El Gobierno mantiene el calendario de la Lomce a pesar de la oposición

El Gobierno en funciones confirma sus reformas.

La LOMCE

El Gobierno en funciones sigue adelante con sus planes y no quiere saber nada de suspender el calendario de la Lomce, como pide la mayoría de la oposición. El impasse político beneficia al PP y a sus reformas. El deseo de los otros partidos de la oposición de acabar con las políticas del PP se topa con la falta de un nuevo Gobierno.

Mientras eso sucede, el Gobierno en funciones mantiene la Lomce, se reafirma en las medidas aprobadas en ella y ya avisa que hay tiempo de sobra para la evaluación final de Bachillerato, que sustituirá a la Selectividad. La incapacidad de los partidos para ponerse de acuerdo es proverbial. Incluso entre quienes parece que piensan de forma parecida. Ni PP ni Ciudadanos ni PSOE ni Podemos parecen dispuestos a llegar a acuerdos, aunque nunca se sabe. La necesidad de desbloquear la situación puede llevar a consensos ficticios, acuerdos precarios, pactos débiles e inestables.

Todo con tal de alcanzar el tan ansiado gobierno de la nación. Mientras, el PP mantiene su rumbo.

La evaluación de Bachillerato será en 2017, similar a la actual Selectividad.

El Ministerio de Educación ha confirmado que el calendario de implantación de la Lomce va seguir tal cual está previsto en la propia ley, de manera que la nueva evaluación final de Bachillerato se aplicará por vez primera a finales del curso 2016-17, con una estructura similar a la Selectividad.

La Conferencia de Rectores ha pedido a Educación la prórroga de la actual prueba de acceso a la universidad hasta ese curso debido a la indefinición que existe en torno a la evaluación final de Bachillerato, que imposibilita a las universidades aprobar sus criterios de admisión, según argumentan.

Acogida de la CRUE

Por el contrario, fuentes ministeriales han replicado que los responsables de este departamento han hablado con los de CRUE en numerosas ocasiones, han tratado las cuestiones técnicas de la nueva prueba y éstas han sido bien acogidas por los rectores.

Las fuentes añaden que ha quedado claro que “no existe ninguna indefinición jurídica y hay tiempo más que suficiente, pues queda más de un año para realizar la evaluación”.

Además, esa evaluación estará diseñada para dar “todas las facilidades” a alumnos, por eso tendrá una estructura “similar” a la actual prueba de acceso a la universidad. La diferencia más importante, apuntan las fuentes, es que será una prueba única en toda España.

El secretario general de Universidades, Jorge Sainz, ha insistido en que la propuesta del Ministerio consiste en que las pruebas de la evaluación de Bachillerato sean similares a las ya existentes y se celebren de manera semejante para que los estudiantes no se vean afectados. Participarán las universidades y los profesores de Bachillerato, según el Ministerio.

El calendario de la Lomce establece que la evaluación final de Bachillerato se aplicará por primera vez al terminar el curso 2016-17 al alumnado que haya cursado 2º de Bachillerato, si bien aún no ha sido regulada por un desarrollo normativo posterior del Ministerio.

En cualquier caso, no tendrá efectos académicos en esa primera ocasión (no será necesario superarla para obtener el título de Bachiller), pero sí se tendrá en cuenta para el acceso a la universidad, ya que desaparece la Selectividad.

Ante la falta del desarrollo normativo necesario para la concreción de la evaluación final de Bachillerato, la CRUE ha instado a una moratoria excepcional de la actual PAU.

Por su parte, el secretario de Educación del PSOE, José Miguel Pérez, ha denunciado “el daño irreparable que la implantación de una ley injusta como la Lomce está provocando” y ha reclamado al Gobierno y al Ministerio que “tomen conciencia” de esta situación y “convoquen con carácter de

urgencia una Conferencia Sectorial para que, junto a las comunidades autónomas, se puedan  adoptar medidas que paralicen las reválidas en Primaria para este curso, aclaren la situación del alumnado que accede a los ciclos de Formación Profesional o los desdoblamientos en 4º de la ESO, al tiempo que se acuerde un sistema que permita a las comunidades resolver la situación de repetidores de 2º de Bachillerato y que sea el Ministerio quien asuma el coste adicional de dichos alumnos, entre otras medidas”.

José Miguel Pérez ha señalado también “la escasez de oferta de Formación Profesional, que está olvidada y abandonada por el Ministerio. La anterior legislatura fue perdida para el avance de la misma”, ha añadido. “Ni la FP Básica ni la dual pueden suplir la urgente necesidad de ampliar y mejorar la oferta de titulaciones de Grado Medio y de Grado Superior en todo el sistema educativo”, ha asegurado el secretario socialista de Educación. “Pero, sobre todo, ninguna de esas iniciativas nos ha permitido avanzar en la  construcción de un verdadero sistema integrado de FP ”, ha concluido.

Además, el Grupo Socialista del Senado ha hecho un llamamiento al Gobierno en funciones en favor de “la paralización inmediata” del calendario de implantación de la Lomce en todos aquellos aspectos que no han entrado en vigor, y también le ha reclamado que “impulse un proceso de diálogo y negociación” para alcanzar en los próximos meses “un pacto social y político por la Educación”, que se traduzca en un nuevo marco legislativo consensuado y estable, tal como explicó el portavoz del PSOE en el Senado, Vicente Álvarez Areces, el pasado 15 de marzo.

El calendario de la Lomce sigue sin cambios, el Gobierno no cede.

Tiempo suficiente para preparar la evaluación de Bachillerato: El Ministerio cree que “no existe ninguna indefinición jurídica y hay tiempo más que suficiente para realizar por primera vez la prueba de Bachillerato”.

LOMCE-STOP

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons