El 20% de los alumnos acuden a diario a clase sin tomar desayuno

Este mal hábito alimenticio se agrava con el importante consumo de los escolares de bollería industrial y chuches, que suelen dedicar a la primera comida del día menos de 10 minutos

Aranda / Educación y salud

Alumnos IES Empecinado desayunando

Alumnos IES Empecinado desayunando

La alimentación saludable no forma parte de las materias curriculares que se contemplan en los temarios oficiales, pero los docentes comprometidos con el correcto desarrollo integral de sus alumnos suelen reservar espacio en sus clases para hablar de los buenos y malos hábitos en la mesa. Un ejemplo lo hemos encontrado en el IES El Empecinado de la capital ribereña, cuyos escolares proceden en un 50% de las localidades de la comarca, con lo que sus jornadas son más largas al tener que añadir los viajes de ida al centro y regreso a casa. Su cuerpo docente, encabezado por el Departamento de Convivencia, detectó que había algunos hábitos alimenticios poco saludables e idearon un programa completo de actividades que se ha puesto en marcha este curso y que ayer concentraba el mayor número de actividades.

IES Empecinado Aranda de Duero (Burgos)

La sospecha sobre los incorrectos hábitos alimentarios de los estudiantes quedó patente en los resultados de una encuesta realizada entre 340 alumnos de los dos ciclos de ESO y primer curso de Bachillerato. Entre todos, el 19%, es decir, 64 alumnos manifiestan que van al instituto sin desayunar como norma habitual. Además, entre los que sí desayunan, en su menú incluyen más a menudo de lo que sería recomendable la bollería industrial, un 9%, aunque predomina la ingesta de leche (34%) e hidratos de carbono, como galletas (19%) y cereales (12%).

En el lado de las malas costumbres alimenticias también resalta el escaso tiempo que se dedica a la comida más importante del día, ya que el 89% del alumnado lo hace en menos de 10 minutos y casi la mitad pendientes de un aparato tecnológico, casi siempre la televisión o el teléfono móvil. Eso sí, muchos de los chavales, más del 70%, se encargan ellos mismos de prepararse el desayuno, lo que fomenta su autonomía.

Tras analizar las respuestas obtenidas, los docentes se mostraron preocupados por el 28% de los estudiantes que no llevan ningún alimento a modo de almuerzo para los descansos entre clases, y eso que la jornada es de seis horas, pero esta carencia se suple con compras habituales en la cafetería, en las que los ‘clientes’ se decantan por el bocadillo, la mitad, o las chucherías y la bollería, que suman el 48%.

A la vista de estos resultados, desde el Departamento de Convivencia abogan por instruir a los alumnos en alimentación saludable, con hábitos como eliminar las chucherías y bollos industriales de su menú diario y sustituirlos por alimentos naturales.

Enlace noticia

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Simple Share Buttons