Stecyl considera que no hay excusas para la aplicación de la jornada de 35 horas.

Hace escasas fechas, Francisco Igea, a la sazón Vicepresidente, Portavoz y Consejero  de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, se despachaba con unas declaraciones  en las que veía “poco probable” la implementación de las 35 horas semanales en la Función Pública y que se “estudiaría” su aplicación a lo largo de la legislatura. Asimismo cifró entre 110 y 120 millones de euros  el importe que supondría  dicha aplicación. La Junta de Castilla y León anda escasa de ingresos pero eso no es óbice para que hace dos semanas el consejero de Hacienda anunciase rebajas en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y en el IRPF así como nuevas desgravaciones fiscales.

Llegados a este punto sería conveniente recordar que STACYL  ya denunció  esta farsa el mismo día 21 de mayo en un comunicado : ¡Ya llegan las elecciones!. Decía el comunicado:

STACYL exige al Gobierno en funciones de la Junta de Castilla y León que deje de vender humo sobre las 35 horas para el personal empleado público de la administración regional y denuncia que los sindicatos del régimen (CCOO, CSIF y UGT) se presten a participar en la campaña electoral del PP.

El pasado 17 de mayo Junta y algunos sindicatos informaban a bombo y platillo sobre un preacuerdo que devolvería a las empleadas y empleados públicos de la Junta de Castilla y León la jornada de 35 horas a partir del 1 de junio de 2019.

Se trata de un acuerdo que carece de virtualidad, ya que los firmantes del mismo, solo se comprometen a trasladar al Gobierno que se forme tras las elecciones la necesidad de realizar las modificaciones normativas necesarias para implantar la jornada de las 35 horas antes del próximo treinta de septiembre. Se trata pues de un ruego al próximo gobierno de la Junta a que realice los cambios legislativos autonómicos necesarios en la Ley 1/2012 impuesta por el gobierno autonómico del PP en febrero de 2012 y por el gobierno estatal, también del PP en abril de 2012.

STACYL deplora que estas tres centrales sindicales, sin ningún tipo de pudor, se presten a este paripé con este gobierno del PP en funciones y le echan una manita participando en esta campaña electoral, al lado del partido sustento del gobierno que nos recortó gravemente nuestros derechos laborales y retributivos. Todo ello para tratar de atribuirse un logro, que de hacerse efectivo, será fruto de la movilización de todas las empleadas y los empleados públicos y también del trabajo de otros sindicatos con una importante representación entre los empleados públicos, en especial en educación y sanidad.”

En fin, “de aquellos polvos, estos lodos”. Nos hubiera gustado  habernos equivocado en el análisis que hicimos en mayo pero  lo triste es que una vez más es el empleado público de la Junta quien paga los platos rotos de la incompetencia de unos y otros.

Es momento de decir alto y claro a la Junta que estamos hartos de excusas. Es tiempo de movilización. STACYL promoverá y participará en cuantas acciones se propongan y ello sin dejar de denunciar el “seguidismo” de algunos que nos han traído a esta situación.

La portavoz autonómica de la Federación de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza y de los Servicios Públicos (Stecyl-i), Christina Fulconis, aseguró hoy en Valladolid que no hay “excusas” que valgan de la Junta para la aplicación de la jornada laboral de 35 horas semanales para el personal público de la Comunidad Autónoma.

Una demanda que llega después de haber oído al vicepresidente, portavoz de la Junta y consejero de Transparencia, Francisco Igeal, que veía “poco probable” la implementación de esta medida en la Función Pública y que se “estudiaría” para su puesta en marcha a lo largo de la legislatura.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons