Primera reducción de alumnado en dos décadas. Infantil ha perdido más de 127.000 alumnos este último curso marcado por la pandemia