Cervantes, el colegio que Justa Freire y otros maestros convirtieron en un ejemplo para el mundo