Stecyl-i solicita a la consejería de Educación que garantice la seguridad y salud del profesorado ante la pandemia.

Carta de STECyL-i a la Consejera de Educación ante la situación en los centros educativos

  • Stecyl.i denuncia que las gestiones y documentación que se han de hacer derivadas de la pandemia están poniendo al profesorado responsable ante una situación de estrés insostenible.
  • Solicitamos también que se realicen cribados de detección preventiva entre el profesorado y el alumnado para garantizar la presencialidad y la seguridad de los centros educativos.
  • Para STECyL-i que sea el profesorado del propio centro quien ejerza de sustituto es totalmente inadecuado por lo que se solicita la sustitución inmediata del profesorado de baja.

Estimada Consejera,

En STECyL-i seguimos estando muy preocupados por la situación epidemiológica de nuestra comunidad y la incidencia que nos están comunicando los centros educativos tras una semana de actividad lectiva. La guía publicada el pasado miércoles 12 de enero y la información enviada a los centros a través de Atención Primaria ha generado mucha inquietud y malestar.

El gran volumen de contagios que se están produciendo, dentro y fuera del ámbito educativo, están generando una carga de trabajo excesiva tanto para los equipos directivos como para las personas responsables de los equipos COVID en los centros. La documentación que es necesario completar con los datos de alumnado contacto estrecho y las gestiones derivadas de ello están poniendo al profesorado responsable ante una situación de estrés insostenible.

Los nuevos protocolos acordados para el desarrollo de las cuarentenas y cierre de aulas están generando dudas e incertidumbres que es necesario resolver. Estamos recibiendo quejas por parte de los centros en relación con la información recibida por las familias: en algunos casos los rastreadores y médicos de atención primaria les indican que el alumnado no vacunado o sin la pauta completa debe acudir al centro a pesar de convivir con personas contagiadas por COVID. Esta ambigüedad está multiplicando las consultas y el trabajo de los equipos directivos, desbordados por la situación que se está produciendo.

Solicitamos también que se realicen cribados de detección preventiva entre el profesorado y el alumnado para garantizar la presencialidad y la seguridad de los centros educativos.

La Consejería de Educación debe garantizar la seguridad y la salud del profesorado y evitar los riesgos derivados de la COVID 19. Valoramos positivamente que se haya atendido la demanda de STECyL-i de dotar con mascarillas FFP2 a todo el personal de los centros educativos ya que se ha demostrado que son las más seguras, pero insistimos en la necesidad de abordar la situación particular de aquellos docentes que, por diferentes razones, por ejemplo: por patologías crónicas, profesoras embarazadas, etc. están más expuestos y su salud corre más peligro que el resto de personas que trabajan en los centros educativos. Desde STECyL-i exigimos que se busque una solución para todas estas personas que les evite estar expuestas al contagio dentro de un aula, al menos durante este periodo álgido de casos producidos por la variante Ómicron.

La sustitución inmediata del profesorado de baja es también imprescindible para evitar la multiplicación de contagios. Para STECyL-i que sea el profesorado del propio centro quien ejerza de sustituto es totalmente inadecuado. Si el actual ritmo de contagios se mantiene durante mucho tiempo puede que haya centros que entren en una situación de colapso por falta de profesorado. La atención y refuerzo al alumnado se ha paralizado ante el gran volumen de alumnos y alumnas confinados en sus casas y que requieren atención telemática. Unido a esto la ansiedad y el exceso de trabajo que están sufriendo los trabajadores y trabajadoras de los centros educativos puede provocar otras circunstancias no deseables en este momento de fatiga pandémica. Es necesario articular un sistema claro y ágil para la obtención de las bajas y su comunicación.

A juicio del profesorado la semana pasada ha sido la peor de toda la pandemia en los centros. La que ha empezado continúa siéndolo por el goteo constante de nuevos casos de alumnado enfermo y aulas que se deben confinar. Por ello pedimos que la Consejería actúe e informe con claridad a todos los equipos directivos sobre las novedades que se han producido, se reduzca la burocracia de los equipos COVID para que puedan desarrollar adecuadamente su trabajo y aborde sin demora las cuestiones que hemos planteado.

Atentamente, un saludo,

Christina Fulconis Maroto
Portavoz STECyL-i

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.