La consejera descarta retrasar el inicio del curso escolar y ve correctas las ratio de alumnos por clase

La consejera de Educación, Rocío Lucas, descarta retrasar el inicio del próximo curso, se abre a flexibilizar la carga lectiva docente para adaptarse al protocolo sanitario y considera que las ratio establecidas de alumnos por clase son las “adecuadas”.

Más allá de las críticas que ha recibido por parte de los sindicatos, Lucas reconoce que las “mayores preocupaciones” que los directores están transmitiendo a la Inspección vienen dadas por las actividades extraescolares -madrugadores, tardes sin coles, etc- comedores y transporte.

“Por ello estamos elaborando una serie de protocolos específicos para esta enseñanza complementaria porque la Educación engloban desde que salen de casa hasta que llegan de nuevo a sus domicilios”, ha avanzado. De este modo, la consejera sale al paso de las críticas de los sindicatos, que hace unos días publicaron una encuesta que manifestaba las dudas de los directores de centros sobre las posibilidades reales de cumplir el protocolo.

Protocolos

La consejera ha recordado que el protocolo que presentaron estaba más enfocado a la docencia “directa”, de ahí que ahora se está trabajando en estos aspectos que, aclara, empezarían a aplicarse en el mes de octubre. Los centros tenían de plazo hasta este viernes para presentar sus planes de organización e inicio de curso, si bien Lucas cree que alguno “apurará” algo más debido a que hasta la semana pasada no han conocido el “ajuste” docente que va a realizar la Consejería. “Todavía no conocemos el número definitivo de profesores que se van a incorporar el próximo curso porque la matrícula no está cerrada del todo, pero la horquilla de 550 a 600 es la que se está planteando. Tendremos ajustes al igual que en la Formación Profesional que todavía no está terminado”, explica.

Refuerzo de profesores y ratios

Un número de profesores que Lucas considera “adecuado” a pesar de que los sindicatos reflejaran, a través de una encuesta, que solo un 15 por ciento de los centros tenía los docentes necesarios para aplicar el protocolo.

“Respeto todas las encuestas, pero no sé si la pregunta se la hicieron antes de conocer los refuerzos que en este sentido van a tener”, incidía la consejera. En este punto, también quiso salir al paso de campañas, movilizaciones y exigencias sindicales sobre la reducción de ratios en las aulas de la Comunidad. Al respecto, recuerda como el protocolo contempla ya menos alumnos por clase, de acuerdo con Sanidad.

“Sí que es cierto que tenemos la ventaja de que en la zona rural las ratio están mucho más reducidas que en otras CCAA y ahí es más fácil cumplir con las medidas de seguridad e higiene. Pero en la zona urbana hemos reducido ratios. En Infantil y primero de Primaria vamos a 22 cuando lo normal es ir a 25, 27; y en Secundaria y Bachillerato, que las ratio suelen ser a 30-32, se hacen a 25, con lo cual sí que se ha producido una reducción del número de alumnos por grupo y que es lo que motiva la contratación de cerca de 600 profesores”, ha argumentado.

Equipos directivos

Una encuesta que también reflejaba que solo el doce por ciento estaba en condiciones de aplicar el protocolo, algo que matiza Lucas. “Reitero que respeto todas las encuestas, pero tenemos más de 1.000 centros y la muestra se ha hecho sobre 300, que es importante. Pero las inspecciones no nos están transmitiendo que tengan problemas en cuanto a espacios para ubicar el protocolo. Estamos en contacto y si vemos alguna dificultad nos pondremos en contacto con ellos para solventarla”, ha añadido.

Carga lectiva

Donde sí se ha mostrado más flexible es a la hora de aliviar la carga lectiva docente, otra de las reivindicaciones de sindicatos y equipos directivos. Lucas explica que se ésta “analizando” ya que el protocolo establece una entrada “escalonada” de los alumnos y ha recordado que a esto, hay que añadir, que más de 35.000 alumnos utilizan el transporte escolar. “Hay que compaginarlo con la formación lectiva”, ha reconocido.

El curso, el 9 de septiembre

Lo que sí se mantendrá, si la situación epidemiológica no dice “lo contrario”, es el inicio de curso, fijado para el próximo 9 de septiembre en Infantil y Primaria. “Los plazos que estamos marcando se están cumpliendo”, asegura la consejera que recuerda que la idea era empezar “antes” debido a que la segunda oleada se preveía para octubre.

“Empezamos el día 9 porque es la fecha que entendemos que tenemos los procesos ordinarios y los de matrícula extraordinaria completos. Con lo que están haciendo ahora los equipos directivos, más la primera semana de septiembre entendemos que hay tiempo suficiente para organizarse”, ha añadido.

¿Incremento gastos?

Todo esto con un presupuesto que analizan “día a día”, pero cuyo incremento, con respecto a anteriores ejercicios no se atreve a cifrar porque sería “aventurado”. “Estamos en conversación continúa con la Consejería de Hacienda para elaborarlo y vamos viendo lo que se necesita día a día. Ya no es solo el incremento en docentes, también en mascarillas, hidrogel, mamparas, en todas esas medidas que son necesarias para que el entorno sea lo más seguro al comienzo del curso ordinario”, ha explicado.

Limpieza y mantenimiento centros

En este sentido, también se ha referido a las críticas que llegan desde los Ayuntamientos de la Comunidad por la falta de concreción de presupuesto para hacer frente al incremento del gasto en personal de limpieza de los centros.

“La semana pasada la Junta aprobó subvenciones para compensar ese exceso. Se va a inyectar al trimestre 630.000 euros y según transcurra la situación epidemiológica iremos viendo, pero sí se va a ayudar a las entidades locales”, ha aclarado.

Burocracia contra docencia

Por último, reconoce la “carga burocrática” que está padeciendo en este curso los equipos directivos, muchas veces por leyes “ajenas” a la autonomía, por lo que se ha comprometido a corregirla y buscar un “equilibrio” entre los documentos que son necesarios para dar “seguridad jurídica” a todo el sistema.

En una entrevista concedida a Europa Press, Lucas ha avanzado que la Consejería trabaja, además, en nuevos protocolos para regular “al detalle” los pasos a seguir en las actividades extraescolares y el transporte escolar, “principales preocupaciones” que los equipos directivos han transmitido estos días a las Direcciones Provinciales de Educación antes de mandar sus planes de inicio de curso. Este es el calendario del curso 2020/2021.

“Durante los meses de junio y julio, no ha habido incidencias en ninguna de las actuaciones que hemos llevado a cabo en el ámbito educativo que nos condicionen a que pueda ser un septiembre distinto si la situación epidemiológica del conjunto de la sociedad continúa como hasta ahora. Confiemos en que vaya bien”, ha asegurado la titular de un departamento que está haciendo “lo máximo” para que la vuelta al colegio “salga bien”.

El pasado 6 de julio, la Consejería presentaba un protocolo que marcaba la organización de los centros y que, entre otras medidas, establecía para Infantil y el primer curso de Primaria la constitución de “grupos estables de convivencia”, con un máximo de entre 22 y 25 alumnos que no necesitarán usar mascarilla ni guardar las distancias de seguridad, eso sí, sin interactuar con el resto y sin compartir espacios “en la medida de lo posible”.

Esta guía, que cuenta con la supervisión de la Dirección General de Salud Pública, es la que, durante todo este tiempo, los equipos directivos de los más de 1.000 centros educativos trabajan para adaptar a sus alumnos e instalaciones.

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.