Uno de cada cuatro niños tiene sobrepeso y uno de cada diez es obeso

obesidadMientras, reducen horas de Educación Física


Álvaro Caballero | León 12/06/2014

Por la D, comida más importante del día. Aunque la mayoría sabe identificar dentro del juego del ‘rosco’ de pasalabra que se trata del desayuno, uno de cada cuatro escolares leoneses de entre 5 y 12 años sufre sobrepeso y casi diez de cada cien son obesos. Una radiografía, plasmada en el estudio elaborado por el Ayuntamiento de León con una muestra de 4.640 alumnos de 32 centros educativos del municipio, que levanta la alerta sobre la aplicación la nutrición y los hábitos de vida saludable de los menores en el municipio, a pesar de que las magnitudes son incluso ligeramente inferiores a las de la media nacional.

El estudio se enmarca en el desarrollo de los talleres que los monitores municipales han desarrollado entre noviembre y febrero. Un programa que, ya en su tercera edición, apuesta por la formación de los menores para atender la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recoge que «seis de los siete principales factores determinantes de la salud están ligados a la actividad física y a la alimentación», como explicó la concejala de Comercio y Consumo, María José Álvarez Casais. «Si no cuidamos ahora estas cuestiones, vamos a tener adultos enfermos», enfatizó la edil, quien insistió en la importancia de «comer frutas y verduras, conocer cuántas comidas hay que hacer al día, dar a la ingesta de agua la importancia que tiene y estimular la práctica de la actividad física».

Álvarez Casais explicó que estos talleres en los que se enseña a los pequeños hábitos de vida saludable son «una pequeña siembra» que hay que «seguir paso a paso» para que «sean ellos incluso quienes enseñen a los padres». «Deben conocer la importancia de hacer ejercicio y no llevar una vida sendentaria, ya que ahora pasan mucho tiempo sentados en el sofá wasapeando, jugando a la consola y con las nuevas tecnologías», insistió la concejala, quien abundó en que en las actividades se enseña a los niños a «comer de todo, sin abusar de nada, cinco veces al día; tomar diariamente tres raciones de lácteos o sustituir la bollería industrial por bollería preparada en casa».

El programa contó con la coordinación de técnicos de las concejalías de Sanidad y Educación del Ayuntamiento y fueron impartidas por monitores del coto escolar, como resaltó Javier Reyero, responsable del área educativa municipal, quien recalcó que esta organización propia permitió «hacerlo sin gasto». «Mediante juegos amenos y divertidos, adaptados a las edades de los niños, como la pirámide de los alimentos o el pasapalabra, han podido conocer la importancia de estos hábitos», reseñó el edil, quien adelantó que el equipo de gobierno ya prepara los talleres del próximo curso.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Javier Sarmiento Ámez dice:

    Casi todos los días nos desayunamos con noticias de este tipo y no hacemos nada, bueno, si que hacen, reducen el horario de educación física, que en muchos casos es la única actividad física que hacen nuestros niños a la semana. Los chicos y chicas de estas edades deberían tener una hora de educación física al día, entre otras cosas para poder dar de forma conjunta contenidos de actividad física y nutrición (nunca se deberían separar, ya que por separado no valen para nada como muy bien saben los expertos en la materia). Por lo tanto, yo abogo por 5 horas de educación física a la semana en primaria y al menos tres en la ESO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons