La tesis del maestro leonés Óscar Casado, establece los puentes entre los métodos tradicionales y los activos

… desarrollar la autonomía de los niños como paso previo para aprovechar al máximo las metodologías activas… su tesis obtiene la calificación de ‘cum laude

Hace algo menos de un año que el leonés Óscar Casado era reconocido como el ‘Mejor Docente de España’ en Educación Primaria en los premios Educa Abanca. Un galardón entonces inesperado con el que empezó un 2018 que cierra ahora con un sobresaliente ‘cum laude’ en su tesis doctoral, una investigación con la que este maestro por vocación sienta las bases de la transición educativa entre las metodologías tradicionales y las activas, el paso intermedio para que fórmulas como el aprendizaje colaborativo o por proyectos lleguen a funcionar en las aulas.

La autorregulación en el aula de Educación Primaria’ es el fruto de más de siete años de trabajo en los que ha querido buscar ese “puente”, ya que entre ambas fórmulas “hay demasiada distancia como para pegar el salto de lo uno a lo otro sin algo intermedio”. Con esa hipótesis comenzó a trabajar en una tesis enfocada a desarrollar la autonomía de los niños como paso previo para aprovechar al máximo las metodologías activas. Una fórmula que ahora ha podido demostrar de forma científica, ya que su investigación concluye que fomentando la autorregulación de los alumnos se generan mayores niveles de motivación entre ellos y su compromiso hacia las tareas es mayor. Unos datos que ha corroborado no solo observando el día a día de su trabajo como profesor si no “con los datos que te dan los alumnos y las propias familias”, explica.

“Lo que se comprueba es que los padres de repente te comentan que los niños han mejorado en la gestión de los deberes, que llevan menos tarea a casa porque les da tiempo a hacer más en clase y organizan mejor su tiempo”, asegura Óscar Casado, que defiende que enseñar a los niños a planificarse de una forma realista es clave para llevar a cabo esta metodología.

Al menos quince centros de la comunidad aplican estas fórmulas, en las que los niños aprenden a organizarse“Para ser autónomos también necesitan ser realistas”, explica el mejor ‘profe’ de Primaria. Un sistema que él lleva a cabo mediante autoevaluaciones en el aula con las que ha comprobado que “al principio de curso distan mucho de las que hace el profesor pero al final cada vez se van acercando más, lo que demuestra que van siendo cada vez más realistas”.

Aspectos como la organización son fundamentales en las metodologías activas, en las que muchos expertos fijan el futuro de la educación. “Lo que les vamos a exigir va a ser que sepan organizarse, que sepan establecer tiempos, cumplir plazos, que tengan iniciativa para trabajar en equipo… pero si no les hemos formado antes es un poco perverso que luego les pidamos que lo tienen que hacer directamente”, confiesa Óscar Casado. Por eso, su tesis guía esa transición que tanto él como al menos quince docentes de su grupo de trabajo ‘Actitudes’ ya han puesto en marcha con sus alumnos, pudiendo comprobar que el método funciona aplicado en el aula.

Oscar-Casado-Berrocal

 

En todos los contextos

Otra “clave” de la investigación de Óscar Casado es que su método puede aplicarse tanto en aulas pequeñas –como en la que actualmente da clase, en el Colegio Rural Agrupado Eria-Jamuz– como en clases de 26 alumnos. Precisamente, en su tesis participaron los alumnos y padres del Ceip Ponce de León a los que dio clase antes de llegar a los centros de Castrocalbón y Jiménez de Jamuz, los mismos que le propusieron para los premios ‘Mejor Docente de España’ el año pasado.

“Independientemente del contexto, la metodología funciona, lo que se requiere es continuidad”, defiende“En un aula multinivel como en la que estoy ahora –con alumnos de varias edades– no te queda más remedio que tener niños autónomos porque no puedes dar lecciones magistrales con niveles tan dispares, pero en una clase más grande también hay diferentes niveles y la metodología tendría que ser la misma y debería tener en cuenta que también son aulas multinivel”, defiende. Por eso, eligió para su tesis doctoral un aula de 26 niños para concluir que «independientemente del contexto la metodología funciona». Eso sí, se requiere de una “continuidad”, confiesa, “cuando se trabaja todos los días en la misma línea los resultados tienen que llegar sí o sí”.

Un año “apoteósico”

El mejor ‘profe’ de Primaria de España pone fin como doctor a un 2018 que no duda en calificar como “apoteósico” tanto en lo profesional como en lo personal, ya que también acaba de ser padre. Ahora, con su tesis en la mano y tras un proceso «duro» pero más que satisfactorio, espera comenzar a divulgar entre los profesores que quieran sus conclusiones y métodos. “La tesis tiene un carácter divulgativo, de hecho hay un apartado dirigido directamente a que otros profesores lo pongan en práctica”, asegura. De hecho esa es una de las partes fundamentales de su proyecto realizado en la Universidad de Valladolid y codirigido entre tres profesores, uno de ellos Ángel Pérez Pueyo, de la Universidad de León y que también forma parte del grupo ‘Actitudes’, donde hay ya más de una treintena de personas.

El objetivo final es que su tesis sirva como “herramienta” para que los profesores que quieran comenzar a aplicar en sus aulas metodologías activas comiencen con esta transición propuesta por Casado, que consiste en hacer a los alumnos cada vez más autónomos.

Su método, que suscita el interés de cada vez más docentes e incluso de colegios enteros, pone a este leonés al frente de la transición de la educación hacia los métodos innovadores.

Una enseñanza de ‘cum laude’

El profesor leonés Óscar Casado obtiene una calificación de ‘sobresalienbte cum laude’ en la defensa de su tesis doctoral sobre las metodologías activas y cómo generar autonomía en los niños desde la Educación Primaria

La enseñanza en León es de ‘cum laude’. Así lo certifica la tesis de Óscar Casado, reconocido a principios de año como el mejor maestro de primaria de toda España. Tras presentar su tesis sobre las metodologías activas y cómo generar autonomía en los niños desde la Educación Primaria. Un duro trabajo de investigación que tras seis años ha visto la luz este lunes 3 de diciembre tras la defensa ante un tribunal segoviano de la tesis.

Las metodologías activas buscan que los alumnos sean cada vez más autónomos, que se gestionen su tiempo, busquen en qué invertirlo y liberen carga de trabajo y de deberes en casa. Tras el intento de algunos profesores y centros de abandonar una manera ‘clásica’ de impartir las clases por una metodología activa y participativa y su posterior fracaso nació la necesidad de Óscar de investigar el problema.

Oscar-Casado-Berrocal

 

El estudio

Con un profesor de la Universidad de Valladolid, otro de la de Burgos y un tercero de la Universidad de Segovia, este profesor leonés comenzó a leer, investigar y buscar el problema. «El objetivo principal de la investigación fue plantear donde fracasaba», explica Óscar Casado en una entrevista con leonoticias.

«Los profes vemos nuestras carencias intentamos formarnos, pero muchas veces no pensamos qué estrategias necesitan dominar los alumnos para aplicar el aprendizaje colaborativo y basado», reflexiona el leonés. Una conclusión a la que llegó tras años de investigación y mucho estudio «a partir de ahí lo que se planteó fue intentar construir un modelo que fuera proporcionando a los alumnos esas estrategias necesarias». Y así lo hizo.

En una clase con 26 alumnos en el Colegio de la capital leonesa Ponce de León comenzó a llevar a la practica toda su investigación. ¿El resultado? Un grupo de 26 niños que tras nueve meses de curso escolar eran capaces de desarrollar las estrategias de manera rutinaria. «Ellos mismos entraban en clase y sin que yo les dijera nada hacían su día a día de manera autónoma», asegura con gran orgullo Óscar.

Aprendizaje y metodología

Ahora, profesor en el CRA de Jiménez de Jamúz, este leonés comprueba que en el mundo rural el aprendizaje y las metodologías autónomas se realizan inconscientemente desde hace mucho tiempo. «Lo hemos llevado a un contexto rural y las aulas son multinivel en cuanto a la edad y materia y necesariamente tiene que ser autónomas».

Una afirmación que en el contexto rural se entiende perfectamente, pero «en el urbano también debe ser así, porque aunque todos tengan la misma edad también hay niveles» y los profesores deben tener un tiempo libre para atender las necesidades individuales de cada niño.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons