Los profesores prefieren menos alumnos por clase a una subida de sueldo

El 62% de los docentes españoles asegura que ser profesor fue su primera opción al ir a la universidad, según una encuesta de la OCDE

¿A qué destinaría una subida del 5% en el presupuesto para Educación? ¿Cuáles serían las prioridades? Pregunta el informe Talis 2018 —elaborado por la OCDE en 48 países— a profesores y directores de centros de secundaria. En España, el 85% de los docentes contestó que lo primero sería reducir el número de alumnos por aula. El 65% consideró que la prioridad sería recibir una formación continua y de “alta calidad”, y el 63% recursos para apoyar a los alumnos con necesidades educativas. En el resto de los países de la OCDE coinciden en reducir los alumnos mediante la contratación de más personal, (un 65% respondió así), pero su segunda prioridad sí es el salario: un 64% quiere mejorarlo. Menos del 50% de los profesores encuestados en España lo señalaron como “alta prioridad”.

Estas son las principales conclusiones del informe Talis 2018, el estudio internacional de la enseñanza y el aprendizaje que encuesta directamente a profesores y directores sobre su trabajo en las aulas. Los resultados españoles se han obtenido con las respuestas de 7.407 profesores de la ESO y 396 directores. El informe completo incluye la participación de 260.000 docentes de escuelas de 48 países en los últimos cuatro años.

Otras cuestiones como la “mejora de las instalaciones y los edificios de los centros educativos”, “ayuda a los alumnos con necesidades educativas especiales”, “inversión en nuevas tecnologías”, “apoyo a los alumnos inmigrantes o de entornos desfavorecidos” o “inversión en materiales didácticos” fueron consideradas de “alta importancia” por menos del 50% de los profesores encuestados.

En el caso español, el 62% de los docentes aseguró que ser profesor fue su primera opción formativa al ir a la Universidad, frente al 67% de media de la OCDE. En cuanto a las razones por las que eligieron la profesión, un 89% citaron “la oportunidad de influir en el desarrollo infantil” y en la sociedad.

La tercera edición del estudio, que se publica cada cuatro años, también arroja luz sobre qué sucede en las horas lectivas dentro de las aulas: el 78% del tiempo (47 minutos de cada hora) se dedica a la enseñanza, mientras que el resto se pierde en “mantener el orden” entre el alumnado o “hacer tareas administrativas en el aula”. Para la mitad de los países evaluados, entre ellos España, este dato supone una disminución en el tiempo dedicado al “aprendizaje real” en clase con respecto a los últimos 10 años.

Más del 80% de los docentes pueden mantener el orden en el aula, pero más del 30% admiten dificultades para motivar a los estudiantes al aprendizaje. Talis señala que los profesores con más de cinco años de experiencia dedican más tiempo a la enseñanza y el aprendizaje (el equivalente a tres minutos más de cada clase de 60 minutos) que los profesores recién llegados.

En cuanto a los métodos de evaluación, solo el 41% de los encuestados permite a los alumnos que evalúen sus propios progresos, mientras que el 77% emplea sus herramientas para medir la evolución de los estudiantes.

Acoso escolar

Las referencias a casos de acoso escolar en las aulas españolas han disminuido. Solo el 5% de los directores de centro declara comportamientos de intimidación o acoso escolar entre sus estudiantes, un porcentaje muy por debajo del 14% de la OCDE. Respecto a las intimidaciones físicas y verbales, la proporción de directores que asegura registrar casos semanalmente ha descendido en más de seis puntos desde el último informe Talis de 2013.

 

Alumnos con necesidades especiales

El 35% de los docentes españoles asegura haber recibido durante su formación inicial contenidos para enseñar a alumnos con distintas capacidades, frente al 62% de media de la OCDE. Solo el 28% de los profesores españoles se sintió preparado para enseñar en esos entornos al terminar sus estudios, frente al 44% de la OCDE. El 28% de los docentes cree que se trata del área en la que se sienten menos preparados, comparado con el 22% de la OCDE.

ESPAÑA A LA COLA EN AYUDAR A LOS PROFESORES NOVATOS

Solo el 26% de los docentes afirman haber participado en algún proyecto de tutoría con otros colegas profesores, frente al 38% de los encuestados en el resto de países de la OCDE. Los directores de los 48 países consideran que el hecho de tutorizar a otro profesor es importante tanto para el desarrollo de su trabajo como para el rendimiento de los estudiantes. Solo el 22% de los profesores recién llegados (con un lustro de experiencia como máximo) tienen un tutor asignado. En España, baja al 10%. A su vez, solo el 24% de los profesores españoles declara participar en una red de colegas (un 40% en la OCDE).

El informe Talis recomienda revisar la asignación de “profesores noveles” en aquellos centros con un perfil de alumnado complejo. Recomienda que en sus primeros destinos impartan clases en entornos laborales “menos exigentes”. En caso de no poder evitarlo, aconseja asignarles un tutor, un profesor más experimentado que les acompañe en el aula, así como liberarles de tareas administrativas o burocráticas para que dediquen más tiempo a preparar las clases.

Pone como ejemplo un programa puesto en marcha en Nueva Gales del Sur (Australia), donde existe una línea económica para financiar el respaldo a los profesores noveles, que obliga a los directores de centro a asegurarse de que se les asignen menos responsabilidades o que tengan una carga lectiva menor. También deben velar por que los novatos reciban “retroalimentación” de otros docentes y “respaldo continuo”, así como que existan prácticas colaborativas y estructuras de mentoría dentro del centro educativo.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons