad del profesorado se presentan como los principales problemas

antonio g. encinas Palencia Norte Castilla

agenda14-15En tres días empieza el cole. Un cole con un toque ‘vintage’, retro, sin ese ‘Cono’ ya asimilado por los padres que en su día cursaron la EGB y con el retorno a las Sociales y las Naturales de antaño. Y es que llega la Lomce y, con ella, las incertidumbres para los profesores y para los alumnos, que se muestran más que reticentes, sobre todo por las prisas con las que se ha implantado esta ley educativa nacida de la mano del polémico ministro Wert. Entre las novedades que se ponen en marcha, figura el aumento de las horas de algunas enseñanzas, que en Castilla y León se ha determinado que el 75% del horario lectivo se destine a mejorar el conocimiento en las materias troncales, principalmente en Lengua y Matemáticas.

Castilla y León también conserva algunas peculiaridades previas a la ley, por ejemplo que los tutores, si los centros lo desean, permanezcan con los alumnos desde primero a tercero de Primaria y desde cuarto a sexto.

El miércoles arrancan los alumnos de Infantil, Primaria y Educación Especial, una gran parte de los 23.547 estudiantes que cursan en la provincia de Palencia también Bachillerato, Secundaria y Formación Profesional. En total, Palencia ve aumentada la cifra de alumnos en 133 respecto al curso pasado.

Mientras tanto, se atisban un sinfín de dudas, especialmente en lo que se refiere a la Formación Profesional Básica. «La implantación de la FP Básica es más compleja, porque se trata de poner en marcha nuevos títulos. Suplen a los PCPI (Programas de Cualificación Profesional Inicial), pero no es lo mismo, porque son dos años en lugar de uno», resume Pedro Escolar, del sindicato de enseñanza STES.En concreto, quienes decidan matricularse en alguno de los ciclos de FPBásica que arrancan este año tendrán que cumplir con 2.000 horas lectivas, 990 de ellas durante el primer año y el resto, en el segundo.

En mayo se anunció que los 215 centros públicos de la región que impartían los PCPI se harían cargo de esos planes de FPBásica. Y se dijo, además, que en Castilla y León se ofertarían 11 de los 14 posibles títulos contemplados por el Ministerio de Educación.

María José Gómez, de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos, asegura que existe «una gran preocupación por la FP Básica, sin que sepamos si se ha orientado bien a los padres. Y sobre todo por la implantación, por cómo se va a hacer».

A las incógnitas sobre la nueva FPBásica se suman las modificaciones que afectarán a los currículos de Primaria, puesto que 1º, 3º y 5º comienzan con la implantación de la Lomce.Eso supone escindir Conocimiento del Medio en dos asignaturas, Naturales y Sociales, y muchos centros han decidido mantener los mismos libros de texto, como recomendaba la Junta de Castilla y León.

Ello obligará a los profesores a hacerse con material didáctico complementario, aunque Educación ha preparado unidades didácticas con un grupo de expertos para complementar las materias. «Esta reforma se hace a espaldas y sobre las espaldas de los profesores. Las órdenes de Primaria y de la FP Básica se aprobaron muy a finales de curso, casi a finales de junio, con lo que el grueso del profesorado se enfrenta ahora a transformaciones para las que no ha tenido tiempo de prepararse. Se hará lo que se pueda y lo mejor que se pueda», explica Pedro Escolar.

Una de las quejas del profesorado es que los puestos perdidos desde el comienzo de la crisis no se han recuperado aún.«En los cursos 2011-12 y 2012-13 se hicieron recortes de profesores en las enseñanzas de régimen general, lo que supuso unos mil profesores menos en total. El curso pasado hemos tocado suelo. Nos hemos estancado. No se ha seguido perdiendo profesores globalmente en el conjunto de Castilla y León, pero sí se están reorganizando efectivos. Se quitan profesores de Educación Infantil y Primaria, donde ya hemos advertido durante el curso pasado que cae el alumnado. Y eso favorecerá cierta reorganización de profesorado, pero el número, globalmente, está estancado», asevera PedroEscolar.

Preocupa, además, las condiciones en las que se encuentra ese profesorado. «El empleo es cada vez más precario, el porcentaje de profesores en situación de interinidad está creciendo alarmantemente. Los centros cambian mucho de profesores y la situación de la plantilla es de gran inestabilidad. Cinco mil profesores interinos vamos a tener en Castilla y León este curso, casi un 20% del total», concluye el portavoz de STES.

Enlace noticia Norte de Castilla

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons