Un pueblo de Ávila lucha por mantener su escuela proporcionando ayudas a la natalidad y para libros

Villanueva de Gómez, que cuenta con 150 habitantes

alumnado_ruralEl Ayuntamiento de la pequeña localidad abulense de Villanueva de Gómez (150 habitantes) pretende mantener abiertas las aulas de su escuela mediante la concesión de subvenciones encaminadas a fomentar la natalidad y a la adquisición de material escolar para quienes estudien en su centro.

Para ello han sido aprobadas sendas ordenanzas que contemplan una ayuda económica de 200 euros a las familias en cuyo seno se produzca un nacimiento o adopción en 2015 y de 100 euros para cada alumno del Colegio Público de esta localidad situada a unos 30 kilómetros al norte de la capital.

El objetivo de ambas iniciativas que según ha comentado a Efe su alcalde, Emilio Martín de Juan, no tienen un coste excesivo, consiste en “llamar la atención” de las diferentes administraciones sobre la necesidad de “hacer algo por los pueblos”.

En este caso, las puertas de la escuela permanecerán abiertas siempre que sus aulas cuenten con más de cuatro alumnos, algo que está asegurado en los próximos tres años con los cinco alumnos actuales y los dos que se incorporarán a Primaria durante el próximo curso.

Todos ellos podrán beneficiarse de las ayudas de 100 euros que concede este Consistorio que cuenta en el presente ejercicio con un presupuesto de 160.000 euros, según señala el regidor, quien considera que el actual “era el momento de hacer algo” en esta dirección.

Por su parte, las tres familias empadronadas en Villanueva de Gómez en cuyo seno han nacido en lo que va de año un niño, también podrán solicitar los 200 euros de la ayuda que concede el Ayuntamiento.

“Se trata de incentivarles con una ayudita a que permanezcan en el pueblo para mantener la escuela abierta”, ha argumentado Emilio Martín de Juan, después de señalar que de esta manera se trata de “mantenerles en Villanueva de Gómez”.

Teniendo en cuenta la situación actual y el futuro próximo, el centro escolar puede tener asegurado el futuro en los próximo nueve años, tal y como ha apuntado el alcalde, que defiende la necesidad de que desde el gobierno, la Junta y la Diputación, también se aporte un “granito de arena para conservar los pueblos”.

Las dos ordenanzas aprobadas condicionan la concesión de las ayudas a diferentes factores entre los que destacan el hecho de estar empadronados en el pueblo y el compromiso de permanecer durante un mínimo de tres años más desde su nacimiento o adopción.

Igualmente, es imprescindible “estar al corriente de pago en el cumplimiento de las obligaciones tributarias con el Ayuntamiento”.

Estas dos ayudas municipales, cuyo presupuesto anual puede rondar los 1.000 euros, son compatibles con “las establecidas por las administraciones públicas o cualquiera de sus organismos”.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Simple Share Buttons