A vueltas con el calendario escolar

Los profesores, «cansados» de la polémica de la Semana Santa

Aseguran que el cambio en las fechas de las recuperaciones es «más importante»

El portavoz del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de Castilla y León (Stecyl), Pedro Escolar, aseguró, enfadado, que el profesorado está «cansado» de la polémica que suscitan las vacaciones de Semana Santa pues, según dice, a los docentes les dan «igual» cuáles sean las fechas para la Pascua.

Aunque afirmó que están «conformes» con el calendario que ha establecido la Consejería de Educación, no ven problema a los cambios. Sin embargo, apuntó que cada año, la semana de Pasión cae en días distintos, así como en meses diferentes –bien marzo o abril–, y se establecen las vacaciones para distribuir «mejor» los días del segundo y tercer trimestre.

Además, Escolar sostiene que hay cosas «más importantes» que las vacaciones de Semana Santa, como el cambio en la fecha de los exámenes extraordinarios de septiembre, que con el nuevo calendario se fijan a finales de junio, dejando a los alumnos con tan solo una semana para preparar las recuperaciones.

«Es una modificación formada por el calendario universitario», dijo, y añadió que «el objetivo es que los alumnos con asignaturas pendientes que quieran entran en la universidad, puedan hacer la prueba de acceso e incorporarse a las clases universitarias al mismo tiempo que el resto», ya que con la LOMCE las clases se inician a principios de septiembre, «de este modo no comenzarían a mediados de mes», sentenció Escolar.

AURORA RECIO / VALLADOLID / 30/05/2017

Educación siembra el caos con la Pascua

La Consejería, ante el conflicto generado sobre las vacaciones de la Semana Santa, da libertad a cada colegio para que pueda establecer si las vacaciones son durante o después de la Pasión

Caos en Educación. La Consejería de Educación publicó ayer el calendario escolar para el próximo curso 2017-2018 por el que las vacaciones de Semana Santa quedan pospuestas a después de la festividad religiosa, algo que ha suscitado la desaprobación por parte de los padres.

Como ya vaticinó el consejero de Educación, Fernando Rey, el nuevo calendario escolar establece las vacaciones de Semana Santa después de la celebración religiosa –del 28 de marzo al 6 de abril–. Sobre esto, la Consejería abre la posibilidad de que cada centro educativo decida cuándo quiere tener dichas vacaciones –siempre que se respete el número total de días lectivos de cada enseñanza–. De este modo, en un mismo municipio puede haber centros que mantengan lo estipulado por el calendario oficial y otros que adelanten sus vacaciones, haciéndolas coincidir con la Pascua.

Para realizar dichos cambios, es necesario que el Consejo Escolar de cada centro –compuesto por la Asociación de Padres y Madres (A.M.P.A), la Asociación de alumnos y la representación de los profesores– presente una solicitud con su modificación en la dirección provincial de Educación –que marca como fecha límite de presentación el 30 de septiembre–. Además, en este texto deberá incluirse de qué modo se van a recuperar los días lectivos para ajustarlos a los establecidos por la Consejería, según explicaron fuentes del departamento de Comunicación de la Consejería.

Desde Educación, mantienen que Castilla y León es un estado aconfesional que rige su calendario escolar por cuestiones «pedagógicas» y no por festividades religiosas. Por lo que, a unas semanas de que finalice el presente curso, y a tres meses de que comience el siguiente, muchos centros aún no saben en qué fechas se fijan las vacaciones de Semana Santa.

Por parte del departamento que lidera Fernando Rey, aseguran que la posibilidad de cambio del calendario es una forma de «conjugar» un marco común para toda la Comunidad, con la especificidad de cada centro y sus circunstancias, «teniendo en cuenta su autonomía en lo relativo a la organización y distribución del tiempo escolar».

Sin embargo, las asociaciones de padres no comparten esta opinión, ya que la posibilidad de cada centro pueda tener las vacaciones de Pasión en diferente fecha «hace muy difícil la con conciliación familiar».

Mientras, el profesorado afirma que «les da igual» cuál sea la fecha para las vacaciones, ya que la Semana Santa es una festividad que cae en diferentes fechas cada año. Pero, por el contrario, manifiestan estar «hartos» de la polémica que suscita entre el colectivo educativo el calendario del próximo curso.

Además, otro de los colectivos que no comparten la decisión de Rey es la Junta de Semana Santa de Castilla y León, quienes tildan de «desacertada» esta medida. La Junta de Semana Santa envió tres escritos al presidente de la Junta de Castilla yLeón en los que exigían «de una vez por todas» que se proteja «como se merece» una celebración ancestral y participativa como es la Semana Santa. Asimismo, asegura que de este modo, la participación de niños y de padres en las procesiones se verá «menguada», así como la inyección económica que resulta de los días de Pascua.

Por otro lado, los centros también podrán presentar cambios al inicio del curso, mediante el mismo procedimiento que para el resto, pero con fecha límite de presentación el día 31 de julio. Asimismo, los ayuntamientos o los consejos escolares municipales tienen la posibilidad de promover la conciencia de dichas modificaciones en todos los centros de su municipio.

NUEVAS FECHAS

Los escolares de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Especial, así como los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria escolarizados en centros de Educación Primaria, comenzarán el lunes día 11 de septiembre sus clases en el próximo curso 2017-2018. Por su parte, empezarán una semana más tarde –el 18 de septiembre–, los alumnos de ESO, Bachillerato, segundo curso de ciclos formativos de Grado Superior de Formación Profesional Inicial y de Enseñanzas Profesionales de Artes Plásticas y Diseño, así como las Enseñanzas en régimen nocturno.

Por su parte, los estudiantes de Ciclos de Formación Profesional Básica, Grado Medio y primer curso de Ciclos Formativos de Grado Superior de Formación Profesional Inicial, Enseñanzas Profesionales de Artes Plásticas y Diseño y las impartidas en centros y aulas de Educación de Personas Adultas y a distancia, lo harán el 25 de septiembre. Por último, el 2 de octubre iniciarán las clases los alumnos de las Enseñanzas de Idiomas y Elementales, artísticas superiores y deportivas.

Los padres insisten en rechazar el nuevo calendario escolar

Consideran que la posibilidad de cambio en las fechas «dificulta» la conciliación familiar

El calendario escolar del próximo curso recibe, nuevamente, el rechazo de las asociaciones de padres. La posibilidad de cambiar las fechas de las vacaciones de Pascua «dificultan» la conciliación familiar, según aseguró ayer, en declaraciones a este diario, la presidenta de la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Centros Públicos de Enseñanza de Castilla y León (Confapacal), Marina Álvarez Riego.

Álvarez considera que las familias no salen «muy beneficiadas» con esta posibilidad, ya que en el caso de los padres con hijos en diferentes centros, podría darse la casualidad de que uno de ellos mantenga el calendario de la Consejería de Educación en cuanto a las vacaciones de Semana Santa, mientras que el otro cambie las fechas, lo que resultaría un «problema» para la conciliación de las familias.

La presidenta de la Confapacal explicó que ve «bien» que se pueda modificar el calendario escolar, pero contempla que lo que beneficiaría a todo el entorno educativo es que «todos los centros de una misma localidad o provincia, se pongan de acuerdo para conciliar las modificaciones, no que cada uno haga lo que quiera».

Sobre esta idea, propone una regulación o decreto que determine que «sí» se puedan solicitar cambios en el calendario, siempre y cuando toda una localidad y provincia cuente con las mismas modificaciones. «Si esto no se hace y cada centro establece su propio calendario vacacional para la Pascua, la conciliación familiar será nula», manifestó.

Además, afirmó que los padres están «disgustados» por el cambio que sufren las pruebas extraordinarias, ya que pasan de septiembre a finales de junio. «Los alumnos salen muy perjudicados con esta medida, pues les dejan con sólo diez días para que se preparen las recuperaciones», apuntó, y añadió que para aquellos con una o dos asignaturas pude resultar «sencillo», pero para aquellos con más de dos es «imposible» que estudien un curso entero en diez días.

El objetivo del cambio es que los alumnos que quieran acceder a la universidad con asignaturas pendientes puedan recuperarlas e incorporarse a la universidad –el que lo desee– a la vez que el resto de universitarios, sin tener que esperar a mediados de septiembre –como ha ocurrido otros años– para poder iniciar sus clases. Marina Álvarez explicó que esta modificación se ajusta al calendario de las universidades, y que «solo» mira por los intereses de las mismas, «sin tener en cuenta a nuestros alumnos que son lo más importantes», por lo que exige que se «rectifique» de inmediato el nuevo almanaque.

La Confapacal «vuelve» a estar en desacuerdo con al Junta de Castilla y León «al pretender que nuestros hijos hagan sus exámenes de recuperación sin apenas tiempo para prepararlos», por ello, animan a las familias de la Comunidad a presentar una reclamación en la Consejería de Educación sobre su rechazo a la modificación del Calendario escolar.

Fernando Rey: “El calendario escolar no se puede fijar en función de criterios religiosos o antirreligiosos en un estado aconfesional”

El consejero de Educación subraya que este año han “flexibilizado la norma”, y señala que “hay gente que convive mal con la libertad de elección”

El consejero de Educación, Fernando Rey, salió hoy al paso del la polémica generada tras la publicación ayer en el Bocyl del calendario escolar para el curso 2017-2018 y señaló que “el interés fundamental es el equilibrio pedagógico entre periodos de clase y de vacaciones en favor del alumnado. Luego hay otro tipo de intereses que son atendibles: religiosos, tradicionales, económicos, de conciliación.. pero lo primero son los escolares”. “Los argumentos religiosos en un estado aconfesional son atendibles, pero no podemos poner el calendario escolar en función de criterios religiosos o antirreligiosos”, apuntó tras rechazar la petición de Junta de Cofradías de que el calendario escolar coincida con el católico.

En ese sentido, Rey señaló que mientras la Junta de Cofradías realiza esa petición otras personas piden que se supriman las fiestas tradicionales porque están ligadas al calendario religioso católico y hay mucha gente que no es católica. “En realidad las mantenemos porque fiestas que en origen fueron de tradición religiosa ahora se han secularizado y su fundamento es tradicional”, aclaró.

Asimismo, el consejero aseguró que “no hay caos ni desorden”, ya que “las vacaciones el próximo serán como siempre que las vacaciones de Semana Santa caen un poco antes en el calendario”. “Es una fiesta movible, cuando caen antes las vacaciones de Semana Santa se celebran en la semana de Pascua, cuando caen mucho después se celebran, como este y los dos años anteriores, en la de Semana Santa”, explicó.

Rey recordó que hasta este curso la regla era la de la unanimidad del municipio, algo que podía producirse en un pequeño municipio con uno o dos colegios, pero que en ciudades grandes era inviable y nunca se había producido. “Hemos flexibilizado la norma para que haya más libertad, pero hay gente que convive mal con la libertad de elección”, lamentó.

Según aclaró, un centro de forma individual puede solicitar el cambio, si así lo acuerdan profesores, padres y alumnos a través de su Consejo Escolar, y la Dirección Provincial determinará si se le concede o no. Sin embargo, si en ese centro hay niños transportados desde otras localidades, o un comedor al que van niños de varios colegios, tendrán que coordinarse todos los afectados.

Si no hay acuerdo, vacaciones en Pascua

“Salvo petición expresa del Consejo Escolar en caso de que se haya alcanzado un acuerdo en su seno, la regla es que las vacaciones serán la semana de Pascua. Si en algún caso hay un sentimiento en la comunidad escolar de que los niños en vez de tener los cinco días de vacaciones la semana de Pascua quiere tener lunes, martes y miércoles santo y lunes y martes de Pascua, podrán hacerlo tras cursar la solicitud pertinente. De ese modo nos encontraremos con que hay colegios que puedan tener unas vacaciones y otras en esas dos semanas. Pero esto ya ocurre en relación algunos municipios de Soria que empiezan las clases antes que el resto porque luego se toman la fiesta de San Juan”, argumentó.

Rey señaló que han optado por esta flexibilización porque el curso que viene el equilibrio de días lectivos entre un periodo y otro será básicamente semejante, pero al año siguiente la Semana Santa caerá demasiado pronto. “No queríamos estar todos los años con esta cantinela, sino establecer una regla general que dé seguridad”, afirmó.

Tras apuntar que “no todo el mundo vive la Semana Santa con la misma intensidad”, y recalcar que “lo principal e innegociable es el interés pedagógico de los escolares”, el consejero aseguró que la Semana Santa “tiene un arraigo espectacular en la Comunidad”. “Posiblemente no haya ninguna manifestación popular sostenida en el tiempo de esa dimensión, pero lo primero es lo primero: el interés académico de nuestros escolares y alcanzar un equilibrio entre tiempo académico y de descansos”, añadió apuntando que desde la Consejería confían en “la autonomía de los centros, la vida escolar y la comunidad educativa”.

También te gustará...

1 Respuesta

  1. Gloria Pérez García dice:

    “Mientras, el profesorado afirma que «les da igual» cuál sea la fecha para las vacaciones, ya que la Semana Santa es una festividad que cae en diferentes fechas cada año. Pero, por el contrario, manifiestan estar «hartos» de la polémica que suscita entre el colectivo educativo el calendario del próximo curso.” Buenos días, copio esta frase literal de la noticia porque estoy completamente en desacuerdo con ella. ¿Acaso se ha hecho una encuesta entre los profesores para afirmar esto con esta rotundidad? ¿Es que los profesores somo una masa homogénea?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Simple Share Buttons