La escuela pública sobrevive en la España vaciada mientras la privatización avanza en la rica